Precio de una barbacoa de obra

Una barbacoa de obra tiene un coste total de 700 € - 900 € aproximadamente.


En esta guía

Antes de instalar una barbacoa
Ventajas e inconvenientes
Construcción y materiales
Alternativas
Precio
Normativa

¿Cuánto cuesta construir una barbacoa de obra?

Las barbacoas son elementos para exterior que cumplen las funciones de una cocina al aire libre. Pueden ser de obra, prefabricadas o portátiles. Las barbacoas de obra las construyen los albañiles, y las prefabricadas las puede montar el mismo usuario y se venden en kits en centros de bricolaje y jardinería.

De media, una barbacoa de obra de dos cuerpos realizada con ladrillo refractario tiene un coste total de unos 700 €-900 € con material y mano de obra.

Antes de instalar una barbacoa

Las barbacoas se pueden ubicar en cualquier parte del jardín, pero conviene que la zona esté a la sombra para poder usarlas en días de calor, lejos de materiales inflamables como la madera y en zonas resguardadas del viento.

Es mejor instalarlas lejos de los árboles, que pueden estropearse con el calor y además suponen un importante riesgo de incendio. Procuraremos controlar la dirección del viento, de forma que siempre arrastre el humo lejos de la zona escogida como comedor en el jardín o terraza.

También es aconsejable colocarlas adosadas a un muro, aunque pueden dejarse exentas. Además, conviene colocar iluminación para poder usar la barbacoa cuando anochezca y también es recomendable disponer de un grifo cercano.

Es muy importante no utilizar nunca materiales líquidos inflamables, tales como alcohol o gasolina, a la hora de encender una barbacoa. Para facilitar el encendido de las brasas, existen productos apropiados en viveros y centros de jardinería y bricolaje.

Ventajas e inconvenientes

Las barbacoas de obra son las que se construyen con materiales propios de las obras de albañilería, como ladrillos, bloques de hormigón y argamasa:

VentajasInconvenientes

Infinita variedad de diseños personalizables

Si adquirimos los materiales en almacenes de construcción nos pueden salir bastante baratos

Si hemos construido o reformado la casa recientemente, podemos aprovechar los materiales sobrantes para construir la barbacoa

Son muy sólidas, resistentes y decorativas

Existe la posibilidad de integrar el diseño y el acabado con el exterior de la vivienda

Son complicadas de construir y a menudo se necesita contratar a un albañil

Una vez construidas, no se pueden desplazar ni desmontar sin derribarlas

Ocupan un espacio considerable

Realizar o escoger un diseño adecuado puede ser complicado


Construcción y materiales

Una barbacoa de obra necesita una base firme sobre la que asentar los bloques o ladrillos. Lo mejor es construir una solera de hormigón y ubicar sobre ella la construcción. También se puede montar sobre un suelo cerámico.

Para construirla pueden utilizarse indistintamente ladrillos, bloques de hormigón o piedra natural y mortero refractario. Eso sí, la zona donde se hace el fuego debe revestirse con ladrillos refractarios, específicos para estos trabajos.

Alrededor de la zona de la parrilla conviene colocar otros espacios con estantes y un depósito para la leña, siempre que dispongamos de espacio. Para evitar llenar de humo el jardín, es recomendable poner sobre la parrilla una chimenea o campana con forma de embudo que lo conducirá hacia arriba.

El revestimiento exterior de la barbacoa puede realizarse con mortero monocapa, revestimientos cerámicos (azulejos o gres), lajas de piedra decorativa, piedra sintética, ladrillo o pintura especial resistente al calor y a la intemperie.

Alternativas

Barbacoas prefabricadas

Estas estructuras se venden en centros de bricolaje, jardinería y viveros, y son fáciles de instalar:

VentajasInconvenientes

Son económicas, fáciles de encontrar y trasladar, y para montar uno mismo

Nos ahorramos los costes del albañil y el transporte de los materiales

Se montan con rapidez; en un día tenemos lista nuestra barbacoa

Hay diseños variados para todos los gustos, espacios y presupuestos

Las tenemos que montar nosotros mismos

Hay que adaptarse a los diseños existentes


Al igual que las de obra, estas barbacoas necesitan también una base firme, estable y nivelada. Un suelo cerámico o de hormigón puede ser perfecto; si no lo tenemos, habrá que construir una solera excavando el terreno y rellenándolo de hormigón. Este trabajo lo realizan los albañiles.

Las barbacoas prefabricadas están realizadas a base de piezas y bloques de hormigón aligerado, y también con piedras naturales resistentes al calor (como la piedra de Gard), piedra artificial y ladrillos refractarios.

Aunque se suele aconsejar el uso de la silicona o adhesivo refractario para pegar las piezas, es recomendable construir la barbacoa con mortero refractario en su totalidad para evitar futuras grietas y pérdidas de material en las juntas.

Es aconsejable aplicar para terminar un producto especial para impermeabilizar fachadas por toda la superficie de la barbacoa y así hacerla más resistente a la lluvia y la intemperie.

Barbacoas portátiles y barbacoas de gas

Además de las barbacoas de obra y las prefabricadas, existen también modelos metálicos portátiles y barbacoas de gas. Aunque no son tan amplios y sólidos, tienen la ventaja de que se pueden trasladar y que no hay que construirlas ni montarlas.

Las barbacoas de gas no necesitan leña ni carbón, ni hay que hacer las brasas para poder cocinar en ellas. Funcionan transmitiendo calor a unas piedras especiales; para encenderlas sólo hay que abrir la llave y prender la llama.

Precio

Una barbacoa de obra de dos cuerpos (hueco para la leña y parrilla en uno, y encimera de trabajo en el otro), realizada con ladrillo refractario tiene un coste total de 700 €-900 €  aproximadamente con material y mano de obra.

Las barbacoas prefabricadas tienen una gama de precios muy amplia, dependiendo del modelo y el tamaño. Hay opciones en hormigón refractario desde 139 €, sin campana, con parrilla y con estante inferior. Con campana y de hormigón refractario (sin ladrillo), desde 189 €.

Una barbacoa de hormigón y ladrillo refractario, con parrilla, espacio para la leña y campana, sale por unos 400 €-500 €; se le pueden añadir accesorios como una bancada de trabajo (en hormigón y ladrillo refractario, alrededor de 200 €; sólo en ladrillo, unos 400 €).

Las barbacoas móviles de metal se pueden encontrar a partir de 13 €, según el tamaño y el modelo; las hay en hierro fundido de hasta 325 €. En cuanto a las barbacoas de gas, hay opciones desde 90 € aprox. y pueden llegar a costar más de 400 €, dependiendo del tamaño, el diseño, los accesorios y la potencia.

Normativa

  • Desde el punto de vista legal no existe una norma específica que regule el uso de las barbacoas en las comunidades de vecinos. Sin embargo, siempre es conveniente poner en conocimiento de la comunidad la futura construcción de la barbacoa para obtener el consentimiento y enterarse de lo dispuesto en los Estatutos de la comunidad.
  • También hay que asegurarse de que los humos y los olores no molestarán a nadie, ya que se puede infringir el Artículo 7, Punto 2 de la Ley de la Propiedad Horizontal:

“Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.  

  • Además, es posible informarse también en el departamento de urbanismo del Ayuntamiento correspondiente; la normativa para este tipo de construcciones tiene carácter local y prevalece sobre lo que dicte la comunidad de vecinos.


¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Metodología y recursos