Precio de una caldera de gasoil

El precio medio de instalar una caldera de gasoil es de unos 3.800 €.

En esta guía

Ventajas e inconvenientes
Funcionamiento
Tipos de calderas de gasoil
Termostatos
Potencia
Instalación
Precio
Mantenimiento
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar una caldera de gasoil?

Una caldera de gasoil es un dispositivo eléctrico que sirve para aportar agua caliente sanitaria (ACS) y/o calefacción a las viviendas.

El precio medio de instalar una caldera de gasoil de acumulación en una zona accesible de la casa,con depósito de 1000 l y modificando ligeramente la instalación es de 3.800 €.

Ventajas e inconvenientes

Instalar una caldera de gasoil tiene muchas ventajas. Los pros y los contras de este sistema son los siguientes:

VentajasInconvenientes

Se pueden instalar en viviendas aisladas

Calientan más rápido y cubren más superficie

Más duraderas

Más económicas

Requieren menos mantenimiento

Muy seguras

Combustible menos económico que otros

El precio del gasoil está sujeto a fluctuaciones

Hay que tener espacio para el depósito

Hay que asegurarse de que la zona tiene suministro de combustible


Funcionamiento

Las calderas de gasoil tienen un depósito en el que almacenan el combustible. Desde el depósito, el gasoil pasa al quemador y allí es vaporizado. Entonces se encienden unos electrodos que hacen arder el gasoil vaporizado, generando llamas. El fuego calienta el quemador y el intercambiador: el agua que fluye por el interior de este se calienta y pasa a los radiadores y/o los grifos.

Tipos de calderas de gasoil

Podemos establecer una clasificación de las calderas de gasoil de acuerdo a varios factores: el servicio que prestan, el funcionamiento y el material del que están fabricadas.

Según el servicio que prestan

Las calderas pueden dar servicio al sistema de calefacción, a la red de ACS o a ambos. Según esto, se clasifican en:

  • Calderas para calefacción. Utilizan el gasoil para calentar el agua de los radiadores o el suelo radiante. Son aconsejables cuando la casa cuenta ya con otro sistema para aportar ACS a la vivienda, un termo eléctrico u otra caldera. Se pueden adquirir desde 550 €, con 27 kW de potencia.
  • Calderas mixtas. Combinan la producción de ACS con la alimentación del sistema de calefacción. Si la vivienda no cuenta con ninguno de los dos sistemas, es muy recomendable instalar una caldera de este tipo para aunar ambos servicios. Estas calderas tienen un precio desde 1.000 €, con una potencia de 20kW.

Según su funcionamiento

Independientemente de si aportan solo calefacción o también ACS, dependiendo de su funcionamiento las calderas pueden ser instantáneas, de acumulación, de condensación y de baja temperatura. Los precios y características indicados son para una caldera que dé servicio a una vivienda media, de uso permanente y con 3-4 personas y no incluyen la instalación.

  • Instantáneas. Calientan el agua de forma instantánea justo cuando se necesita. El precio de una caldera instantánea mixta parte de unos 1.200 €.
  • De acumulación. Estas calderas llevan conectado un acumulador donde se almacena el agua caliente para poder utilizarla cuando se necesite. Para una vivienda como la indicada, el acumulador debe tener una capacidad de 100 l como mínimo. Su precio suele ser a partir de unos 2.200 €.
  • De condensación. Estas calderas condensan los gases de la combustión del gasoil, aprovechando el calor que se produce cuando el vapor de agua pasa a estado líquido. Este calor se utiliza para calentar también el agua de los radiadores y/o grifos. Se pueden adquirir a partir de unos 2.300 €.
  • De baja temperatura. El mecanismo de estas calderas se adapta a las necesidades puntuales de cada momento, regulando constantemente el aporte de agua y calefacción. Así se evita que el sistema esté arrancando y parando constantemente y el consumo se reduce de forma considerable. Estas calderas tienen precios a partir de 1.600 €.

Las ventajas e inconvenientes de cada tipo son:

Tipo de calderaVentajasInconvenientes
Instantánea

Tamaño pequeño

Consumen poco

Económicas

No aportan agua caliente a más de un grifo al mismo tiempo
Baja temperatura

Bajo consumo

Alta eficiencia energética

Alto rendimiento (cerca del 95%)

Baja corrosión

Ahorro energético medio de un 25 %

Menos económicas que las instantáneas

No aprovechan la energía de los gases de la combustión

De acumulación

Muy eficientes

Para viviendas grandes con alto consumo de agua

Dan ACS a varios grifos a la vez

Gran tamaño

Menos económicas

Alto consumo de gasoil

De condensación

Máximo rendimiento (el 100%)

Ahorran hasta un 30% de energía con respecto a una caldera convencional

Regulan la temperatura según la demanda

Bajas emisiones de NOX

Las menos económicas

Necesitan un sistema de evacuación de ácidos condensados

La instalación debe realizarse con materiales que soporten los ácidos condensados


Según el material

El tercer factor según el cual podemos clasificar las calderas de gasoil es el material con el que están fabricadas. En este sentido, podemos agruparlas en dos tipos:

  • Calderas de chapa de acero. Son más económicas y resultan más eficientes: la chapa de acero permite crear más pasos de humos, es decir, huecos por los que pasa el humo y calienta el agua. También son más ligeras. Como desventajas, estas calderas son menos resistentes y duraderas.
  • Calderas de hierro fundido. El cuerpo de la caldera es de este material y cuenta con menos pasos de humos. El motivo es que los pasos no se pueden abrir en el metal una vez fundido, sino que hay que crearlos durante el proceso de fabricación. Más duraderas y resistentes, también son más pesadas, lo que encarece el proceso por el transporte y la instalación.

Termostatos

El termostato es el dispositivo que controla el sistema de calefacción de la vivienda, permitiendo ajustar la temperatura de forma manual o automática. Las calderas de gasoil suelen incluir su propio termostato, pero también se pueden añadir al sistema de forma externa. Estos dispositivos son de dos tipos:

  • Termostatos estándar. Los hay de tipo analógico o digital. Cuentan con mecanismos (mandos o pantallas) que permiten subir o bajar la temperatura de forma manual. Los digitales muestran en la pantalla la temperatura ambiente, por lo que resulta más sencillo ajustar la calefacción a las necesidades puntuales. Su precio parte de unos 20 €.
  • Cronotermostatos o termostatos programables. Son mucho más precisos y eficientes que los estándar. Son de tipo digital y permiten programar la temperatura para que el sistema se ajuste a las necesidades. Otra de sus funciones es programar el encendido y apagado de la caldera, para que el sistema se ponga en marcha en determinado momento. Hay dispositivos con sensor de temperatura y termostatos con conexión WiFi, para controlarlos desde el móvil, la tablet o el ordenador. Se pueden adquirir desde cerca de 40 €.

Potencia

Uno de los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta cuando se va a instalar una caldera de gasoil es la potencia. Este factor depende de las necesidades de la vivienda: tamaño, zona climática, aislamiento, número de personas que viven en la casa y si se trata de una vivienda de uso habitual o no. Por lo general, el cálculo se hace multiplicando los metros cuadrados de la vivienda por 90W y dividiendo el resultado entre 1000 para pasarlo a kW. Por ejemplo:

  • Para una casa unifamiliar de 150 m2, la potencia necesaria rondará los 13,5kW.
  • Si el tamaño está entre 150 y 200 m2, basta con instalar una caldera de 28kW.
  • Entre 200 y 250 m2 la potencia recomendada para la caldera de gasoil es de 30 kW.
  • Por encima de 300 m2 son necesarias calderas con una potencia de 40kW en adelante.

Instalación

La instalación de una caldera de gasoil es un trabajo que solo pueden hacer los profesionales, tal y como se indica en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios). Una vez instaladas, el técnico debe emitir un certificado oficial de la instalación.

A grandes rasgos, el proceso de instalación es el siguiente:

  • Si la caldera es una nueva instalación o se va a colocar en otro emplazamiento, habrá que crear una nueva salida de humos y llevarla a la cumbrera o modificar la existente.
  • En caso contrario, la caldera se instalará en la zona donde esté la salida de humos ya colocada y las conexiones a la calefacción y red de ACS.
  • Instalación del depósito de gasoil y conexión a la caldera.
  • Conexión de las tomas de ACS y calefacción a la caldera, utilizando tuberías de cobre o material plástico homologado.
  • Conexión de las salidas de humos y gases.
  • Comprobar que todas las conexiones son estancas.
  • Explicación del funcionamiento al propietario y entrega del certificado de instalación.

Normalmente se tarda entre 2 y 3 horas en instalar una caldera de gasoil en una zona accesible, sin modificar las conexiones ni la salida de humos. Si hay que modificar conexiones y/o el lugar es de difícil acceso, el tiempo se puede prolongar a unas 6 horas. Y si hay que instalar las conexiones nuevas y llevar una nueva salida de humos hasta la cumbrera, el tiempo de trabajo se puede alargar entre 1 y 2 días.

Precio

El precio de instalación de una caldera de gasoil incluye la caldera, el depósito, el transporte, el montaje, el certificado y la puesta en marcha. El volumen del depósito puede ser de un máximo de 1000 l por normativa, y se elegirá en función del consumo de la caldera. A continuación indicamos precios de instalación con depósito de 1000 l incluyendo unos 500 € en mano de obra, para una vivienda de uso habitual, tamaño medio (80 m2) y con 4 personas.

  • Instalar una caldera de gasoil instantánea mixta en una zona accesible de la casa y sin modificar las conexiones ni la salida de humos de la vivienda, con depósito incluido, tiene un precio de unos 2.200 €. Si la caldera es de baja temperatura, el precio subirá a unos 2.600 €.
  • El precio medio de instalar una caldera de acumulación en las mismas condiciones es de unos 3.200 €. Si es de condensación, subirá a unos 3.300 €.

Mantenimiento

El mantenimiento de las calderas de gasoil está sujeto a normativa, especificada en el Real Decreto 1027/2007 de 20 de julio. Debe realizarse una revisión obligatoria una vez al año por parte de técnicos especializados con titulación. Las tareas que realizan los técnicos incluyen revisar la estanqueidad y la salida de humos, cambiar el filtro del gasoil, el quemador y la boquilla inyectora, limpiar el interior de la caldera y revisar la cámara de combustión. Se puede contratar un servicio de mantenimiento anual por parte de empresas especializadas por un precio medio de 175 € al año.

Aparte, los propietarios de la vivienda también pueden realizar algunas tareas, como las siguientes:

  • Limpieza del depósito cada 5 años para eliminar los sedimentos, que pueden entorpecer el paso del combustible a la caldera y deteriorar el interior del depósito.
  • Para evitar obstrucciones, conviene desconectar la caldera 1 hora antes de repostar el depósito y ponerla en marcha 1 hora después.
  • Regular el termostato a 70º (temperatura del circuito de calefacción) y a 22º (temperatura ambiente) para mantener un funcionamiento eficiente del sistema.

Extras

Salida de humos

Si hay que modificar la salida de humos de la vivienda para adaptarla a la nueva caldera o la casa no tiene una instalación de este tipo, modificarla o instalarla por completo (perforando la fachada y subiendo los conductos hasta la cumbrera) puede suponer un aumento del presupuesto inicial de entre 500 y 1.000 €.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos y licencias. Para instalar una caldera de gasoil o cambiarla por una nueva es necesario comunicarlo al Ayuntamiento, donde facilitarán información sobre la necesidad de solicitar un permiso de obra menor o hacer una actuación comunicada. Los depósitos de uso doméstico con capacidad igual o menor a 1000 litros no necesitan ser legalizados.
  • Normativa. La normativa europea ErP obliga a instalar calderas de gasoil de condensación en todas las obras nuevas, desde el año 2015.
  • Ubicación del depósito. El depósito de gasoil se puede instalar tanto en el interior como en el exterior de la vivienda. Es posible colocarlo en la misma estancia que la propia caldera, siempre que haya 1 m de distancia entre ambos. Si se levanta un tabique de separación, la distancia se puede reducir a 0,5 m. Sin embargo, es muy recomendable instalar el depósito en el exterior de la vivienda siempre que sea posible: esta opción permite elegir depósitos de mayor capacidad y soluciona cualquier problema de ventilación.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de instalar una caldera de gasoil varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

Última actualización: