Precio de una calefacción eléctrica

El precio de instalar calefacción eléctrica es de 150 € - 4.500 €.

En esta guía

Ventajas e inconvenientes
Cuándo instalar calefacción eléctrica
Sistemas de calefacción eléctrica
Tipos de emisores
Tarifa nocturna
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar calefacción eléctrica en una casa?

La calefacción eléctrica es la que funciona mediante radiadores o sistemas conectados a la red eléctrica de la vivienda. Para calentar una estancia de 20 m2 se necesita un aparato de unos 1000 W de potencia. Otras alternativas son la calefacción a gas (gas natural, propano o butano) y la calefacción a gasóleo.

El precio de instalar calefacción eléctrica va desde los 150 € hasta los 4.500 €.

Ventajas e inconvenientes

La calefacción eléctrica tiene algunas ventajas, pero también inconvenientes:

VentajasInconvenientes

Fácil de instalar y de programar

Fuente de energía limpia

No tiene peligro de fugas de gases tóxicos y apenas requiere mantenimiento

No es necesario instalar una caldera ni un calentador, basta con un termo eléctrico

Los radiadores de bajo consumo y la tarifa nocturna son opciones interesantes para ahorrar energía y dinero

En zonas con humedad deben emplearse emisores térmicos especiales

La instalación eléctrica debe ser buena y fiable

Hay que contratar potencia suficiente para que no salte el diferencial

El consumo energético es algo más alto que el del gas natural, incluso con tarifa nocturna


Cuándo instalar calefacción eléctrica

  • En viviendas situadas en zonas cálidas o templadas, donde no haga falta encender la calefacción durante más de 5 meses al año y las temperaturas no bajen de 5º C.
  • En segundas viviendas para usos vacacionales o de fines de semana. Es muy recomendable instalar un sistema de programación para que la casa esté caliente cuando lleguemos.
  • Es una buena opción si no tenemos acceso a la red de gas natural.
  • En pisos pequeños (de entre 30 y 40 m2) y bien aislados, cuyos espacios se calienten con rapidez y conserven bien el calor.

Y cuándo no

  • En viviendas grandes, primeras viviendas y aquellas situadas en regiones frías, ya que generarán un importante gasto en electricidad cada vez que tengamos que encender la calefacción.
  • En casas con aislamiento térmico pobre que pierden el calor rápidamente, ya que el gasto será muy elevado.

Sistemas de calefacción eléctrica

Hay diferentes sistemas de calefacción eléctrica y estos tienen características y precios muy diferentes:

Emisores térmicos. Son el sistema más habitual, los hay de diferentes tipos y los precios varían según el tipo. Los paneles de mica tienen un precio de unos 70 €, mientras que los toalleros suelen tener un precio de a partir de 150 €. Los radiadores de bajo consumo tienen un precio similar al de los paneles de mica, unos 70 €. Las más económicas son las estufas halógenas de cuarzo, que pueden salir por unos 25 € en adelante, aunque el precio dependerá de la potencia, el tamaño y el diseño que se escoja.

Bombas de calor. Es un sistema de climatización que combina calefacción con aire acondicionado. Funciona mediante la transmisión de aire caliente-frío del exterior al interior de las viviendas, con una válvula inversora que cambia el flujo dependiendo de lo que se necesite. Difícil de precisar debido a la diferencia de necesidades en las casas. Por ejemplo, climatizar 3 habitaciones por sistema multi split 3x1 puede costar desde 2.300 € más IVA aprox. La mano de obra completa costará entre 800 € y 1.500 €.

Hilo radiante. El calor se transmite por una resistencia eléctrica que recorre los suelos de la vivienda y que está conectada a la red eléctrica. Lo normal es que vaya por el suelo, pero también hay sistemas de paredes y techos radiantes. El precio de instalar hilo radiante eléctrico suele estar entre los 4.000 € y los 5.000 €.

Cada uno de estos sistemas tiene sus ventajas e inconvenientes:

SistemaVentajasInconvenientes

Emisores térmicos

No necesita instalación

Variedad de modelos y precios

Los de bajo consumo suponen un importante ahorro

Los toalleros son muy prácticos para el baño

Estéticamente no muy atractivos

Gasto energético mayor.

Muchas veces no pueden colocarse en zonas húmedas

Bomba de calor

Útil tanto en verano como en invierno

Su consumo de energía es muy aceptable

Apenas requiere mantenimiento

La instalación sale más cara

En zonas muy frías no rinden lo suficiente, ya que extraen el calor del exterior

Las menos modernas pueden ser ruidosos

Estéticamente puede resultar poco atractiva

Hilo radiante

Invisible

Muy estético

Muy limpio y ecológico

Gasta entre un 10 y un 30% menos energía

Calor más agradable e uniforme

Perfecto para personas con alergia

Requiere una obra importante

Algunos pavimentos transmiten mal el calor


Tipos de emisores

Los emisores térmicos son los radiadores, convectores y estufas que transforman la energía eléctrica en calor. Los hay de varios tipos:

Emisor térmicoCaracterísticas
Estufas de cuarzo (halógenas)

Se suelen colocar en los baños

Aportan calor sólo en la zona que las rodea

Para usos puntuales

Convectores eléctricos

Son baratos y hay muchos modelos

Gastan bastante más que los de aceite y que los cerámicos

No resultan muy atractivos

Radiadores de aceite o de calor azul

Los de buena calidad son seguros Suponen un ahorro de energía y dinero

Pueden darse fugas de fluidos tóxicos

A veces se oxidan

Los de buena calidad salen caros

Paneles convectores de mica

Modernos y actuales

Son atractivos, discretos y ligeros

No salen caros

Pueden gastar bastante energía

Tienen mucha potencia

Son menos seguros

Pueden incluso llegar a ocasionar quemaduras

Convectores cerámicos y de vidrio

Muy seguros

Los hay para espacios húmedos

Son muy decorativos e ideales para uso habitual

Son frágiles y delicados

Se manchan con facilidad

Salen caros

Caloventores o convectores con termoventilador

Calientan más rápidamente las estancias Son aparatosos

Hacen algo de ruido

Radiadores con acumulador

Para tarifa nocturna, cuando no se dispone de acumulador

Resultan más ahorrativos

Son aparatosos y pesados


Tarifa nocturna

Lo mejor que se puede hacer a la hora de calentar la casa con sistemas eléctricos es contratar la tarifa nocturna. La adaptación del contador es muy sencilla, y puede llegar a suponer un ahorro de hasta el 50% de la energía consumida.

La tarifa nocturna consiste en que la electricidad se almacene por la noche, cuando es más barata, en un acumulador o bien mediante radiadores con acumulador incorporado. Después se utiliza durante el día para calentar las estancias.

Extras

Acumuladores

Los acumuladores de electricidad se conectan a la instalación eléctrica general de la vivienda. Pueden ser estáticos o dinámicos, y gracias a tarifa nocturna, pueden llegar a suponer un ahorro de hasta el 50% de la energía gastada en electricidad. Los estáticos son más económicos y fáciles de instalar, mientras que los dinámicos son adecuados para zonas más frías. Respecto al precio, los estáticos cuestan unos 150 € y los dinámicos unos 450 €.

Programadores

La calefacción eléctrica se puede programar con la simple inclusión de un kit de programación en los radiadores. Un kit digital con resistencia (entre 350 y 1250 W), TE y Termostato Programador, cuesta entre 117 € y 145 € más IVA.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Alternativas. Otra opción para aportar electricidad para calefacción es incluir un sistema de placas solares fotovoltaicas. Lo mejor en estos casos es la calefacción por hilo radiante.
  • Licencias. Para renovar los radiadores de la vivienda no es necesario solicitar ningún tipo de permiso o licencia. Sin embargo, para renovar o ampliar la instalación eléctrica hay que solicitar una Licencia por Actuación Comunicada, que se solicita al Ayuntamiento. Para conseguirla, hay que llevar la documentación del inmueble, fotos de interior y exterior, y el presupuesto estimado. Tras esperar quince días, si el Ayuntamiento no deniega la obra o pide más información, se puede comenzar.
  • Comunidades de vecinos. Para renovar o ampliar la instalación eléctrica, instalar un acumulador y/o un sistema de suelo radiante, es necesario contar con la aprobación de la comunidad de vecinos.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos