cost guide icon
 

Precio de una cédula de habitabilidad

El precio medio de solicitar una cédula de habitabilidad es de 85 €.

En esta guía

¿En qué comunidades autónomas está vigente la cédula de habitabilidad?
¿Cuándo pedir una cédula de habitabilidad?
Tipos de cédulas de habitabilidad
Certificado de habitabilidad
Solicitud
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta solicitar una cédula de habitabilidad?

Una cédula de habitabilidad es un documento oficial emitido por la administración pública en el cual se verifica y garantiza que una vivienda reúne las condiciones mínimas para ser habitada con confort y seguridad. Los aspectos que se contemplan están relacionados con la solidez del inmueble, la higiene y la salubridad. Su emisión y legalización corresponde a las administraciones autonómicas. Actualmente solo es obligatoria en algunas CCAA de España, mientras que en otras se ha eliminado para evitar la duplicidad de documentos.

El precio medio de solicitar una cédula de habitabilidad de segunda ocupación o rehabilitación en Barcelona, incluyendo tasas, certificado de habitabilidad, visado, tramitación de la solicitud e IVA es de 85 €.

¿En qué comunidades autónomas está vigente la cédula de habitabilidad?

Este documento solo se exige en algunas comunidades autónomas españolas, y no siempre para los mismos casos.

  • Para viviendas de nueva construcción: Canarias, Cataluña, Murcia, Cantabria, La Rioja, Islas Baleares, Extremadura, Valencia y Asturias.
  • Para contratos de compraventa y alquiler: En Extremadura, Islas Baleares, Navarra, La Rioja, Cataluña y Valencia.
  • CCAA sin cédula de habitabilidad: Madrid, País Vasco, Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León, Andalucía y Galicia.

¿Cuándo pedir una cédula de habitabilidad?

Hay varias situaciones en las que es obligatorio solicitar la cédula de habitabilidad de una vivienda. Las más habituales son las siguientes:

  • Compraventa o alquiler. Cuando una vivienda se somete a una operación de compra/venta, hay que entregar la cédula de habitabilidad al notario para que este la incorpore a la escritura de compraventa. Lo mismo rige con los contratos de alquiler. Sin embargo, en algunas Comunidades Autónomas no es necesario adjuntarla.
  • Tras hacer reformas. Cuando en una vivienda se han realizado obras de rehabilitación, a la hora de volver a habitarla será necesario solicitar de nuevo la cédula de habitabilidad que garantice la seguridad de dichas reformas.
  • Cédula caducada. Todas las cédulas de habitabilidad tramitadas antes del año 2004 (tanto de primera como de segunda ocupación) tenían una vigencia de 10 años, por lo que ya han caducado y hay que renovarlas. Las cédulas emitidas entre los años 2004 y 2012, tienen una vigencia de 15 años para ambos tipos. A partir del 2013, las cédulas de habitabilidad de primera ocupación tienen una vigencia de 25 años y las de segunda ocupación o primera de rehabilitación de 15 años.
  • Suministros. Cuando se entra a vivir en un inmueble en el cual los suministros se han dado de baja, para volverlos a solicitar hay que presentar la cédula de habitabilidad vigente.

A la hora de comprar o alquilar una vivienda nueva no es necesario solicitar la cédula de habitabilidad. En su lugar, lo normal es recibir la Licencia de Primera Ocupación junto con las escrituras.

Tipos de cédulas de habitabilidad

Existen tres tipos de cédulas de habitabilidad:

  • De primera ocupación. Son las que se emiten para certificar la seguridad y las buenas condiciones de las viviendas de nueva construcción. Estas cédulas de habitabilidad suelen solicitarlas las promotoras y/o constructoras, no los propietarios. En ellas hay que incluir documentos como el certificado de final de obra, la Licencia de primera ocupación, las tasas y el impreso de alta en el catastro, por lo que su precio es bastante más elevado (entre 1.000 € y 3.000 €).
  • De segunda ocupación. Estas cédulas se solicitan y emiten para viviendas ya habitadas anteriormente. Su precio es más económico, encontrándose entre 80 € y 300 € aproximadamente.
  • De rehabilitación. Son obligatorias para viviendas donde se han realizado obras de rehabilitación que afecten a la habitabilidad del inmueble. Su precio es similar al de la cédula de habitabilidad de segunda ocupación.

Certificado de habitabilidad

A menudo, el concepto de cédula de habitabilidad se confunde con el de certificado de habitabilidad. Son documentos diferentes, realizados y emitidos por distintos sectores:

El certificado de habitabilidad es el informe previo realizado por un profesional competente (arquitecto o arquitecto técnico) en el que se registra toda la información relacionada con las características que hacen o no habitable la vivienda. Este informe lo realizan los profesionales tras visitar e inspeccionar el inmueble, y se realiza para solicitar cédulas de habitabilidad de segunda ocupación o de rehabilitación. Para las cédulas de primera ocupación hay que presentar un certificado de final de obra y habitabilidad. La cédula de habitabilidad se solicita entregando el certificado de habitabilidad realizado por el profesional en el Ayuntamiento correspondiente.

El certificado de habitabilidad es la parte más compleja e importante del proceso. Si bien las tasas que se aplican a las cédulas de habitabilidad son fijas en cada comunidad autónoma, el precio del certificado es libre y corresponde a los profesionales establecerlo. Por eso, conviene pedir varios presupuestos e informarse previamente.

Para realizarlo, el arquitecto o arquitecto técnico inspeccionará el inmueble y reunirá datos con los que emitir el certificado. En total, el documento puede estar listo en unas 2 horas una vez recopilados los datos. A continuación hay que visarlo en el colegio correspondiente o firmarlo como Declaración Responsable. Normalmente los profesionales presentan el Certificado de Habitabilidad directamente en el Ayuntamiento (suelen hacerlo de forma telemática), y envían al solicitante el resguardo entre 24 y 48 horas después de realizada la inspección.

Los datos que se deben incluir en el Certificado de Habitabilidad son los siguientes:

  • Datos de la vivienda. Nombre del propietario, DNI, dirección, teléfono y correo electrónico.
  • Datos del técnico. Nombre, DNI, número de colegiado.
  • Superficie útil mínima. Debe ser de por lo menos 36 metros cuadrados en adelante.
  • Distribución. La vivienda ha de contar con unos espacios mínimos: una sala de estar/comedor, una sala higiénica (baño) y una cocina equipada, que puede formar parte de la estancia. En el caso de que la vivienda solo cuente con una estancia, debe existir la posibilidad de crear una separación que genere un dormitorio de 8 metros cuadrados como mínimo. Si hay más de una estancia, el tamaño mínimo del dormitorio es de 6 metros cuadrados en adelante. Por último, las estancias no deben dar paso a ningún local o espacio situado fuera de la vivienda.
  • Instalaciones. Es obligatorio que el inmueble tenga suministro de agua fría y caliente, evacuación de agua (desagües) y red de electricidad.
  • Sala higiénica. Correspondiente al cuarto de baño, debe tener como mínimo un inodoro, un plato de ducha y un lavamanos. Esta estancia nunca debe dar paso a otra zona de la casa.
  • Cocina. El espacio dedicado a la cocina debe contar con fregadero, zona de cocción y aparato de extracción de humos. También hay que contar con una instalación completa de lavado de ropa.
  • Alturas. Entre el suelo instalado y el techo debe haber una altura mínima de 2,5 metros, que en la cocina, el baño y en las zonas de circulación puede reducirse a 20 metros. En la sala de estar, el comedor y los dormitorios se permite de forma excepcional una altura de 2,30 metros si los techos necesitan albergar instalaciones (calefacción, conductos de A/A…) o elementos estructurales.

Solicitud

La solicitud para obtener la cédula de habitabilidad se tramita en el Ayuntamiento de forma presencial. Los profesionales colegiados pueden solicitarlas por internet a través de sus colegios profesionales. Para realizar la solicitud hacen falta los siguientes documentos: el Impreso de Solicitud rellenado, el justificante de haber pagado la tasa, una fotocopia del NIF del propietario de la vivienda o su representante, y una copia de la escritura de propiedad o del contrato de arrendamiento. Toda esta documentación debe ir acompañada del Certificado de Habitabilidad o el Certificado de Final de Obra y Habitabilidad.

Precio

El precio de una cédula de habitabilidad incluye el certificado de habitabilidad, el pago de las tasas y el precio de la tramitación. Normalmente la tramitación online es más económica que la presencial, por lo que suele merecer la pena encargar su solicitud al técnico que realice el Certificado de Habitabilidad. Las tasas dependen también de cada Comunidad Autónoma y de aspectos como el tamaño de la vivienda o la distancia a recorrer por parte del técnico para realizar la inspección.

A continuación indicamos precios para la ciudad de Barcelona. Son precios medios en relación con el resto de España. La mayoría de los ayuntamientos no facilitan información sobre las tasas, ajustándolas en función de las características de las viviendas. La ciudad de Barcelona, en cambio, sí las aporta. Los precios indicados incluyen distintos servicios.

  • El precio de una cédula de habitabilidad de primera ocupación en Barcelona, incluyendo tasas (40,95 €), licencia de primera ocupación, certificado de final de obra y habitabilidad visado por el colegio profesional, registro en el catastro, documentación anexa, tramitación de la solicitud e IVA ronda los 1.500 €.
  • Solicitar una cédula de habitabilidad de segunda ocupación o rehabilitación en Barcelona, con certificado de habitabilidad visado e IVA (sin tramitación) ronda los 50 €.
  • Solicitar una cédula de habitabilidad de segunda ocupación o rehabilitación en Barcelona, incluyendo tasas (12,60 €), certificado de habitabilidad, visado, tramitación de la solicitud e IVA tiene un coste desde unos 85 €.

Los profesionales involucrados en el proceso son fundamentalmente arquitectos, arquitectos técnicos y técnicos de la administración pública.

La cédula la emite el departamento de la Dirección General de la Vivienda de cada Comunidad Autónoma, al que le llegan las solicitudes tramitadas a través del Ayuntamiento. Una vez solicitada, el plazo de emisión de la cédula ronda los 3 meses.

Extras

Certificado de Eficiencia Energética

Aunque se trata de documentos diferentes, a la hora de comprar, vender o alquilar una vivienda es necesario entregar el Certificado de Eficiencia Energética junto con la Cédula de Habitabilidad. Muchas empresas y profesionales ofrecen ambos documentos en el mismo paquete, permitiendo reducir costes y ahorrar tiempo. El precio medio de un Certificado de Eficiencia Energética para un piso de 100 m2 es de 170 €.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Normativa y legislación. Todos los aspectos relativos a la cédula de la habitabilidad aparecen reflejados en el Artículo 26 de la Ley 18/2007 de 28 de diciembre del Derecho a la Vivienda.
  • Renovación de cédulas de habitabilidad. Si la cédula de habitabilidad de una vivienda ha caducado y aún es necesario contar con ella, hay que renovarla. Para obtener una nueva, es posible que sea necesario realizar trabajos de rehabilitación que acondicionen y mejoren la habitabilidad de los espacios.
  • Viviendas de Protección Oficial. En estas viviendas, la cédula de primera ocupación se mantiene vigente durante 25 años. Transcurrido este plazo, la administración (en este caso, las Comunidades Autónomas) emitirán una calificación definitiva como VPO.
  • Consultas. Para saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad es necesario ponerse en contacto con la Dirección General de Vivienda de cada Comunidad Autónoma. Los teléfonos de información al ciudadano de cada administración son un buen lugar donde consultar.
  • Duplicados. Si una vivienda cuenta con una cédula de habitabilidad vigente pero se ha extraviado, se puede solicitar un duplicado de forma gratuita. Este trámite se realiza de forma presencial en el Ayuntamiento. Si lo solicita el propietario, deberá presentar la escritura de compraventa y su DNI. Si por el contrario lo necesita un inquilino, deberá presentar el contrato de arrendamiento, los últimos tres recibos de los suministros que tenga contratados y su DNI.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de solicitar una cédula de habitabilidad varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: