Precio de una cubierta plana

El precio de instalar una cubierta plana está entre los 50 €/m2 y los 80 €/m2.

En esta guía

Cuándo escoger una cubierta plana
Tipos
Precios
Ventajas y desventajas

¿Cuánto cuesta instalar una cubierta plana?

Las cubiertas planas son aquéllas que no superan el 5% de pendiente. Forman parte de la edificación de edificio y las colocan las empresas de construcción. A diferencia de las pendientes inclinadas estas pueden ser transitables. Mientras las cubiertas inclinadas se destinan a evacuar el agua de la lluvia, la función de la pendientes planas consiste en recogerla y conducirla hasta los sumideros.

El precio medio de instalar una cubierta plana oscila entre los 50 €/m2 y los  80 €/m2 dependiendo de si es transitable o no y del tipo de cubierta.

Cuándo escoger una cubierta plana

En principio, las cubiertas planas se colocaban en edificios situados en zonas cálidas y poco lluviosas. Son, además, una opción para disponer de una zona al aire libre durante los meses más cálidos.

En la actualidad, las cubiertas planas se pueden instalar en cualquier región debido a las mejoras que se han logrado en cuanto a impermeabilización y estanqueidad. Sin embargo, en zonas donde la nieve sea frecuente es mejor optar por cubiertas inclinadas.

Tipos

Hay dos tipos básicos: transitables y no transitables. Las transitables cuentan con una capa externa protectora que permite caminar sobre ellas. Por las no transitables es posible caminar para realizar reparaciones o mantenimiento, aunque no se recomienda transitar en exceso sobre ellas.

Cubiertas transitables

  • Ventilada (a la catalana): tiene una pendiente muy pequeña, entre un 1 y un 3%, lo que permite usarla como terraza. Dispone de una cámara de aire que baja la temperatura de la cubierta, lo que la convierte en una buena solución para zonas muy cálidas. Su máximo inconveniente es el alto coste de la obra.
  • Invertida: perfecta para zonas frías, ya que aísla muy bien los espacios situados bajo ella. También tienen poca pendiente.
  • Invertida con pavimento flotante: es casi la mejor solución. En este caso, sobre la cubierta ligeramente inclinada (alrededor de un 2%) se coloca un suelo flotante de baldosas completamente horizontal. Las reparaciones son más sencillas y menos agresivas que en el resto de las cubiertas. Hay una variedad que, en lugar de baldosas, lleva placas asfálticas con acabado en mortero.

Cubiertas no transitables

  • Invertida con protección de grava: es la solución más habitual. La grava sirve como elemento pesado que impide que el viento levante el impermeabilizante. Es recomendable colocar una lámina antirraíces bajo la grava.
  • Ajardinada: lleva una capa de tierra vegetal de 10 cm de espesor como mínimo, en la que se plantan las especies. Las capas de 30 cm de grosor en adelante hacen la función de aislante térmico. Para proteger el material impermeabilizante es recomendable colocar una lámina geotextil.
  • Inundada: en este caso, el lastre o peso que protege al aislante es una cubeta llena de agua. La lámina de agua debe tener un grosor mínimo de 10 cm y hay que someterla a un mantenimiento periódico para eliminar algas y microorganismos.
  • Otras: las cubiertas autoprotegidas sirven para elementos volados (que sobresalen de la fachada) y marquesinas. Las cubiertas deck se emplean para pabellones industriales.

Precios

Arreglar e impermeabilizar una cubierta plana transitable, picando y retirando el suelo original, colocando placa asfáltica en acabado pizarra negra o lámina asfáltica y solado de gres (incluyendo la retirada de los escombros y el alquiler del contenedor): entre 50 y 80 €/m2, dependiendo del tamaño de la obra y de la calidad de los materiales.

Realizar una cubierta plana no transitable: autoprotegida, alrededor de 55 €/m2. De grava, 62 €/m2 aproximadamente. Ajardinada, unos 72 €/m2.

Ventajas y desventajas

Ventajas

  • Las cubiertas planas, si son transitables, ofrecen un espacio al aire libre que puede emplearse como terraza.
  • Cuando hay que realizar reparaciones resultan menos peligrosas que las cubiertas inclinadas, y más fáciles de arreglar.
  • Son más económicas.
  • Pueden colocarse cubiertas ajardinadas, una opción ecológica y muy atractiva.

Desventajas

  • Estas cubiertas tienen más problemas de estanqueidad que las inclinadas, ya que el agua puede acumularse si no están correctamente realizadas.
  • Para repararlas o acondicionarlas hay que acudir a profesionales en impermeabilización de azoteas para obtener buenos resultados.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos