cost guide icon
 

Precio de un decorador de interiores

Precio de un decorador de interiores

Media nacional
1.050 €
(contratar decorador para una vivienda de 70 m2, dossier con moodboard, planos en 3D y materiales)
Desde: 9.540 €

(plano en 2D sin compra de materiales)

Hasta: 2.560 €

(modificación de espacios incluida)

El precio de contratar un decorador de interiores puede variar en función de la ciudad.
Recibe presupuestos gratis de profesionales de tu zona.

Contratar a un decorador de interiores cuesta, de media, 1.050 €.

En esta guía

¿Por qué contratar a un decorador de interiores?
Tipos de decoración
Colores
Iluminación
Precio
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta contratar a un decorador de interiores?

Un decorador de interiores es un profesional que se encarga de decorar, organizar y actualizar los espacios interiores y exteriores de viviendas, comercios, oficinas, etc. Los decoradores reorganizan los espacios, sugieren reformas, actualizan los estilos y los colores y añaden detalles decorativos encaminados a mejorar la habitabilidad, la funcionalidad y el atractivo de los ambientes.

El precio medio de contratar a un decorador de interiores para renovar una vivienda de 70 m2 con entrevista, dossier, planos, compra de materiales y dirección ejecutiva del proyecto es de 1.050 €.

¿Por qué contratar a un decorador de interiores?

Contratar un decorador de interiores es una buena solución si queremos renovar la decoración de una vivienda o un comercio, sobre todo si se va a realizar una reforma importante. Las razones para contratar a un profesional son muy variadas:

  • Estética. Los decoradores de interiores conocen al detalle las tendencias decorativas y están acostumbrados a trabajar con materiales y productos, por lo que tienen mucha más información sobre lo que hay en el mercado. Además, pueden abrir a los propietarios un enorme campo de posibilidades que antes desconocían.
  • Precio. Aunque contratar los servicios de un decorador de interiores supone un coste extra, los buenos profesionales suelen tener contactos y proveedores que ofertan sus productos a un coste menor. También saben cómo sacar partido a los materiales sin desperdiciarlos, qué materiales o productos son más duraderos y cómo realizar reformas que resulten funcionales, prácticas y atractivas durante muchos años. Si el proyecto incluye actuaciones importantes, como instalar calefacción o instalar ventanas, un buen decorador de interiores buscará las soluciones más eficientes para ahorrar en las facturas.
  • Comodidad y funcionalidad. El decorador de interiores busca la mejor forma de sacar partido a la luz, tanto natural como artificial. También colocará los muebles de la manera adecuada para ampliar los espacios y hacerlos más cómodos y propondrá reformas que mejoren el uso de la vivienda. Estos profesionales captan aspectos a mejorar en la decoración, de los cuales los propietarios no suelen ser conscientes.

Tipos de decoración

Hoy día existen muchos tipos de decoración en los que inspirarnos para renovar las casas. Hace no muchos años, los estilos iban variando con el tiempo pero actualmente coexisten distintos estilos entre los que es posible escoger. Los más empleados son:

Tipos de decoraciónCaracterísticas

Clásica

Inspirada en las casas aristocráticas

Paredes blancas o claras

Molduras en los techos

Muebles de madera noble

Uso de antigüedades

Telas ricas como el terciopelo o los brocados

Ventanas con cortinas y visillos

Suelos de madera barnizada

Uso de alfombras de calidad

Campestre / Rústica

Inspirada en las casas de campo

También se conoce como “estilo country”

Telas florales, de cuadros y tejidos toile de jouie

Muebles de madera maciza de estilo rústico

Pinturas desgastadas y envejecidas

Muebles tapizados en tonos alegres

Suelos de baldosa hidráulica, barro cocido o gres

Incluye objetos relacionados con el campo como herramientas agrícolas

Colonial


Inspirada en las casas de las antiguas colonias

Exótica y tropical

Muebles de madera maciza y especies tropicales

Uso de fibras naturales como el mimbre y el ratán

Suele incluir plantas naturales de hoja grande

Suelos de madera y paredes claras

Ventiladores de techo

Elementos exóticos como máscaras africanas

Vintage

Inspirada en los años 30, 40 y 50

Muy ecléctica, mezcla distintos estilos

Uso del dorado, latón, espejos…

Telas estampadas y tapicerías en capitoné

Paredes empapeladas con estampados florales o geométricos

Retro

Inspirada en los años 60 y 70

Ambientes con mucho color

Piezas de la época

Muebles tapizados en skay, mesas de madera cristalizada, lámparas globo…

Paredes empapeladas con grandes estampados geométricos

Uso de los espejos en paredes y muebles

Piezas de plástico: sillas, mesas...

Minimalista

Inspirada en el lema “menos es más”

Ambientes con pocos elementos

Diseños rectos en color blanco, negro o grises

Metales plateados: cromo, níquel

Uso de materiales como el vidrio, el cuero negro y el acero cromado

Paredes blancas

Industrial

Inspirada en los lofts americanos y londinenses de los 90

Paredes en ladrillo visto u hormigón

Muebles de tipo industrial que combinan hierro y madera

Lámparas de diseño fabril


Colores

A la hora de realizar un proyecto, el decorador de interiores debe dar especial importancia al color. Tanto en paredes como tapicerías, tejidos o muebles, el color marca la pauta de la mayoría de los proyectos.

Podemos clasificarlos en tres tipos: no-colores y neutros, colores cálidos y colores fríos.

No-colores y neutros

El blanco es luminoso y amplía visualmente los espacios. Es adecuado para cualquier estilo de decoración. Muy recomendable para casas y espacios pequeños.

El negro es potente y protagonista. Como absorbe la luz, es mejor dejarlo solo para piezas o detalles puntuales.

Neutros. Son tendencia. Suelen incluir las gamas de grises y tonos arena. Crean espacios relajantes y agradables, aunque pueden ser algo monótonos e impersonales.

Colores cálidos

Son los que pertenecen a la gama de los amarillos, rojos y naranjas. Se relacionan con el sol, el calor y el verano. Perfectos para salones y zonas donde se haga mucha vida, ya que invitan a la diversión y el entretenimiento. En pasillos, consiguen ampliar el espacio y hacerlo más acogedor.

Colores fríos

Son colores como azules, verdes o turquesas. Se relacionan con el agua, el cielo y el frescor. Invitan al relax, por lo que son adecuados para dormitorios. Conviene mezclarlos siempre con toques más cálidos, para evitar una sensación fría o poco acogedora.

Iluminación

Una de las tareas más importantes del decorador de interiores es lograr una buena iluminación en los espacios. Aprovechar y sacar partido de la luz natural es una prioridad, tanto por motivos de estética como por ahorro energético. En este sentido, el decorador saca partido de elementos como colores claros que reflejan la luz, espejos, etc.

Todos los espacios necesitan además el apoyo de la luz artificial. Las distintas fuentes de luz se pueden emplear para separar zonas, dar énfasis a determinados objetos como cuadros y crear ambiente. Actualmente las lámparas incluyen tecnología LED que permite elegir el tipo de luz blanca: natural, cálida o fría. De esta manera, podremos cambiar la luz según la actividad o el ambiente que queramos obtener.

Precio

Normalmente, los decoradores de interiores trabajan por proyecto. Algunos profesionales realizan presupuestos por hora (entre 40 y 250 €/hora), mientras que otros lo hacen según los metros cuadrados (a partir de 6 €/m2 para proyectos básicos). También hay estudios y profesionales que cobran por habitación, con precios que parten de los 100 € por un servicio de decoración online básico.

A modo orientativo, contratar a un decorador de interiores para renovar una vivienda de 70 m2, incluyendo entrevista con el cliente, dossier con moodboard (tablero de materiales, colores y estilos) y plano detallado de la decoración, sale por unos 540 €. Si incluye búsqueda y compra de materiales, contratación de profesionales y dirección ejecutiva del proyecto, el coste puede ascender hasta los 1.050 €. En el caso de que el proyecto requiera una reforma compleja, por ejemplo incluyendo derribo de tabiques o cambio de instalaciones, el precio puede alcanzar los 2.560 € o incluso más.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. Para contratar a un decorador de interiores no es necesario solicitar permiso al Ayuntamiento o a la comunidad de vecinos.
  • Presupuesto. En el primer contacto con el decorador, es fundamental comunicarle el presupuesto total para la realización del proyecto y si incluye o no sus honorarios.
  • Estilo y gustos. Conviene escoger a un profesional cuyo estilo sea adecuado al gusto del propietario para evitar conflictos, desavenencias y pérdidas de tiempo. En este sentido, visitar sus páginas web e investigar sobre los proyectos realizados por el profesional o el estudio se convierte en una labor previa imprescindible.
  • Interiorista vs. decorador de interiores. Aunque son profesiones similares, no son lo mismo. El decorador de interiores renueva y optimiza espacios ya definidos, trabajando con lo que ya existe: paredes, techo, distribución… Por su parte, el interiorista o diseñador de interiores suele trabajar en la modificación y/o redefinición del espacio, que puede incluir derribar o levantar tabiques, abrir huecos, etc.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de contratar un decorador de interiores varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: