Precio de una estufa de leña

Instalar una estufa de leña de hierro fundido cuesta, de media, 500€​.

En esta guía

Antes de instalar una estufa de leña
Cuándo instalar una estufa de leña
Ventajas e inconvenientes
Tipos de estufas
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar una estufa de leña?

Las estufas de leña son un sistema de calefacción similar al de las chimeneas. Mientras que estas últimas se construyen de obra y forman parte del edificio, las estufas son aparatos de hierro independientes dentro de los cuales tiene lugar la combustión de la leña o las briquetas.

Las estufas constan de un cuerpo en el cual se quema el combustible y de un tubo que hace las veces de tiro y evacúa los humos y gases al exterior por el tejado.

El precio de instalar una estufa de leña de hierro fundido es de 500 €.

Antes de instalar una estufa de leña

Hay que comprobar si cabe en el espacio disponible. Siempre se debe tener en cuenta que las estufas trabajan por combustión y generan fuego, por lo que pueden ser peligrosas en hogares con niños. El tubo de salida de humos no debe formar codos de 90º.

Las plantas bajas son el lugar ideal para instalar estas estufas, porque el calor tiende a subir. Se puede colocar el tubo por el interior de la casa, pasando por otra habitación en el piso superior, para aprovechar su calor. El tubo de salida de humos debe ser de buena calidad, y es muy recomendable que tenga doble pared para evitar quemaduras y también para que el metal no se ponga amarillento con el tiempo a causa del calor.Para unir la estufa con el tubo se debe emplear una pasta refractaria.

Cuándo instalar una estufa de leña

  • Si vivimos en una casa unifamiliar e independiente, en la que sea posible sacar el tubo por el tejado o la fachada.
  • Cuando queremos disfrutar del fuego en el hogar, pero no tenemos espacio o presupuesto para una chimenea de obra.
  • Si tenemos la posibilidad de conseguir leña para alimentar la estufa, ya que el calor nos saldrá gratis y será de lo más ecológico.
  • Conviene disponer de otro sistema de calefacción en la vivienda, ya que estas estufas solo aportan calor puntual en la estancia en la que se encuentran.
  • Son un buen complemento para calderas de biomasa, ya que funcionan con el mismo combustible.
  • Para casas pequeñas son una elección excelente, ya que si la zona no es de clima frío, una estufa puede ser suficiente para calentar espacios muy amplios.

Y cuándo no

  • En casas con niños pequeños pueden resultar peligrosas.
  • Si no tenemos cerca el suministro de leña, bien para recogerla del campo o para comprarla.
  • Si en la casa no hay otro sistema de calefacción, es mejor pensar primero en instalarlo y luego centrarse en la estufa.
  • Las estufas y chimeneas funcionan con fuego, y siempre hay que asegurarse de que está perfectamente apagado cuando nos ausentemos o vayamos a dormir. Si no vamos a tener esto muy presente, es mejor prescindir de ellas para evitar accidentes.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Es un sistema de calefacción barato y ecológico.
  • Las estufas con ventana permiten disfrutar de ver el fuego.
  • Su eficiencia calorífica es del 75%, muy superior al alrededor del 30% de las chimeneas de obra.
  • La madera, si hay que comprarla, sale un 30% más barata que el gasóleo o el gas, y mucho más que la electricidad.
  • Si se estropea el sistema de calefacción general, sirven como recurso de emergencia para calentar el espacio.
  • Son muy decorativas.

Inconvenientes

  • La combustión de la leña, las briquetas o los pellets no es tan limpia como la del gasóleo o el gas, aunque hay materiales de alta calidad o Premium que generan menos humos.
  • Para ponerlas en marcha hay que coger la leña, prender el fuego y después limpiar las cenizas, frente a los sistemas a gas, electricidad o gasóleo, en los que basta con apretar un botón o girar un termostato.

Tipos de estufas

Las estufas funcionan todas de la misma forma: el fuego se prende en el cuerpo de la estufa, y disponen de una bandeja en la que se recogen las cenizas para desecharlas. Los humos salen por el tubo. Las diferencias entre ellas se basan sobre todo en el metal con el que se fabrican y en los diseños.

Con respecto al metal, las estufas pueden ser de chapa de acero o de hierro fundido. A la vista son similares, pero las prestaciones de las estufas de hierro son muchísimo mejores, llegando a aprovechar casi el 100% de la potencia calorífica de la madera.

En cuanto a precios, una estufa de chapa de acero se puede adquirir desde unos 350 €; las de hierro fundido, a partir de 500 €. Estas pueden llegar a costar más de 3.000 euros, dependiendo del tamaño, las prestaciones y el modelo.

En cuanto al diseño de las estufas, las hay de dos tipos:

  • Cerradas. Son las más antiguas, de forma cilíndrica o de tubo y sin ventana para la combustión. La leña se carga desde arriba, levantando una chapa. Aportan menos calor y no dejan ver el fuego, a diferencia de las abiertas. Además, algunas pueden causar quemaduras.
  • Abiertas. Son las más populares, y hay muchísimos diseños disponibles. Cuentan con un hogar en el que se realiza la combustión, y que se cierra con una puerta de cristal que permite ver las llamas. Las hay rectangulares, de esquina, con cerámica ornamental, de tipo colgante y diseño vanguardista, entre otras.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Licencia por Actuación Comunicada. Para instalar una estufa de leña en una casa con un tubo que salga al exterior hay que pedir una Licencia por Actuación Comunicada, que se expide en el Ayuntamiento, e informarse sobre la normativa referente a la prevención de incendios.Para conseguir la Licencia hay que llevar la documentación del inmueble, fotos de interior y exterior, y el presupuesto estimado. Tras esperar quince días, si el Ayuntamiento no deniega la obra ni pide más información, se puede comenzar.
  • Comunidades de vecinos. Si la vivienda pertenece a una urbanización, puede ser necesario el permiso de la comunidad de propietarios.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos