Precio de una fachada de cal

El precio medio de revestir una fachada con cal es de 35€/m2.

En esta guía

En qué consisten
Preparación y técnica
Ventajas e inconvenientes
Precios
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta una fachada de cal?

La cal es un material tradicional para el revestimiento de fachadas. Actualmente los acabados a la cal no se hacen como antes, sino que se realizan con nuevos productos y morteros más fáciles de emplear, más resistentes y con muchas opciones decorativas.

Los revestimientos de cal para fachadas los realizan los escayolistas y profesionales de los revocos, aunque también hay pintores especializados. Los revocos son revestimientos de mortero de cal, yeso o cemento que se aplican en las fachadas para mejorar su aspecto y sus características.

El precio medio de revestir una fachada con cal es de 35 €/m2 con material y mano de obra incluidos.

En qué consisten

Los revestimientos de cal para las fachadas se basan en la antigua técnica, según la cual las fachadas se revocaban con cal para eliminar la posibilidad de aparición de mohos, microorganismos e incluso infecciones en las viviendas, ya que la cal es un producto muy eficaz en este sentido. Hoy día esto está superado, pero estos acabados son muy atractivos por lo que hay muchas personas que todavía deciden revocar sus fachadas con cal.

En la actualidad los productos que se emplean son morteros de cal. Aunque hay diversas técnicas, incluso una por cada profesional, una de las más empleadas es la de las dos capas: una de mortero bastardo como base, y la siguiente de mortero de cal armado con una malla para evitar desprendimientos. Esto significa que la primera capa se da con un mortero compuesto mayoritariamente por arena, cal y cemento, y en la segunda capa, se añade una malla metálica para que sea más resistente.

Preparación y técnica

Los revestimientos de cal pueden aplicarse sobre cualquier superficie limpia y algo rugosa: ladrillo, hormigón, piedra... Si la superficie está muy lisa, será necesario picarla ligeramente para que el mortero agarre bien.

Después se humedece la superficie hasta que se sature de agua (cuando no absorba más); hay que dejar que se elimine el exceso de agua, por lo que es más recomendable hacerlo en épocas cálidas o templadas y no en invierno.

Cuando el soporte esté listo se aplicará el revoco de cal. Esto consiste en extender la primera mano de mortero bastardo (también llamado basto o pobre), de unos 15 mm de grosor, de forma que quede rugoso. Sobre esta capa se aplicará con una llana el acabado definitivo.

Si lo que se quiere es un estucado o estuco veneciano, el profesional dará una tercera capa compuesta de una pasta de cal mezclada con polvo de mármol, que después frotará para abrillantar. En ocasiones también se usan ceras para pulir, impermeabilizar y proteger el acabado. El resultado final es una superficie brillante y matizada, y un acabado similar al del mármol pulido, muy decorativo, resistente e impermeable.

Ventajas e inconvenientes

Las fachadas de cal pueden ser una buena opción pero también tienen inconvenientes:

VentajasInconvenientes

Decorativos y tradicionales

Antimoho

Aportan salubridad

Impermeabilidad y resistencia

Los estucos tienen un acabado muy elegante

Evita fisuras en el revestimiento de la fachada

Los morteros de cal no precisan de mantenimiento

Alto precio

Los estucos son los acabados más caros

Son revestimientos complicados de hacer

Precios

El revestimiento de una fachada con mortero de cal puede ser de primera mano de mortero impermeable o de segunda mano de mortero de cal aérea y pigmentos minerales, fratasado de 5 mm de espesor y color estándar.

El precio del revestimiento de una fachada con mortero de cal es de 30-35 €/m2 con material y mano de obra. El precio depende de muchos aspectos: dimensiones de la fachada, colores, acabados, uso de andamios, transporte, región...

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Aplicaciones. Los revestimientos de cal para fachadas pueden utilizarse en cualquier caso, región o edificación, siempre que se realicen con materiales de primera calidad y los apliquen profesionales debidamente cualificados. Resisten sin problemas la estancia a la intemperie, los cambios de temperatura y la lluvia o las heladas.
  • Normativa. En viviendas independientes no existen impedimentos para revestir o edificar las fachadas según se quiera, a menos que se trate de edificaciones protegidas o que deban respetar una determinada estética. Por lo general hay que solicitar una Licencia por Actuación Comunicada, que se solicita al Ayuntamiento. Es necesario llevar la documentación del inmueble, fotos de interior y exterior, y el presupuesto estimado.Tras esperar quince días, si el Ayuntamiento no deniega la obra ni pide más información, se puede comenzar.
  • Comunidades de vecinos. En viviendas que formen parte de urbanizaciones, siempre hay que solicitar permiso a la comunidad de vecinos para cambiar el aspecto exterior de la fachada de la casa.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos