Precio de impermeabilizar fachada

Impermeabilizar una fachada puede costar, de media, 70 €/m2.

En esta guía

Técnicas y materiales
Cómo impermeabilizar las distintas fachadas
Precios
¿Cuándo hay que impermeabilizar una fachada?

¿Cuánto cuesta impermeabilizar una fachada?

La impermeabilización de las fachadas es necesaria para evitar filtraciones de humedad al interior de la vivienda, y para impedir que el revestimiento de la fachada, así como los materiales de los muros, se deterioren.

Dependiendo de los materiales y la técnica empleada, las fachadas las acondicionan e impermeabilizan los albañiles y/o pintores.

El precio medio de impermeabilizar una fachada oscila entre los 60 €/m2 y los 80 €/m2 dependiendo de los materiales, la envergadura de la obra y del tipo de revestimiento interior.

Técnicas y materiales

La impermeabilización de las fachadas puede hacerse de varias formas: con un revoque resistente (aplicación de varias capas de un material o varios, normalmente cal o cemento), con pinturas especiales o revistiendo la pared exterior con piezas cerámicas o lajas de piedra.

Antes de aplicar cualquier solución, sea en forma de revoques, piezas o pinturas, se puede aplicar mortero de base cementosa sobre el ladrillo o los bloques de los muros. Este producto constituye una base impermeabilizante perfecta para revestir después la fachada sin miedo a las filtraciones.

Revoques

La solución más interesante es el mortero monocapa. Este material aporta un acabado regular y uniforme, impidiendo la entrada de la humedad al interior gracias a su configuración compacta y gruesa.

Pinturas y productos impermeabilizantes

Hay pinturas de muchos tipos, pero siempre han de ser especiales para fachadas y de tipo impermeabilizante:

  • Pinturas “goma vertical”: son una buena solución; se trata de revestimientos elásticos flexibles y con propiedades antimoho, que forman una película totalmente impermeable a la lluvia y al mismo tiempo son transpirables, dejando pasar el aire y el vapor de agua para evitar desprendimientos. Estas pinturas deben llevar siempre alguna resina (acrílica, vinílica, silicona...) que les aporte las cualidades impermeabilizantes.
  • Pinturas con base de resinas acrílicas: hoy día son las más empleadas por su buena resistencia a los rayos UVA, transpiración e impermeabilidad.
  • Impermeabilizantes elásticos incoloros: a base de siloxanos, especiales para paramentos verticales y que penetran en los poros del material, impidiendo el paso del agua pero dejando transpirar. Se usan sobre todo en fachadas de piedra y ladrillo visto.

Los productos y pinturas deben ser también autolimpiables para evitar que la lluvia deje marcas en la fachada. En la actualidad hay pinturas que se limpian precisamente gracias a la lluvia, creando una superficie exterior que repele las gotas; el agua arrastra la suciedad y cae.

La pintura o producto impermeabilizante se escogerá dependiendo del material del que esté hecha la fachada.

Revestimientos cerámicos o de piedra

Una buena opción para impermeabilizar fachadas es revestirlas de materiales que formen una capa de protección exterior. Se puede revestir toda la fachada o sólo alguna zona; por ejemplo la parte inferior, formando un zócalo que protegerá la base del edificio del agua.

Las baldosas cerámicas y azulejos ya no se suelen emplear para revestir fachadas, siendo más habitual utilizar lajas de piedra pegadas con cemento-cola especial para exterior. También se utiliza ladrillo cara vista o piezas de barro.

Las lajas de piedra pueden protegerse con un producto impermeabilizante elástico incoloro, de los mencionados más arriba. Es recomendable aplicar un mortero cementoso antes de pegarlas para incrementar la protección.

Cómo impermeabilizar las distintas fachadas

Fachada de mortero monocapa

Si presenta moho, primero habrá que eliminarlo con un producto fungicida y un cepillo de raíz. Después se aplica un producto incoloro o una pintura impermeabilizante. Si las humedades aparecen sobre todo en la parte baja, se puede colocar un zócalo de lajas de piedra hasta una altura de 1 m aproximadamente.

Fachada de ladrillo caravista o piedra

Una vez eliminadas las eflorescencias (cristales de sales, generalmente de color blanco, que se depositan en la superficie de ladrillos, tejas y pisos cerámicos o de hormigón) y el moho, si los hay, se aplicará un producto impermeabilizante a base de siloxanos o polisiloxanos.

Fachada de pintura

Cuando las pinturas se pelan o desprenden, primero habrá que eliminar las partes desprendidas y consolidar la base, rellenando grietas y fisuras con cemento especial para exterior. Después se puede aplicar una imprimación impermeabilizante y una pintura acrílica, de tipo goma vertical o de clorocaucho.

Precios

La aplicación de pintura blanca especial para fachadas cuesta alrededor de 10 €/m2, con la limpieza de la fachada, montaje de andamios y reparación de grietas o desperfectos aparte.

Rehabilitar una fachada por completo, picando el material viejo, aplicando mortero cementoso, impermeabilizando y revistiendo de nuevo la fachada, dependiendo de los materiales, la envergadura de la obra (cuanto más grande, más se abarata el precio por m2, pero también se encarece el coste de los andamiajes) y del tipo de revestimiento exterior. Se puede calcular un coste medio de entre 60 € y 80 €/m2, aunque esta estimación puede variar.

¿Cuándo hay que impermeabilizar una fachada?

  • Cuando existen filtraciones de humedad al interior, que se muestran en forma de manchas y moho en las paredes exteriores de las estancias.
  • Cuando aparece moho en el exterior de la fachada.
  • Cuando el revestimiento exterior se ennegrece o se desprende, o bien se hacen grietas o fisuras.
  • Cuando se nota la presencia de humedad excesiva en el ambiente o condensación en las ventanas que también habría que cambiar por un acristalamiento específico.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos