Precio de una instalación de luz

El precio medio de una instalación de luz es de 1.050 €.

En esta guía

Lámparas fijas y móviles
Tipos
Consejos

¿Cuánto cuesta instalar la iluminación de una casa?

La iluminación o alumbrado de una vivienda se compone de la luz artificial, es decir, la luz eléctrica procedente de puntos de luz fijos y móviles (lámparas enchufadas o a baterías), y de la luz natural que entra por ventanas, puertas, balcones, terrazas y claraboyas.

El alumbrado de la vivienda tiene su propio circuito con diferencial o magnetotérmico en el cuadro de distribución de las viviendas.

El precio medio de la instalación de luz completa de una vivienda con 30 puntos de luz por lámpara halógena es aproximadamente de 1.050 €.

Lámparas fijas y móviles

Las lámparas fijas están conectadas directamente a la red eléctrica, sin necesidad de enchufarlas, y se accionan mediante interruptores o conmutadores instalados por lo general en la pared (o los muebles, en el caso de las cocinas y los armarios).

Las lámparas móviles pueden ser de pie o de mesa, y llevan un cable con enchufe para conectarlas a la red. El interruptor está en dicho cable. También pueden funcionar mediante baterías.

Todas las lámparas se componen básicamente de las mismas partes: el pie, brazo o báculo que sujeta el casquillo, en el cual se coloca la lámpara propiamente dicha, que a su vez suele verse matizada mediante una pantalla. Con el correspondiente el cable o las conexiones eléctricas.

Las lámparas o fuentes de luz proporcionan la luz, encargándose de transformar la energía eléctrica. Estas fuentes de luz pueden ser de varios tipos.

Tipos

Según la estancia que queramos iluminar y la función que vaya a tener, podemos elegir entre los siguientes tipos de lámparas:

  • Lámparas incandescentes. Las de toda la vida. Tienen un filamento que se calienta y aporta luz, metido en una cápsula de cristal. Sirve para cualquier lámpara; las hay de distintos casquillos (vienen indicados por la sigla E y una cifra), potencias en W y tonos.
  • Lámparas halógenas. También llamadas dicroicas, son similares a las incandescentes excepto en que en ellas el vidrio se sustituye por una cápsula de  cuarzo rellena de gas halógeno, y un filamento de wolframio. Sirven para cualquier aplicación en el hogar y también para el coche.Sobre todo se instalan en focos empotrados en falsos techos, y en carriles de halógenos.
  • Lámpara fluorescentes. Tubos de cristal  revestidos por dentro de compuestos químicos, los cuales emiten luz al recibir la radiación ultravioleta de una lámpara de vapor de mercurio. Para zonas donde las lámparas se enciendan y apaguen continuamente. Los tubos de linestra son perfectos para aplicaciones puntuales, como muebles de cocina, armarios, etc.
  • Lámparas de bajo consumo. Son lámparas fluorescentes, que constan de un tubo o cápsula relleno de gas. Las más empleadas son del tipo LFC, que pesan menos y aportan más potencia. Sirven para cualquier tipo de lámpara. Los casquillos también se clasifican mediante la sigla E y un número.
  • LEDs. Diodos emisores de luz (siglas en inglés). Son lámparas compactas, sin cápsulas de cristal, filamentos ni gases.
  • Linestras. Lámparas tubulares que pueden funcionar como las de bajo consumo, las fluorescentes o mediante LEDs. Bajo muebles de cocina, en armarios, cajones, sobre cuadros o esculturas, en vitrinas, etc.

Los precios que aparecen a continuación no incluyen el IVA ni la instalación.

TipoVentajasInconvenientes

Lámparas incandescentes

(1-2,50 €)

Muy baratas

Ofrecen luz de todo tipo y en gran intensidad

Disponibles en muchos colores y formas

Están por desaparecer

Gastan mucha energía

Pueden quemar al tacto

Duran menos

Lámparas halógenas

(4,50 €)

Luz es más intensa y concentrada;

Duran hasta tres veces más que las incandescentes

Son más pequeñas y ocupan menos

Mucha energía en forma de calor

Como emiten radiaciones ultravioleta

Se pueden fundir si se tocan con los dedos húmedos

Lámparas fluorescentes

(4 €)

Duran hasta 10 veces más que las incandescentes

Ahorran energía

Disponibles en muchos tonos

Con el paso del tiempo pierden intensidad y producen un parpadeo molesto 

Lámparas de bajo consumo

(7 €)

Ahorran hasta un 80% de la energía

Duran hasta 8 veces más

Disponibles en gran variedad de formas, tamaños, tonos de luz y potencias

No generan calor

No queman

Más caras

Tardan unos minutos en encenderse del todo

No son adecuadas para zonas donde se enciendan y apaguen las luces constantemente

LEDs

(3-8 €)

Duran más de 10 veces lo que una lámpara incandescente

Transforman la mayoría de la energía eléctrica en luz

No se recalientan a penas

Su tamaño es el más reducido del mercado

Resistentes a los golpes

Más caras del mercado

Su luz blanca es ligeramente azulada

Linestras

(8 €)

Su pequeño tamaño las hace perfectas para rincones y luz ambientalNo sirven para iluminación general

Consejos

Antes de decidir la iluminación de una estancia, hay que considerar la cantidad de luz natural que entra en ella. La luz natural es la mejor, y la artificial es sólo un apoyo necesario en determinados lugares más oscuros, ciertas horas del día y zonas con mayor exigencia de luz.

  • Salón: lo normal es que se establezca un punto de luz sobre la zona del comedor (lámpara de techo) y diversas luces ambientales para leer o alumbrar rincones, en forma de lámparas de mesa o pie. Recomendamos colocar luces en tonos ocres o amarillos… En espacios grandes es recomendable instalar un falso techo con algunos focos halógenos, y también conviene iluminar el televisor desde detrás mediante apliques. Los cuadros también se pueden iluminar con luces especiales.
  • Dormitorio: aunque se suelen instalar lámparas de techo, es casi mejor optar por apliques que no aporten una iluminación muy intensa, apoyados por lámparas de mesa junto a la cama. La zona del armario o vestidor puede iluminarse con focos halógenos, que se pueden colocar en la parte superior de muchos armarios. Es aconsejable colocar interruptores al alcance de la mano desde la cama para controlar todas las luces.
  • Recibidor y pasillo: una vez más, apostamos por falsos techos con halógenos empotrados acompañados por apliques de pared, preferiblemente con el haz enfocado al techo, y luces amarillas o anaranjadas. Los pasillos deben contar con un interruptor en cada extremo.
  • Baño: hay que lograr el equilibrio entre la luz ambiental y la puntual. La ambiental se puede conseguir con focos halógenos en el falso techo que den una luz suave con tonos amarillos; la puntual, sobre el espejo o a ambos lados de éste, puede aportarse con apliques móviles que puedan dirigir el haz de luz. Lo mejor en este caso son las luces blancas.
  • Cocina: es necesario contar con una buena iluminación para trabajar cómodamente y poder limpiar a fondo las superficies. Recomendamos colocar focos halógenos, y si la cocina es grande, se pueden complementar con apliques sobre el fregadero, una lámpara de techo en la zona del office y linestras, tubos fluorescentes o lámparas de LEDs bajo los armarios. Además, también se puede contar con la luz de la campana extractora.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de instalar la iluminación de una casa varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

Última actualización: