Precio de instalar una campana extractora

El precio medio de instalar una campana extractora es de 900 €.

En esta guía

Tipos de campanas extractoras
Materiales y acabados
Capacidad de extracción y tamaño
Nivel de ruido
Consumo
Precio
Mantenimiento
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar una campana extractora?

Una campana extractora es un electrodoméstico que se coloca sobre la placa de cocción con la función de extraer y evacuar los gases de la combustión, los humos, el vapor de aire y los olores del cocinado. Instalar una campana extractora en la cocina de la casa no solo es aconsejable, sino que es obligatorio por normativa para obtener la cédula de habitabilidad de la vivienda. La campana extractora mejora la calidad del aire y elimina los olores de la cocina antes de que se extiendan por la vivienda.

El precio medio de instalar una campana extractora de techo o integrada es de 900 €.

Tipos de campanas extractoras

Las campanas extractoras se pueden clasificar en categorías atendiendo a dos factores: el tipo de funcionamiento y la instalación.

Según su funcionamiento

  • De recirculación. Son aparatos indicados para cocinas que no cuentan con salida de humos al exterior. Su motor funciona absorbiendo los humos y olores del ambiente y dirigiéndolos hacia unos filtros desechables de carbón activo, situados en el interior de la campana. Como ventajas principales podemos indicar que son silenciosas, económicas, fáciles de instalar y se pueden colocar en cualquier cocina. Como desventajas, tienen menos capacidad de absorción que las campanas de extracción y hay que cambiar los filtros de forma periódica. Con un uso de entre 1 y 2 horas diarias, pueden durar unos 6 meses.
  • De extracción. Son las campanas más instaladas. Su motor absorbe el aire de la cocina, lo pasa por un filtro de metal que retiene las grasas y la suciedad y lo expulsa después al exterior. Solo se pueden instalar en cocinas con instalación de salida de humos al exterior. Su mayor ventaja es su rendimiento, más eficiente que el de las campanas de recirculación, y la gran variedad de modelos existentes. Tampoco hay que cambiar el filtro: basta con lavarlo de forma regular para eliminar la grasa acumulada. Como desventaja podemos señalar que resultan más ruidosas y que además no se pueden instalar en cualquier cocina.

Según su instalación

Atendiendo a la forma en la que se instala la campana extractora, en el mercado encontramos distintos modelos.

  • De pared. Las campanas extractoras de pared se fijan directamente a esta y se sitúan sobre la placa de cocción. Son campanas vistas, normalmente con diseños atractivos, formadas por el aparato en sí y un tubo superior que esconde el conducto de evacuación de humos. En ocasiones se conocen también como “campanas decorativas”. Suelen estar fabricadas en acero inoxidable o cristal templado y las hay de distintos diseños o formatos.
  • Para isla de cocina. Estas campanas están diseñadas para colocarse sobre islas de cocina, pero también permiten su instalación sobre una placa junto a la pared. Siempre deben tener una anchura superior a la de la placa, alrededor de 10 cm más. Además de servir como campanas, también ejercen la función de lámparas de techo; por esta razón, incorporan luces LED de alta potencia.
  • De techo o integradas. Una de las opciones más contemporáneas y funcionales son las campanas extractoras de techo. Son elementos planos que no emergen del techo (como las campanas de isla), sino que quedan enrasados en su superficie.
  • Extractores de superficie. A diferencia del resto de las campanas extractoras, que se sitúan en una altura superior a la de la placa de cocción, estos innovadores electrodomésticos van incorporados a dicha placa. El motor está situado bajo ella, en el mueble de cocina, y la extracción se realiza a través de una rejilla ubicada en la propia placa.
  • Integrables. Las campanas extractoras integrables son las que van encastradas en los muebles de la cocina. No requieren obra ni es obligatorio que la cocina tenga falso techo para instalarlas.

Los precios indicados a continuación son sin instalación:

Tipo de instalaciónVentajasInconvenientes

Integrables

(40 €)

Variedad de modelos

Algunas son muy económicas

Ocupan poco espacio

No requieren obra

No hace falta instalarlas en un falso techo

De pared

(100 €)

Muy atractivas

Revalorizan las cocinas

La parte superior y el tubo acumulan grasa y suciedad

Ocupan el espacio sobre la placa de cocina

Para isla de cocina

(200 €)

Muy estéticas

Protagonistas en la decoración

Menos económicas que las de pared

Instalación más complicada y costosa

De techo o integradas

(600 €)

Incorporan iluminación y mando a distancia

Requieren mayor potencia de succión

Consumen más energía

Las más eficientes son caras

Instalación complicada

De superficie

(2.000 €)

Invisibles

Eficaces

Menos económicas


Hay diferentes tipos de campanas extractoras integrables, y cada uno tiene una serie de ventajas e inconvenientes que se muestran a continuación:

Tipo de campana integrableVentajasInconvenientes

Convencionales o encastradas

(40 €)

Las más económicas y populares

Se comercializan en distintas medidas para los diferentes muebles

Varios acabados: lacado blanco, negro o acero

Permiten conservar el armario superior

Las menos decorativas

El frontal y la parte inferior de la campana quedan a la vista

Las de extracción necesitan pasar el tubo por el armario

Para limpiarlas hay que desmontar la parte inferior

Telescópicas

(80 €)

Son la evolución de las encastradas

Diseño extraplano

Cuando no están funcionando son casi invisibles

Más económicas que las de pared

Ocupan muy poco espacio

Permiten conservar el armario superior

Las de extracción quitan espacio de almacenaje

Son difíciles de limpiar

Emergentes

(1.300 €)

Se instalan junto a la encimera de la cocina

Van encastradas en el mueble de suelo

Emergen cuando se necesitan y se recogen después

Casi invisibles

Muy vanguardistas

Eficientes

Menos económicas


Materiales y acabados

Las primeras campanas extractoras eran electrodomésticos de línea blanca, fabricadas en aluminio esmaltado en blanco. En la actualidad los modelos han evolucionado e incorporan materiales de última generación. El acabado no suele influir en el precio; normalmente las campanas de aluminio lacado son más económicas que las de acero inoxidable, pero el precio depende sobre todo de su eficiencia y su diseño. Las opciones disponibles son:

  • Aluminio lacado. Normalmente suelen llevar lacado blanco, aunque los modelos más actuales también ofrecen la opción en negro. Hoy día ambas opciones son tendencia, junto con al acero inoxidable. Nunca hay que limpiarlas con estropajos abrasivos.
  • Acero inoxidable. Son resistentes y decorativas. Es importante comprobar el tipo de acero con el que se ha construido la campana; el de mejor calidad inoxidable es el acero con calificación AISI 304. Su mayor desventaja es el mantenimiento, ya que se rayan con facilidad.
  • Cristal. Es la última tendencia en campanas extractoras. Normalmente se combina con los dos acabados anteriores (lacados y acero). El cristal debe ser siempre templado y puede ser incoloro, negro o blanco. Hoy día existen modelos con pantallas de cristal táctil de última generación. Son más fáciles de limpiar que los otros tipos y apenas se rayan.

Capacidad de extracción y tamaño

A la hora de escoger la mejor campana extractora para la cocina, el factor más importante es sin duda la capacidad de extracción del motor. Para calcularlo podemos seguir una serie de sencillos pasos. En primer lugar se debe calcular el volumen de la cocina multiplicando los metros de largo, ancho y alto. A esta cantidad se le debe sustraer el 25%, que es aproximadamente el tamaño de los muebles. A continuación multiplicaremos la cifra obtenida por 6 (capacidad de extracción a velocidad mínima) y por 12 (a velocidad máxima).

En cuanto a las dimensiones de la campana extractora, siempre se debe escoger un modelo con un ancho igual o mayor al de la placa de cocción. Por ejemplo, si la placa mide 60 cm de ancho lo mejor es instalar una campana extractora de 70 cm como mínimo.

Por último, otro aspecto a tener en cuenta es la distancia que debe haber entre la campana y la placa extractora. Normalmente se acepta una separación de un máximo de 70 cm para placas vitrocerámicas y de inducción, y de 75 cm para fuegos de gas.

Nivel de ruido

Las campanas extractoras funcionan con motores eléctricos. Estos motores llevan un ventilador que desprende ruido al girar. Aunque los modelos de hace unos años resultan bastante ruidosos, cada vez se consiguen motores más silenciosos. El nivel sonoro medio de las campanas extractoras actuales ronda los 40 decibelios a velocidad mínima, y los 70-80 dB a velocidad máxima.

Las campanas extractoras más potentes suelen ser algo más ruidosas; las de extracción también suenan más que las de recirculación. Si el ruido resulta muy molesto, es posible elegir una campana extractora con un nivel sonoro máximo de 60 dB. Hoy día hay campanas de última generación con motores silenciosos y sin escobillas que resultan muy eficaces y apenas emiten sonido, con un precio de unos 350 € en adelante.

Consumo

El consumo energético de una campana extractora no es muy elevado. Se trata de electrodomésticos de uso ocasional, por lo que su gasto energético se considera secundario frente a otros como el del frigorífico, el horno o la placa de cocción.

Como media, las campanas extractoras consumen unos 0,12 kW/hora, un consumo menor incluso que el de una aspiradora. Además, actualmente hay campanas con clasificación energética A+ que incluyen iluminación LED y motor silencioso, que consumen hasta un 80% menos que las convencionales.

Precio

El precio de instalar una campana extractora incluye el electrodoméstico, el transporte y la instalación y puesta en marcha de la nueva.

  • Instalar una campana integrable encastrada en mueble de pared tiene un precio de unos 90 €. Si es una campana de pared (decorativa), el precio sube a unos 150 €.
  • Si elegimos una campana de isla, el coste será de unos 500 €. Para una campana de techo (integrada), el precio asciende a cerca de 900 €. La razón del sobrecoste está en la dificultad de la instalación, que requiere hacer obra en el falso techo.
  • Los extractores de superficie tienen precios a partir de 2.100 € instalados e incluyendo también la placa de cocción. Por otra parte, si queremos instalar una campana tipo emergente (downdraft) podemos hacerlo a partir de unos 1.400 €.
  • Si vamos a cambiar una campana extractora antigua por un modelo nuevo, tendremos que sumar un coste de unos 25 € por la desinstalación y retirada del electrodoméstico y su traslado a un punto de recogida.

Los profesionales que instalan las campanas extractoras son los electricistas.

Mantenimiento

El mantenimiento de la campana extractora no es muy complicado. Las campanas de extracción requieren limpiar los filtros de metal frecuentemente, algo que se puede hacer en el lavavajillas. Previamente se aconseja vaporizarlos con un producto quitagrasas.

En cuanto a la carcasa, cada material se limpia de una manera. El acero inoxidable se puede renovar con limpiadores en polvo, que se aplican con unas toallitas especiales (16,25 €). El cristal se limpia bien con bayetas de microfibra específicas y agua que suelen ir en un paquete de varias por unos 15 €. En cuanto al metal esmaltado, se puede limpiar con detergente para cocinas y esponjas suaves, nunca con estropajos.

Extras

Filtros

Los filtros de las campanas de recirculación se deben cambiar periódicamente para que sigan cumpliendo su función. Algunas campanas cuentan con dispositivos luminosos que avisan de la saturación del filtro. También existen filtros que cambian de color cuando han llegado a su tope máximo. Los recambios tienen un precio de unos 5 € el pack de 5 filtros.

Lámparas y bombillas

Todas las campanas extractoras incluyen iluminación. Cuando las bombillas o lámparas se funden, se pueden cambiar por otras nuevas. Suele ser aconsejable elegir piezas de la misma marca. Existen bombillas LED para campana extractora desde unos 10 € las 2 unidades, y lámparas para modelos específicos que parten de unos 25 € en adelante.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. No es necesario pedir permiso al Ayuntamiento ni a la comunidad de vecinos para instalar una campana extractora. Si la vivienda no tiene salida de humos y queremos instalarla o necesitamos colocar un falso techo para instalar una campana de isla o integrada, sí hay que informarse sobre la necesidad de obtener un permiso de obra y comunicarlo a la comunidad de propietarios.
  • Motor. A la hora de elegir una campana extractora, conviene asegurarse de que el motor es de hierro blindado. Los motores de plástico son más económicos, pero acumulan más grasa y son mucho menos duraderos. Además, el motor debe incluir una válvula anti-retorno que evitará que el humo y los olores absorbidos por la campana vuelvan al ambiente.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de instalar una campana extractora varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

Última actualización: