Precio de instalar un punto de recarga 

El precio medio de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario es de 2.917 €.

En esta guía

Tipos de instalación
Tipos de conectores
Tipos de recarga
Modos de recarga
Precio
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar un punto de recarga en un garaje comunitario?

Un punto de recarga es una toma de corriente eléctrica a la que se le conecta un cable para cargar la batería de los vehículos eléctricos. Es muy recomendable instalar uno en el garaje para poder alimentar un coche de este tipo. Los edificios de nueva construcción tienen la obligación por ley de contar con puntos de recarga, mientras que los ya construidos se revalorizan con ellos.

El precio medio de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario para modo de carga 3, con alimentación trifásica de 400V y 22kW de potencia y conector de Tipo 2 de 32A es de 2.917 €.

Tipos de instalación

La instalación de un punto de recarga en un garaje comunitario puede ser de distintos tipos, dependiendo de dónde esté conectado dicho punto y de dónde proceda la energía que lo alimenta. Las opciones son:

  • Conectar el punto de recarga al contador de electricidad de la vivienda. Es la opción más sencilla y económica, disponible solo para garajes situados en el mismo edificio donde se encuentra la vivienda del propietario del vehículo. No es necesario instalar contador nuevo, ni tampoco pedir autorización para hacerlo.
  • Instalar un gestor de carga. Esta posibilidad es adecuada para garajes comunitarios muy grandes, con muchas plazas de aparcamiento y que dan servicio a numerosos vecinos. La empresa instaladora deberá colocar un nuevo contador de electricidad en la comunidad, al que podrán conectarse los usuarios que quieran incluir un punto de recarga para su plaza de garaje. La mayor ventaja de esta opción es que el coste de la instalación es mucho más reducido, ya que se fracciona entre varios.
  • Solicitar un nuevo suministro. Si se elige esta opción, el instalador deberá realizar un proyecto para instalar un nuevo contador. El propietario, en este caso, tendrá la propiedad de dicho contador y podrá elegir el suministro de la compañía eléctrica que prefiera.
  • Desviar un cable desde la vivienda al garaje. Esta solución es válida solo para viviendas situadas en plantas bajas o primeras. Consiste en bajar un cable desde el cuadro de mando y protección de la vivienda hasta el garaje, y conectarlo a la toma. Otra opción es conectarlo a la instalación de la comunidad de vecinos (la electricidad que alimenta las luces del portal, el ascensor, etc.), algo que podrás hacer solo si la comunidad lo aprueba.

Tipos de conectores

La instalación de un punto de recarga en un garaje comunitario consta de varios dispositivos: el contador, el cable de conexión y el conector en sí. El conector es la toma de corriente a la que se le conecta el enchufe para cargar la batería del vehículo. Los dos últimos modelos que aparecen en la tabla (CHAdeMO y Conector CSS) se emplean para usos empresariales, industriales y públicos, fuera del ámbito doméstico (gasolineras, aparcamientos, etc.). Como no son adecuados para garajes comunitarios o particulares, no se indican sus precios. El resto de los precios no incluyen la instalación.

Los tipos de conectores para puntos de recarga existentes son:

TipoCaracterísticasIntensidad y potencia máximas

Schuko

Caja con conector Modo 2

(176 €)

Conector doméstico similar a los de las viviendas

Económico

Fácil de instalar

Se usa con un cargador portátil Schuko o un adaptador

Para corriente alterna

Monofásico

16 A

3,7 kW

Tipo 1

(215 €)

Conector estándar japonés adoptado por EEUU y aprobado en Europa

Para corriente alterna

Monofásico

Con protección que bloquea el conector e impide su desconexión

32 A

7,4 kW

Tipo 2

(225 €)

También conocido como Mennekes (primera marca en comercializarlo)

Estándar europeo

Para corriente alterna

Monofásico y trifásico

Monofásico: 16 A/ 3,7 kW

Trifásico: 63 A/44 kW

Tipo 3

(actualmente en desuso)

Creado en 2010 por la EV Plug Alliance

Para corriente alterna

Tipo 3A: monofásico

Tripo 3C: monofásico y trifásico

Tipo 3A: 16 A/3,7 kW

Tipo 3C: 32 A/ 22 kW

CHAdeMO

Conector japonés

Para cargas rápidas

Para corriente continua

125 A

50 kW

Conector CCS

(Combo, IEC-62196-3)

Conector europeo para corriente continua

Combina 1 conector AC tipo 2 y un conector DC con 2 terminales

En AC: 43 kW

En DC: 50 kW


Tipos de recarga

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario es el tipo de recarga que ofrecen estos dispositivos. Los tipos están clasificados según la velocidad de recarga que proporcionan. A mayor velocidad, el punto de recarga será más costoso. Los más habituales son:

  • Lenta o vinculada. A baja potencia (2,3 kW max.). Para cargar motocicletas y bicicletas eléctricas.
  • Normal. A potencia estándar (3,7 kW). Es la habitual para vehículos eléctricos que se recargan durante la noche y la más indicada para garajes comunitarios o particulares. La recarga completa tarda entre 6 y 8 horas.
  • Semi-rápida o de oportunidad. A potencia media (11 kW y 22 kW). Para espacios públicos como aparcamientos rotatorios o centros comerciales, donde los vehículos permanecen poco tiempo. También se recomienda para garajes comunitarios o particulares donde se desee cargar el vehículo con rapidez. La recarga completa tarda unas 4 horas.
  • Rápida. A potencia elevada (43 kW). Para lugares que requieran cargas rápidas, como gasolineras.
  • Ultra rápida. A potencia muy elevada (50 kW), para espacios donde las cargas deben ser extremadamente rápidas.

Modos de recarga

Además de los distintos conectores, los tipos de instalación y los de recarga, a la hora de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario es importante distinguir los modos de recarga que existen para elegir el más adecuado a nuestras necesidades. Los más económicos son los de modo 1, y los menos, los de modos 3 y 4. Los puntos de recarga de modo 1 y 2 tienen un precio medio de unos 1.700 €, mientras que los de modo 3 rondan los 2.200 €. Hay puntos múltiples que aceptan los tres modos, con un coste medio de unos 3.000 €.

  • Modo 1. Es el modo correspondiente a cargar un vehículo eléctrico en una toma de corriente no diseñada exclusivamente para esta función (por ejemplo, un enchufe de fuerza para electrodomésticos). Es el más sencillo y solo requiere conectar un cable tipo Schuko 230V a la toma y al vehículo. No incluye protección de seguridad y se recomienda solo para bicicletas eléctricas y vehículos de poca potencia.
  • Modo 2. Este modo de carga se realiza con tomas de tipo Schuko que formen parte de una caja con protección de seguridad. Suelen ser exclusivas para vehículos eléctricos. Son recomendables para coches híbridos.
  • Modo 3. Para tomas tipo Mennekes (tipo 2), requieren de un Wallbox: un punto de recarga exclusivo para vehículos eléctricos. El aparato lleva varios sistemas de protección. Es el modo obligatorio en España para puntos de recarga de uso público. Recomendado para coches híbridos de alta autonomía o coches completamente eléctricos. Es el modo para uso doméstico más seguro y rápido.
  • Modo 4. La recarga en este modo se realiza en puntos de recarga exteriores, normalmente en estaciones de servicio. Permite recargar por lo menos un 70% de la batería del vehículo en 30 minutos o menos. Los puntos de recarga que utilizan el modo 4 no se recomiendan para garajes comunitarios o particulares, por su elevado coste.

Precio

El precio de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario está sujeto a muchas variables: el tipo de punto, los metros de cable que haya que colocar y el tiempo de mano de obra. Los puntos de recarga indicados a continuación incluyen interruptor automático magnetotérmico, diferencial, indicadores luminosos de nivel de carga y cerradura de seguridad.

  • Instalar un punto de recarga en un garaje comunitario para modo de carga 1 o 2, alimentación monofásica a 230V, 2,3kW de potencia y conector Schuko de 16A tiene un precio medio de 1.649 €. Para modo de carga 3, con 3,7 kW de potencia y conector Tipo 2 de 16A, el precio es de 2.212 €.
  • Si elegimos un punto de recarga para modo de carga 3, con alimentación trifásica a 400V y 22kW de potencia y conector de Tipo 2 de 32A, el precio medio es de 2917 €.
  • Instalar un punto de recarga doble con 24,3 kW de potencia, con 1 conector Schuko de 16A monofásico y 1 conector Tipo 2 de 32kW trifásico tiene un precio medio de 3.625 €.

Los profesionales que se encargan de instalar puntos de recarga en garajes comunitarios son los electricistas.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos y licencias. Según la Ley 19/2009 que modifica la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal, para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario no es necesario pedir permiso al ayuntamiento. Solo hay que comunicar la actuación a la comunidad de vecinos, que no tendrá que votar ni aprobar su instalación.
  • Normativa sobre puntos de recarga. En 2014 se publicó en Real Decreto 1053/2014 que aprueba la nueva Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-52. En él se indica la normativa para infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos, evitando anteriores lagunas legales.
  • Normativa para edificios de nueva construcción. A partir de 2012, la legislación europea obligará a instalar puntos de recarga en todos los garajes comunitarios de nueva construcción. También se establecerá un plazo para los ya existentes, si bien la ley tiende a fijar su obligatoriedad en un futuro próximo.
  • Ayudas y subvenciones. Las ayudas para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario son aportadas por el Gobierno estatal y las Comunidades Autónomas. Las ayudas se reparten hasta finalizar los fondos, por lo que es importante mantenerse informado y solicitarlas lo antes posible. Actualmente existen ayudas vigentes en Navarra y Cataluña.
  • Tarifa eléctrica y consumo. Instalar un punto de recarga conectado con nuestro contador puede hacer que tengamos que contratar más energía eléctrica. Sin embargo, estos puntos consumen muy poco y no suele ser necesario.
  • Tarifa de discriminación horaria. Si el vehículo se recarga durante la noche, puede ser interesante contratar un suministro eléctrico con tarifa de discriminación horaria.
  • Protección anti-accidentes. Los puntos de recarga deben llevar obligatoriamente sistemas de protección contra contacto directo con la corriente eléctrica y sobretensiones.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

Última actualización: