Precio de una isla de cocina

El precio medio de construir una isla de cocina de 1,8 m2 (1,5 x 1,2 m) es de 2.230 €.

En esta guía

Ventajas e inconvenientes
Tipos
Espacios y medidas
Materiales de la encimera
Precio
Mano de obra
Extras
Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta construir una isla de cocina?

Una isla de cocina es una estructura independiente, formada por una serie de módulos o armarios cubiertos por una encimera y que forma parte de la cocina. Puede ser fija o móvil y puede incluir o no fregadero y electrodomésticos. La isla añade espacio de trabajo y de almacenaje a la cocina, así como una zona de comidas que aumenta las posibilidades de la estancia.

En la década actual, se calcula que cerca de la mitad de las personas que han renovado su cocina han decidido incluir una isla en ella. Actualmente y desde hace ya unos años, las islas son tendencia por su potencial decorativo y su funcionalidad.

El precio medio de construir una isla de cocina de 1,8 m2 (1,5 x 1,2 m) con muebles, encimera de granito, fregadero, lavavajillas, placa de cocción y campana extractora, instalación eléctrica y de fontanería es de 2.230 € aproximadamente.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Aumentan la superficie de trabajo para cocinar y el espacio de almacenaje.
  • Crean una zona para comer, desayunar o reunirse que comunica la cocina con el salón.
  • Revalorizan las viviendas.
  • En el caso de cocinas abiertas al salón, sirven para separar los espacios sin cerrar y añadir zonas de comedor o de trabajo, sustituyendo a la pared retirada.

Inconvenientes

  • No son adecuadas para cocinas pequeñas o estrechas.
  • En la mayoría de los casos requieren obras importantes, por lo que solo se recomiendan si se hace una reforma integral de la cocina.
  • Una isla de cocina es un elemento caro que requiere una inversión importante.
  • Las islas de cocina fijas pueden terminar siendo un estorbo. Es importante asegurarse de que realmente nos interesa tener una. Si no lo tenemos muy claro, es mejor decantarse por una isla móvil.

Tipos

Dependiendo de su configuración, su uso y su instalación, existen islas de cocina de distintos tipos.

TipoCaracterísticasPrecio

Islas móviles (con ruedas)

Con o sin almacenaje

Permiten desplazarlas

A medida o modelos estándar

Permiten despejar el espacio

Se pueden llevar en una mudanza

No pueden ser muy grandes

Desde 296,5 € (106 x 46 cm)

Islas de trabajo


Compactas

Formadas por módulos con paneles

En la parte inferior llevan zona de almacenaje

Llevan encimera

Pueden hacerse a medida

Sin placa de cocción ni muebles

Con o sin fregadero

Desde 300 € (120 x 60) (sin fregadero)

Desde 700 € (con fregadero)

Desde 900 € (150 x 65 cm) (a medida)

Desde 1000 € (120 x 75 cm) (con mesa extensible)

Islas para comidas


Puede ser tipo barra alta para comer, desayunar, etc.

Altura mínima: 110 cm para poder usar taburetes altos

Puede llevar dos zonas: almacenaje (85-90 cm) y un lateral más alto para los taburetes (110 cm)

Si llevan dos zonas, el ancho debe ser de 80 cm mínimo

Desde 549 € (sin almacenaje)

Con almacenaje y taburetes, 699 €

Islas con electrodomésticos


Llevan conexiones de electricidad y fontanería

Los más habituales: lavavajillas y la placa de cocción

Si llevan placa hay que colocar una campana extractora exenta

Tamaño mínimo 120 x 80 cm

Desde 1.500-2.000 € (a medida)

Excepto en las islas-barra que solo se utilizan para comer, lo normal es que una isla de cocina esté formada por módulos de almacenaje. Se pueden incluir armarios con puertas, módulos de cajones, gaveteros, caceroleros, módulos de esquina, botelleros, estanterías giratorias y estanterías extraíbles. También se pueden colocar baldas para cestas y cajas (o para libros y objetos decorativos, en la cara que da al salón).

Espacios y medidas

Es importante dejar espacio suficiente entre la isla de cocina y las encimeras para que la isla no sea un estorbo, sino un valor añadido. En cualquier caso, entre la isla y el resto de los muebles debe haber un espacio mínimo de 90 cm de paso. Sin embargo, es recomendable que la anchura de paso alcance los 110-120 cm. Un espacio más amplio sería excesivo y haría más incómodo el trabajo en la isla o su uso para comer.

En la encimera conviene conviene dejar un vuelo de 1-2 cm para que no quede enrasada con los muebles. Esta medida multiplicada por 2 se le debe añadir al ancho y al largo de la isla, para saber la medida total. Por ejemplo, para una isla de 1,5 x 1,2 m con un vuelo de 2 cm las medidas serían:

Longitud: 150 cm + (2x2 = 4 cm) = 154 cm.

Ancho: 120 cm + (2x2 = 4 cm) = 124 cm

Materiales de la encimera

La encimera de la isla de cocina es uno de sus puntos más importantes. Lo más habitual es utilizar el mismo material que en el resto de la cocina, aunque también se puede añadir contraste. En estos casos, los materiales más aconsejables son la madera maciza y el acero inoxidables: su estética neutra combina bien con cualquier otra encimera.

MaterialCaracterísticasPrecio

Acero inoxidable


Tableros recubiertos de acero inoxidable de 15 mm

Resistente

Decorativo

Da un estilo industrial

Refleja la luz

Aumenta visualmente los espacios

Puede rayarse

El material más caro

Desde 375 €/m lineal

Porcelánicas


Fabricadas en gres porcelánico

Sirven para islas de más de 60 cm de ancho

No se rayan

Conservan perfectamente el color

Repelen las manchas

Las más duraderas

Imitan cualquier materia

Aguantan mal los golpes

Son bastante caras

Desde 260 €/mlineal

Cuarzo Compacto

Mezcla resinas con polvo de cuarzo

Sirven para islas de más de 60 cm de ancho

Muchos colores y acabados disponibles

Aguantan bien los golpes y las manchas

Los arañazos se pueden arreglar

Permiten crear curvas y fregaderos moldeados con el propio material

Sensibles al calor

Los tonos oscuros se decoloran

Desde 160 €/m lineal

Piedra natural

Encimeras de granito o mármol

Sirven para islas de más de 60 cm de ancho

Son piezas únicas

Aportan elegancia

Cuidadas pueden durar décadas

Se revalorizan con el tiempo

No son piezas uniformes

Necesitan un acabado protector

Desde 150 €/m lineal

Madera


Madera maciza alistonada

Estética muy natural

Aguantan bien los golpes

No hay piezas de ancho superior a 63 cm

Menos resistentes al rayado o las manchas

No soportan el calor

Necesitan un acabado protector

Desde 55 €/m lineal

Laminadas

Encimeras de aglomerado hidrófugo cubiertas por un material plástico

Baratas

Ligeras

Fáciles de instalar

Los laminados actuales son más bonitos y resistentes

Cientos de colores disponibles

Acabado brillo o mate

No hay piezas de ancho superior a 63 cm

No soportan el calor

a humedad afecta a los tableros y los estropea

El revestimiento se puede rayar si se frota con estropajo

Desde 20 €/m lineal

Precio

Para una isla de cocina de 1,5 x 1,20 m se necesitan:

  • 2 armarios con puerta de 45 x 70 x 58 cm (95 €).
  • 1 módulo de 45 x 70 x 58 cm con de 2 cajones y 1 cajón cacerolero (120 €) ubicados en un lateral.
  • En el otro lateral se puede disponer un módulo de 3 baldas de 90 x 70 x 58 (75 €) y 1 armario de 45 x 70 x 58 (47,5 €), por un precio total de 290 €, con muebles en melamina blanca lisa.
  • En madera maciza, el coste se incrementaría en unos 200 €.
  • La encimera de granito con corte para el fregadero saldría por unos 450 €.
  • En cuarzo compacto unos 600 €.
  • También se necesita un zócalo para la parte baja que costaría unos 27 €.
  • 6 tiradores por unos 15 €.
  • Un fregadero con grifo de caño extraíble por unos 118 €.
  • Una placa vitrocerámica por unos 179 € (de inducción por 300 €).
  • Una campana extractora de techo por 600 €.
  • Si se incluye lavavajillas, al coste habrá que sumarle unos 350 €.

Mano de obra

El coste de la medición y el montaje de los muebles, la ampliación de la instalación eléctrica y de la red de fontanería sería unos 500 €. Si queremos instalar la isla tras unir la cocina con el salón en un espacio de 12 m2, el precio de la obra (sin la isla) rondaría los 1.500 € incluyendo derribo del tabique, desescombro y unificar paredes y suelos.

Extras

Asientos

Las islas con barra deben llevar asientos para comer. Lo más habitual es escoger taburetes de cocina (entre 15,95 y 50 € dependiendo de la calidad). Para barras de altura estándar (85 cm) hay taburetes más bajos (15-25 €).

Electrodomésticos

Una isla de cocina con conexiones eléctricas y de fontanería puede llevar cualquier electrodoméstico: placas de cocción (desde 160 €), lavavajillas (desde unos 300 €), lavadoras (desde unos 330 €) y frigoríficos bajos (desde 111 €). Sin embargo, lo más habitual es incluir en la isla la placa de cocción con una campana extractora de techo o isla (desde 110 €), y si lleva fregadero, el lavavajillas.

Accesorios

La isla de cocina puede incluir algunos accesorios que faciliten las tareas y optimicen el espacio. Algunos de los más interesantes son:

Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. Para reformar la cocina sin derribar tabiques solo suele ser necesario contar con una Licencia de Obra Menor. Si vamos a derribar tabiques, cambiar el tamaño de las dependencias o ampliar la instalación eléctrica, necesitaremos una Licencia de Obra Mayor y el Certificado de Instalación Eléctrica. Si se va a abrir la cocina al salón, hay que comprobar que la pared a derribar no es un muro de carga. Estos permisos los gestionan los profesionales; la gestión se incluye en el presupuesto.

  • Alternativas. Una opción económica a las islas de cocina son las mesas tocineras y las mesas de carnicero. Suelen ser muebles de segunda mano recuperados. También hay mesas de trabajo con encimera de madera y estructura de metal, perfectas para sustituir a las islas de cocina (desde 400 €).

  • Penínsulas. Son islas de cocina que van unidas a una de las paredes laterales de la cocina, perfectas para estancias más pequeñas. Normalmente incluyen espacio de trabajo/almacenaje por un lado (el que da a la cocina) y barra de comidas por el otro (el que da al salón). Las hay tipo barra, sin instalación, con espacio de almacenaje y taburetes desde 75 €.

  • Diseño. A la hora de incluir una isla de cocina en el diseño del espacio, hay que tener en cuenta su tamaño, ubicación y disposición para conseguir que se integre perfectamente. La isla debe formar parte del “triángulo de trabajo” indispensable en cualquier cocina (placa de cocción-fregadero-frigorífico). Por ejemplo, podemos colocar la isla con placa y fregadero frente a la zona de frío. La idea es hacer más cómodo el trabajo y crear una circulación cómoda y fluida en todo el espacio

¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos