Precio de un jardín vertical

Colocar un jardín vertical cuesta, de media, unos 970 €.

En esta guía

Ventajas e inconvenientes
Tipos de jardines verticales
Sistema de riego
Plantas
Iluminación
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta colocar un jardín vertical?

Un jardín vertical es una pared donde se cultivan plantas ornamentales para crear una zona decorativa, natural y fresca que no ocupa espacio útil. Se pueden instalar tanto en interior como en exterior, dependiendo del tipo de plantas que se elijan.

El precio medio de un jardín vertical de 2 m2, con base de sustrato orgánico, plantas, sistema de riego por goteo automatizado e instalación es de 970 €.

Ventajas e inconvenientes

Colocar un jardín natural en casa, el balcón o la terraza es una idea interesante, pero tiene sus pros y sus contras:

Ventajas

  • Permiten contar con un jardín en espacios de tamaño pequeño.
  • Se pueden poner en cualquier rincón y hacerlos a la medida.
  • Permite cultivar aromáticas e incluso hortalizas para el consumo.
  • Aportan una estética fresca y vanguardista a los espacios.
  • Llevan la naturaleza a los interiores de las casas.
  • Aumentan el valor de la propiedad.
  • Las plantas refrescan los ambientes y filtran el aire y lo sanean.

Inconvenientes

  • Necesitan cuidados y mantenimiento.
  • Hay que sustituir las plantas estropeadas a menudo para que la estética se mantenga.

Tipos de jardines verticales

Los jardines verticales se clasifican en distintos tipos, atendiendo a aspectos como la base en la que enraizan las plantas, la forma de construirlos o el tipo de plantación. Podemos hacer los siguientes grupos:

Según la base de enraizamiento

Dependiendo del tipo de base sobre la que se enraícen las plantas, los jardines verticales se dividen en tres tipos: hidropónicos, con sustrato y mixtos.

  • Jardines verticales con sustrato (desde 240 €/m2). Son jardines clásicos, con las plantas enraizadas en sustrato pero en sentido vertical. El sustrato se coloca en paneles contenedores o estructuras de rafia, geotextil, rejilla, plástico, etc., perforados. Puede ser de dos tipos: humus, que cuesta unos 3 €/5 l, y compost, desde 6 €/20 l). El sustrato debe ir mezclado con otros elementos que le ayuden a retener la humedad, eviten que se compacte y favorezcan el enraizamiento de las plantas. Los más utilizados son la fibra de coco (2 €/kg aprox.), la cáscara de arroz (8,9 €/5 l), la perlita (17 €/100 l), la arlita (3,5 €/5 l),y derivados de madera, como la viruta y el serrín (unos 8 €/kg).​

  • Jardines verticales mixtos o semihidropónicos (desde 480 €/m2). Mezclan ambas opciones: una base hidropónica inerte con un sustrato orgánico. Aúnan las ventajas de ambos y son la mejor elección, salvo para jardines de gran tamaño para fachadas de edificios, para los que es mejor escoger un sistema hidropónico.

  • Jardines verticales hidropónicos (desde 191 €/m2). Son jardines sin tierra o sustrato, en los que las plantas crecen enraizadas en un medio inerte de tipo textil y poroso. Al no haber sustrato con nutrientes, hay que suministrárselos a las plantas disueltos en el agua del riego. Los jardines verticales hidropónicos, a su vez, se dividen en tipos dependiendo del material y el sistema sobre el que crecen las plantas:

    SistemaCaracterísticas

    Geotextil

    Desde 60 €/m2

    Llevan una base plástica sobre la que se extiende una capa de material o fieltro geotextil

    Hay bases con bolsas ya preparadas para facilitar el trabajo

    Ligeros y económicos

    No soportan bien el frío

    Necesitan riego automatizado

    Musgo (Sphagnum Magellanicum)

    Desde 290 €/m2

    Es una base formada por musgo de turbera

    Se puede colocar en paneles de rejilla plastificada, en contenedores o junto con sustrato

    Naturales, estáticos y fáciles de mantener

    Sostenibles

    Solo permiten cultivar ciertas especies

    Son de crecimiento lento

    Sustrato hidropónico

    Desde 385 €/m2

    Paneles de espuma con perforaciones para introducir la planta

    Ligeros y duraderos

    Aguantan mal el frío

    Retienen poca humedad

    Necesitan sistemas o productos que controlen el ph, las plagas y los hongos


Según el tipo de construcción

Los jardines verticales también se pueden clasificar según su construcción. En este sentido, existen dos tipos:

  • Modulares. Están formados por paneles prefabricados que se unen entre sí para formar jardines más o menos grandes. Pueden ampliarse a voluntad y se instalan con rapidez, pero su forma y medidas son estándar, no se pueden adaptar a medidas o diseños especiales.
  • Construidos in situ. Se instalan colocando capas impermeabilizantes, de soporte, de riego, etc. unas sobre otras, directamente sobre la pared. Estos jardines se adaptan a cualquier forma y diseño. Su desventaja es que son más costosos porque se tarda más en instalarlos.

Según el tipo de plantación

Por último, los jardines verticales pueden presentar dos tipos de plantación distintos. Serían los siguientes:

  • Jardines ya plantados. Las especies en proceso de crecimiento se trasplantan al jardín. Este método permite disfrutar de un jardín tapizado y verde desde el primer momento, pero muchas veces las plantas no se adaptan bien al nuevo entorno y terminan secándose.
  • Jardines sembrados in situ. Las plantas se siembran directamente en el sustrato, o se ponen plantones muy pequeños cultivados en semilleros en el mismo entorno. Estos jardines tardan un tiempo en mostrar una superficie verde y floreciente, pero las plantas tienen más posibilidades de supervivencia al no tener que adaptarse.

Sistema de riego

Contar con un buen sistema de riego es fundamental para la supervivencia y el buen mantenimiento del jardín vertical. A grandes rasgos, podemos definir dos tipos de riego:

  • Riego manual. Adecuado para jardines verticales pequeños, con poco mantenimiento y de interior o exterior. Se recomienda especialmente para diseños con base de sustrato orgánico o mixto.
  • Riego automatizado por goteo. Es la mejor opción en ambos casos, ya que ahorra agua y evita tener que preocuparse por regar el jardín. Sobre todo, resulta muy práctico para jardines verticales con sustrato hidropónico, ya que mantiene bien los niveles de humedad y nutrientes. La instalación de un sistema de riego con evacuación, aporte de nutrientes y automatización se puede calcular entre unos 570 y 700 €/m2.

Plantas

Las plantas elegidas para tapizar un jardín vertical varían dependiendo de si se trata de un jardín de exterior o de interior y de las condiciones climáticas, de luz y de humedad. Las más adecuadas en España son:

Para jardines verticales de interior

Los jardines verticales de interior tienen una serie de condiciones que hacen que determinadas especies se adapten mejor a ellos. Las plantas más indicadas serían:

PlantaCaracterísticasPrecio

Filodendro colgante

Planta trepadora que enraíza muy bien en materiales como el musgo

Muy resistente

Permanece todo el año verde

Necesita mucha luz indirecta

Sin flor

Desde 6,61 €

Poto

Muy similar al filodendro

Requiere pocos cuidados

Aguanta bien con poco riego

Necesita mucha luz indirecta

Sin flor

Desde 1,95 €

Croton

Hojas de colores vivos, entre verdes y rojas con nervaduras amarillas

Muy resistente

Necesita mucha luz indirecta

Desde 5,55 €

Anturio

Planta con flores rojas muy vistosas

Hojas verdes

Necesita mucha humedad, riegos y vaporizar agua con frecuencia

Mucha luz indirecta

Desde 6,99 €


Para jardines verticales de exterior

En jardines verticales de exterior, algunas de las especies que mejor se adaptan son:

PlantaCaracterísticasPrecio

Tradescantia

Trepadora de color violeta oscuro

Flores rosas

Muy resistente

No soporta las heladas

Sol directo y semisombra

Desde 2,53 €

Hiedra

Distintas variedades con hojas verdes o variegadas

Necesitan humedad y temperaturas no muy altas

Sol directo y semisombra

Desde 3,98 €/10 ud.

Cinta

Para interior y exterior

Sol directo y semisombra

Aguanta temperaturas hasta 30º

Desde 1,95 €

Helecho colgante


Frondosos y verdes, buenos tapizantes

Eliminan toxinas del aire

Luz indirecta

Mucha humedad

Hay variedades para interior

Desde 7,95 €

Iluminación

Los jardines verticales de exterior no necesitan iluminación. En cambio, los de interior pueden necesitar un aporte de luz extra si no les llega suficiente luz natural. Existen lámparas especiales con tecnología LED y longitudes de onda especiales para distintos tipos de jardines y plantas. Por ejemplo, las longitudes de onda en tonos blanco y rojo son ideales para fomentar la floración.

Los jardines verticales necesitan lámparas con ángulo de iluminación estrecho (30º), que concentren la intensidad de la luz y permitan colocarlas a cierta distancia de las zonas verdes (máximo 1,5 m). Se pueden encontrar paneles LED para jardines verticales de interior desde 120 €. Los paneles pueden formar parte de kits “inteligentes” con controladores que adaptan la iluminación a las necesidades de las plantas (desde 492 €).

Precio

El precio de un jardín vertical depende del tipo de sustrato elegido, el tamaño, el riego y la iluminación. Un jardín vertical hidropónico de 1 m2 con base geotextil y plantas se puede instalar desde 192 €, mano de obra incluida. Si se le añade un sistema de riego y fertilización por goteo, el precio se incrementa en unos 510 €. Si el sistema está automatizado, habría que añadir 100 € al presupuesto. En jardines de interior, la iluminación puede aumentar el coste total en unos 492 €.

Para un jardín similar con base de Spagnum, el coste aumentaría en unos 230 €. Si lleva sustrato hidropónico, serían 325 € más. En jardines verticales con sustrato orgánico, el precio aumenta en unos 186 €.

Los jardines verticales los construyen los montadores y los jardineros. Si se instalan sistemas de riego, también deben intervenir fontaneros.

Extras

Aire acondicionado vegetal

Los jardines verticales pueden reducir la temperatura ambiente entre 3º y 5º. También hay sistemas que incluyen un ventilador que mueve el aire y lo hace circular a través de la pared vegetal, creando un “aire acondicionado natural” que aporta humedad y frescor. Cuatro metros cuadrados de pared vertical dotada de este sistema aportan la misma refrigeración que un equipo de con una potencia 2,5kW/h. Los presupuestos de estos sistemas los hacen las empresas teniendo en cuenta el espacio y las condiciones.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. Para instalar un jardín vertical de interior no es necesario contar con permisos. En el exterior, si el jardín pertenece a la terraza o el balcón del propietario, se puede instalar también en las paredes interiores sin necesidad de permiso. Para instalarlo en la fachada se necesita un permiso municipal y el acuerdo de la comunidad de vecinos.
  • Mantenimiento. El mantenimiento de un jardín vertical incluye el control del riego y la fertilización, la poda de las plantas y la sustitución de las especies muertas, deterioradas o de temporada. El precio ronda los 8/10 €/m2. En jardines verticales situados en fachadas el coste aumentará si hay que utilizar sistemas de trabajo en altura.
  • Diseño. Según el tipo de crecimiento de las plantas, se deben colocar en distintas partes del jardín. Conviene colocar las trepadoras en los lados y la parte inferior para evitar que caigan sobre las demás, y dejar las tapizantes para la parte superior o el centro. Los colores, el tamaño de las hojas y las necesidades de luz también son factores importantes a la hora de decidir la distribución de las especies.
  • Alternativas. Los jardines verticales artificiales son una buena alternativa para decorar interiores o exteriores, sin gastar agua ni electricidad o tener que dedicarles tiempo. Cada vez son más atractivos y tienen un aspecto más natural. Hay modelos de 0,5 m2 desde 11,31 €.
  • Kits. En viveros, tiendas de decoración y de bricolaje hay kits para crear jardines verticales, perfectos para uso doméstico, interior, balcones y tamaños pequeños. Pueden ser macetas colocadas en forma de pared, planchas de fieltro con bolsas para el cultivo, paneles, etc. Hay kits que incluyen el panel (65 x 58 cm), el sustrato, alguna herramienta y semillas desde 56 €.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos