Precio de lacar muebles

El precio medio de lacar un mueble es de unos 300 €.

En esta guía

¿Cuándo lacar un mueble?
Tipos de lacas
Acabados
Proceso
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta lacar un mueble?

Lacar un mueble consiste en aplicar sobre él una capa de laca gruesa y lisa, formada por varias manos de una pintura especial. La laca cubre totalmente la base y oculta imperfecciones y desperfectos, dando un aspecto renovado y luminoso a muebles pasados de moda o estropeados.

El precio medio de lacar un mueble mural de 2 x 2 metros in situ, desmontando puertas y tiradores y utilizando laca nitrocelulósica blanca aplicada a pistola es de 300 €.

¿Cuándo lacar un mueble?

No siempre es conveniente lacar un mueble, pero en muchos casos merece la pena. Es una opción muy interesante que puede ahorrarnos dinero, permitiéndonos conservar muebles de calidad con un acabado renovado.

Conviene lacar un mueble

  • Si el precio del mueble fue en su momento superior al del lacado.
  • Si comprar un mueble nuevo es más costoso que encargar el lacado.
  • Si queremos conservar el mueble por motivos sentimentales, de diseño, de calidad, etc. pero con un aspecto renovado.
  • Si deseamos darle un color concreto que no encontramos en las tiendas.

No conviene hacerlo

  • Si el mueble es de madera noble, como la caoba, el ébano o el palisandro, ya que perderá valor si se laca. En este caso conviene encargar su restauración.
  • Si se trata de un mueble de poco valor y sale más costoso lacarlo que comprar uno nuevo.
  • Si está muy deteriorado: tiene ataque de carcoma, es débil, tiene muchas partes rotas...

Tipos de lacas

Las lacas son pinturas especiales que crean superficies lisas, compactas y sólidas. Hace años solo había lacas al aceite, pero hoy día las hay de muchos tipos y para distintas aplicaciones. Las más habituales son:

TipoCaracterísticasPrecio
Nitrocelulósicas

Su base es el nitrato de celulosa y las resinas alquídicas

Se limpian y diluyen con disolvente nitrocelulósico

Se aplican con pistola

Acabado brillante o satinado

18 €/ 750 ml

Acrílicas

Se fabrican con resinas acrílicas

También se conocen como esmaltes acrílicos

Acabado mate o satinado

17 €/ 750 ml
Epoxi (2 componentes)

Formadas por dos componentes: laca y endurecedor

Tras mezclarlos hay un tiempo límite para aplicar la laca

Se aplican con rodillo, espátula o pistola

Acabado brillante o satinado

16 €/925 ml


Las ventajas e inconvenientes de cada tipo son:

  • Las lacas nitrocelulósicas son muy duras y resistentes, y crean superficies lisas y compactas. Por otra parte desprenden olor fuerte, tardan en secar, no son ecológicas, no se pueden aplicar con brocha o rodillo y no existen en acabado mate.
  • Las lacas acrílicas se limpian y diluyen con agua, y son fáciles de usar. No desprenden olor, secan rápido y se pueden aplicar a brocha, rodillo o pistola. También tienen inconvenientes: son menos duras y resistentes, no dejan superficies tan compactas como las nitrocelulósicas y no existen en acabado brillante.
  • Las lacas epoxi son las más duras, compactas y resistentes. Se pueden colorear con tintes universales para pintura y permiten lacar todo tipo de superficies, incluyendo encimeras de cocina o sanitario. Pero también son difíciles de manipular, hay que aplicarlas en un tiempo determinado, tardan en secar, desprenden olor, no son ecológicas y no existen en acabado mate.

Acabados

A la hora de lacar un mueble podemos escoger entre tres acabados: brillante (normal o alto brillo), satinado o mate. El acabado no influye en el precio final del lacado.

  • Brillante/Alto brillo. Antiguamente solo existía esta opción. El acabado brillante refleja la luz y aumenta visualmente los espacios. Es el más resistente de todos. Sin embargo, hoy día está algo obsoleto, la tendencia apuesta más por los acabados satinados o mates, salvo para muebles de cocina o baño.
  • Satinado. A medio camino entre el brillo y el mate, imita el brillo de la cera pulimentada. Es el más popular. Más resistente que el mate, pero menos que el brillante.
  • Mate. Es un acabado de tendencia, en el que la superficie no presenta brillo alguno. Es elegante y oculta bien los defectos, pero se ensucia bastante y no aguanta bien los golpes o los roces.

Proceso

A la hora de lacar un mueble, el proceso puede variar ligeramente dependiendo del tamaño y la configuración de este. Por ejemplo, si el mueble tiene tiradores, cristales, cajones, puertas, etc., puede ser necesario desmontarlos. Los pasos más habituales en un proceso de lacado de muebles son:

Arreglo de desperfectos. Antes de lacar un mueble hay que reparar o encolar las partes rotas y rellenar las grietas, agujeros, desconchados, etc. con una masilla específica. Después se lijarán las reparaciones para igualar de nuevo la superficie.

Limpieza. La superficie del mueble debe estar libre de grasa o suciedad. Es importante limpiarla con alcohol, disolvente o productos desenceradores.

Decapado. Si el mueble lleva muchas capas de pintura, puede ser necesario eliminarlas para obtener un acabado perfecto. Sin embargo, lo normal es que el lacado se aplique directamente sobre el barniz o pintura originales, ya que las imprimaciones favorecen el agarre final de la laca sin necesidad de decapar. El precio del decapado suele ir incluido en el coste final, pero si hay que quitar muchas capas puede encarecerlo. El precio por hora del decapado ronda los 20 €.

Lijado. El mueble se lija con papel nº 250 y 400 para crear una superficie que agarre bien la imprimación. Después se retira el polvo con un paño húmedo.

Imprimación. La imprimación es la base que sirve como agarre para la laca e iguala la superficie. Lo normal es que sea de color blanco. Solo es necesario aplicar 1 mano.

Encintado y protección. Si el mueble se va a lacar in situ, habrá que cubrir y proteger el suelo y las superficies adyacentes. También hay que colocar cinta de carrocero en cristales y bisagras. Los tiradores se suelen retirar antes de lacar.

Aplicación de la laca. Se puede hacer con brocha, rodillo o pistola. Si se hace a pistola, habrá que proteger la habitación con plástico y cinta o transportar el mueble a la cabina de pintado de la empresa. Normalmente se aplican 2/3 manos de laca, dejando secar entre ellas. Una vez secas, las manos de laca se lijan con papel extra fino (nº 600). Si se usan lacas epoxi solo es necesario aplicar una mano.

Precio

El precio de lacar muebles incluye el desplazamiento, el producto, las herramientas y la mano de obra por horas. El desplazamiento dentro de la misma comunidad autónoma y la primera hora de trabajo suelen tener un precio de 60 €. El resto de las horas se tarifican normalmente a 20 €. A estos precios hay que añadir el IVA (21%). Si es reducido por ser un trabajo de reforma es del 10%.

  • Sumando todos estos factores, el precio de lacar un mueble mural de 2 x 2 metros parte de unos 200 €, con 1 mano de imprimación y 2 manos de laca.
  • Si hay que desmontar el mueble o parte de él (quitar tiradores, bisagras y/o cristales), el precio puede aumentar en unos 50-100 €. El coste final dependerá del tiempo invertido en el desmontaje y el montaje posterior.
  • Si el mueble se va a lacar en una cabina de pintado en la empresa, el precio subirá a unos 350 €.

Los profesionales encargados de lacar muebles son los pintores.

Extras

Colores

Normalmente los muebles se suelen lacar en tonos estándar como el blanco, o en menor medida, en negro. Sin embargo, hoy existe la posibilidad de lacar muebles en muchos colores distintos gracias a los servicios de colores a la carta, que crean lacas pigmentadas a la medida del cliente. Si se elige algún color de este tipo, el precio puede aumentar en unos 3-5 € por litro de pintura. En estos casos, es fundamental anotar la referencia del color para poderlo repetir si se desea lacar algún otro mueble en el mismo tono.

Envejecidos y patinados

Además de lacar los muebles, también se les puede dar un nuevo aire con acabados modernos y de tendencia. Los acabados envejecidos y patinados son actualmente muy demandados. Consisten en aplicar una pintura mate, chalk paint o pintura a la tiza, por ejemplo, lijar algunas zonas para desgastarlas una vez seca y aplicar una pátina. Las pátinas son ceras con color marrón, negro o blanco, que dejan una veladura que matiza el color. El precio de dar un acabado de estas características a un mueble mural de 2x2 m parte de unos 500 €.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Lacado in situ y lacado en taller. Elegir entre uno u otro tipo de lacado depende fundamentalmente del mueble, si es grande o tiene muchas partes y de la técnica empleada. El precio también influye, ya que el lacado en taller cuesta cerca del 80% más que in situ. Los lacados a pistola se suelen hacer en la empresa, y a brocha o rodillo in situ, aunque también se pueden hacer si se protege bien la vivienda.
  • Pintar y lacar. La diferencia entre estos términos es muy sutil. El lacado consiste en un acabado de varias manos de laca normalmente aplicada con pistola, aunque también se puede hacer con rodillo, que se lijan una vez secas para obtener un acabado liso y sedoso. El pintado consiste en aplicar la pintura con brocha o rodillo, sin lijar entre capas. El efecto es menos fino y más irregular, pero resulta más rústico y auténtico.
  • Limpieza y mantenimiento. Los muebles lacados se limpian con un paño seco, sin limpiadores ni disolventes. Si se manchan, se pueden intentar limpiar con agua y un detergente suave. No es necesario aplicarles abrillantadores ni ceras.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de lacar un mueble varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

Última actualización: