cost guide icon
 

Precio de limpieza de cristales

Precio de limpieza de cristales

Media nacional
85 €
(limpieza de los cristales de 80 m2 con 3 habitaciones y ventanas no accesibles desde el exterior)
Desde: 45 €

(limpieza de los cristales exteriores accesibles de un piso)

Hasta: 165 €

(limpieza de fin de obra de los cristales de un piso)

El precio de limpiar cristales puede variar en función de la ciudad.
Recibe presupuestos gratis de profesionales de tu zona.

Contratar un servicio de limpieza de cristales cuesta, de media, 85 €.

En esta guía

Ventajas de un servicio de limpieza de cristales
Factores que afectan al precio
Tipos de suciedad
Limpieza
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta contratar un servicio de limpieza de cristales?

Mantener los cristales de las ventanas limpios mejora el aspecto y la decoración de las casas y los negocios, permite la entrada de la luz natural y mejora las condiciones de salubridad de los edificios. Si se limpian de forma regular los cristales duran más tiempo en buen estado, al no ser necesario rascarlos ni frotarlos con abrasivos para eliminar suciedad incrustada.

El precio medio de limpiar los cristales de un piso de 3 habitaciones y 80 m2, incluyendo marcos/rieles y persianas, con algunas ventanas correderas no accesibles desde el exterior (con desmontaje y montaje posterior) y situado en un piso 3º es de unos 85 €.

Ventajas de un servicio de limpieza de cristales

Contratar un servicio de limpieza de cristales profesional conlleva una serie de ventajas:

  • Ahorro de tiempo. Los profesionales tardan mucho menos tiempo en limpiar las ventanas, ya que cuentan con la experiencia y las herramientas adecuadas. Esto reduce las molestias para las personas que viven o trabajan en el inmueble.
  • Ahorro de dinero. El importe de los productos de limpieza está contemplado en el precio del servicio. Es una buena forma de ahorrarnos el coste de dichos productos, que se utilizan poco y no se amortizan.
  • Limpieza profesional. Limpiar bien los cristales de las ventanas no es una tarea sencilla. Los productos y herramientas especiales que usan los profesionales logran  acabados impecables y duraderos.
  • Seguridad. Si vivimos en una planta alta, limpiar las ventanas por el exterior conlleva un riesgo importante. Las empresas de limpieza cuentan con un seguro de responsabilidad civil que contempla todos los casos y cubre las incidencias, además de utilizar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Factores que afectan al precio

El precio del servicio de limpieza de cristales puede verse afectado por distintos factores. Hay empresas que ofrecen un coste fijo independientemente de las características de las ventanas, mientras que otras los ajustan dependiendo de distintos factores como los siguientes:

  • Altura. La altura del piso influye en el precio dependiendo del tipo de ventanas. Cuando el exterior no es accesible, puede ser necesario emplear tijeras elevadoras, góndolas o trabajar con arneses y cuerdas. En este tipo de trabajos el precio se incrementa en aproximadamente un 20%. Si las ventanas son accesibles (a través de balcones o terrazas, mediante pértigas o porque todas las hojas son de apertura abatible), el coste no sube. Las empresas que cobran por horas (entre 12 € y 20 € la hora, materiales incluidos) contemplan esta opción en sus tarifas.
  • Nº de ventanas/habitaciones. Normalmente, el precio de la limpieza parte de un fijo básico (unos 40-45 €) y va aumentando según el número de habitaciones. Hay empresas que parten de una habitación (desde 25 €) y van subiendo el coste poco a poco: 2 habitaciones 25 €, 3 habitaciones 30 €
  • Contrato regular. Si contratamos la limpieza de mantenimiento de nuestros cristales para que se realice de forma regular, obtendremos un descuento de entre el 10% y el 30% dependiendo del contrato (trimestral, anual…).
  • Nivel de suciedad. Si la limpieza de las ventanas se paga por horas, unas ventanas más sucias saldrán más caras de limpiar (al necesitar más tiempo para dejarlas bien). Si por el contrario contratamos un precio fijo, el importe será el mismo. La única diferencia está en la limpieza de cristales de fin de obra (tras realizar obras o reformas en la casa, entre ellas la instalación de las propias ventanas), en este caso, el precio puede subir alrededor de un 50%.

Tipos de suciedad

Las ventanas pueden mostrar distintos tipos de suciedad. Dependiendo del tipo, los profesionales deberán emplear unas u otras herramientas:

  • Suciedad sólida. Es producida por el polvo y los restos endurecidos, como barro, pintura… El polvo se quita fácilmente con racleta, borrego y agua ozonizada. Las manchas sólidas hay que acuchillarlas primero con una rasqueta especial que no raye los cristales. Se pueden ablandar antes con agua para luego frotar con el cepillo de cristalero. En el caso de la pintura, puede ser necesario emplear disolventes.
  • Suciedad de origen líquido. Puede ser grasa (huellas de dedos, aceites…) o no grasa (manchas de líquidos como café, vino, etc.). Se retira con agua ozonizada y racleta, aunque si son manchas muy persistentes antes puede ser necesario emplear algún producto especial como el amoniaco (diluido en agua).

Limpieza

La limpieza de los cristales de un piso de 3 habitaciones y 80 m2 suele durar unas 2-3 horas, dependiendo del nivel de suciedad, el tipo de ventanas y la vivienda. Si queremos que también nos limpien las persianas, los profesionales tendrán que invertir aproximadamente 1 hora más.

  • Limpieza habitual. El equipo habitual de un limpiador profesional de cristales consiste en una racleta y un borrego. La racleta es una espátula con un borde de goma que limpia y enjuaga los cristales sin dejar restos. El borrego o mojador es una gamuza que sirve para mojar/enjabonar el cristal antes de pasar la racleta. La técnica básica es humedecer el vidrio con el borrego y pasar luego la racleta por un lateral de la ventana, de abajo arriba. Después se baja la racleta en zigzag, repasando toda la superficie y retirando el agua sucia.
  • Limpieza con pértiga. Son cepillos con mango telescópico que alcanzan los 22 metros de longitud. Los más prácticos son los que se conectan a un depósito o fuente de agua y llevan el líquido hasta el extremo con el cepillo.
  • Limpieza en altura. Cuando las ventanas están a una altura que no permite el uso de pértiga, es necesario emplear maquinaria o elementos para acceder a ellos. Pueden ser tijeras elevadoras o góndolas. Otra opción es equiparse con cuerdas y arneses para evitar utilizar este tipo de elementos. En estos casos, la seguridad se convierte en un tema primordial: es obligatorio exigir el uso de elementos homologados y revisados.

Precio

Los servicios de limpieza de cristales suelen cobrar precios cerrados previamente acordados con el cliente. Es importante dar toda la información previa a las empresas para que puedan emitir un presupuesto ajustado. Si tenemos contrato de limpieza de mantenimiento, en él deberán aparecer especificados todos los servicios.

  • Limpiar los cristales de un piso de unos 80 m2 puede salir por unos 60 € en total, incluyendo limpieza de las ventanas de 5 habitaciones (3 dormitorios, cocina y salón) con marcos y rieles. Si incluimos los cristales de una terraza, el coste subirá en unos 8,5 €.
  • Si el trabajo requiere elementos como tijeras o arneses, el coste puede incrementarse en unos 10-20 € dependiendo de las características del inmueble.
  • Si tenemos contratado un servicio de limpieza de mantenimiento (anual, trimestral, etc.) el coste se puede reducir en unos 15-20 €, resultando en unos 40-45 €/mes para una vivienda y un servicio como los citados.

Extras

Limpieza de persianas

Para optimizar costes, conviene contratar también la limpieza de las persianas junto con la de las ventanas. Las persianas acumulan gran cantidad de polvo y suciedad al estar situadas a la intemperie, y son complicadas de limpiar. El precio ronda los 5 €/persiana. Para un piso de 80 m2 serían unos 25 €.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Es interesante organizar la limpieza de las ventanas para que se realice en días sin sol y de poco viento. Si se emplea agua ozonizada no hay problema, pero cuando se usan productos de limpieza el sol y el viento pueden secarlos antes de tiempo y dejar marcas en los cristales.
  • Actualmente la tendencia mayoritaria pasa por limpiar los cristales sin productos químicos, de forma ecológica y respetuosa con el medioambiente. Muchas empresas están empleando ya agua ozonizada, libre de minerales y otras partículas y que permite una desinfección profunda sin jabones o detergentes. Este tipo de agua es inocua para los profesionales y elimina todos los restos de suciedad. Otra de sus ventajas es que no deja restos en los cristales, quedando estos brillantes. Es altamente desinfectante, y al no requerir aclarado el proceso de limpieza es más rápido y sencillo.
  • Es imprescindible comprobar que la empresa de limpieza tiene un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles daños en la vivienda. También debe tener correctamente asegurados a sus empleados y cumplir con la normativa de prevención de riesgos laborales.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de limpiar cristales varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: