Precio del mantenimiento de un jardín

Mantener un jardín cuesta, de media, 240 € al mes.

En esta guía

Tareas básicas
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta mantener un jardín?

El mantenimiento de un jardín consiste en su limpieza, acondicionamiento y tratamiento para conseguir que se mantenga atractivo y en buen estado durante todo el año. Independientemente del tipo o el tamaño, mantener el jardín en buen estado es importante para poder utilizarlo todo el año, evitar que afecte a la estética de la vivienda e impedir que se acumule la suciedad y que proliferen malas hierbas, plagas o enfermedades de las plantas.

El precio medio del mantenimiento de un jardín de 100 m2 durante 3 horas semanales incluyendo limpieza, riego, eliminación de malas hierbas, aplicación de tratamientos fitosanitarios y cuidados del césped es de 240 € al mes.

Tareas básicas

En el mantenimiento de un jardín se incluyen distintas tareas. Lo normal es que todas ellas entren en el precio final de la contratación, ya que el mantenimiento se suele cobrar a un precio fijado por hora. Las tareas fundamentales son:

Limpieza

Consiste en barrer y recoger hojas secas, ramas, suciedad y cualquier residuo que entorpezca o afee el jardín. Normalmente se realiza con sopladores o aspiradores de hojas a gasolina y rastrillos y escobas especiales. También se incluye la limpieza de caminos, terrazas, patios y zonas con suelos de obra o madera.

Eliminación de malas hierbas

La eliminación de malas hierbas es una de las tareas fundamentales en el mantenimiento del jardín. Las hierbas no procedentes, que es su nombre real, no solo resultan poco estéticas, sino que pueden llegar a ser invasoras y acaparar el agua y los nutrientes que necesitan las especies procedentes. También pueden ser el mejor hábitat para las plagas y enfermedades que atacan a las plantas. Consiste en arrancar de raíz las especies no deseadas y/o aplicar herbicidas que las eliminen sin afectar al resto de las especies.

Para evitar la aparición de malas hierbas conviene realizar trabajos preventivos. En zonas de gravilla o madera es importante colocar debajo una malla geotextil que impida su aparición. En parterres, los acolchados o mulching como la corteza de árbol, las ramas trituradas, la grava volcánica o la paja, suelen ser una buena medida para prevenir o retrasar su aparición, además de proteger las raíces del frío e impedir el acceso de los caracoles a las plantas. Los sistemas de riego por goteo depositan el agua justo en la tierra que rodea a cada planta, dejando el resto seco y evitando en cierta medida la aparición de especies no procedentes.

Poda y aclareo

La poda y el aclareo son tareas fundamentales en el jardín, si en este hay árboles y arbustos. La poda consiste en cortar y eliminar las partes no adecuadas, ya sea por un crecimiento excesivo o por estar estropeadas, de las plantas leñosas. Se hace para mejorar el estado del árbol o arbusto y para darle un aspecto más estético. En España se recomienda podarlos a principios de otoño o entre febrero y marzo, que es cuando las plantas se encuentran en parada vegetativa y la fotosíntesis se hace más lenta.

El aclareo es un tipo de poda en el cual se cortan las ramas que se entrelazan o compiten por la luz del sol, así como las secas. Se suele hacer después del invierno y una vez transcurridas las heladas, de haberlas. El objetivo es “abrir” el árbol o arbusto para que entre la luz solar, evitando así que proliferen los hongos y algunas enfermedades.

Desbroce

El desbroce es cortar a ras de suelo y eliminar plantas no procedentes y malas hierbas, como las zarzas y otras malezas. Normalmente estas plantas crecen en las lindes de los jardines, junto a cercados, muros y fachadas. Para eliminarlas se utiliza una herramienta llamada desbrozadora. Es una tarea que se suele realizar en jardines grandes, áreas valladas y terrenos sin mantener; por ejemplo, antes de diseñar un jardín o hacer un proyecto de paisajismo.

Retirada y elminación de restos

Esta tarea implica reunir los restos generados por la limpieza, poda y desbroce. Una vez recogidos, la empresa se encargará de su eliminación. Si interesa a los propietarios, pueden aprovechar los restos o parte de ellos para hacer compost, que es un mantillo nutriente para abonar el jardín obtenido de la fermentación de restos vegetales.

Mantenimiento del césped

El césped es uno de los elementos más delicados de un jardín. Mantenerlo en buen estado es una tarea que requiere cuidados y conocimientos. Podemos encontrarnos con dos tipos de césped:

  • Césped natural. El mantenimiento del césped natural incluye la siega, el abonado y el sembrado o cambio de los tepes que son las planchas de sustrato con césped que se colocan directamente sobre el terreno nivelado. Las tareas que incluye son:
    • Siega. Los restos se pueden procesar y extender sobre el propio césped a modo de abono, o utilizarlos para hacer compost. El césped se debe cortar cuando tiene como máximo 3 cm de altura, normalmente una vez a la semana.
    • Abonado. Se hace tres veces al año, en primavera, verano y otoño, con abonos de larga duración. El abonado aporta nutrientes al césped y evita que se estropee o se seque. Si el césped está formado por tepes y no está sembrado, habrá que abonarlo en cuanto adquiera un tono amarillento. Y en zonas sombrías es importante utilizar abonos especiales antimusgo, para evitar que este prolifere.
  • Césped artificial. El césped artificial no requiere apenas mantenimiento. Solo es necesario limpiarlo con rastrillo o barredora para reunir las hojas secas, los insectos muertos o cualquier residuo sólido, para luego eliminarlos. Después se redistribuirá la arena de sílice que se emplea para mantener las fibras enhiestas, añadiendo más según se vaya perdiendo. También se debe regar para eliminar el polvo y quitar las manchas; si son muy resistentes, se pueden tratar con agua mezclada con un 3% de amoniaco. Por último, es importante verificar que las uniones y los bordes no están despegados; si lo están, hay que volverlos a fijar.

Riego

Entre las tareas de mantenimiento del jardín, el riego es fundamental. Si es manual, la empresa o profesional contratados regará las plantas dependiendo de sus necesidades. Si es automático, es importante que verifiquen que el sistema de riego, ya sea por goteo, enterrado o por difusores, funciona correctamente. Hay que comprobar todo el circuito en busca de fugas o taponamientos. También se verificará el programador automático, cambiando las pautas dependiendo de la estación del año, el clima, etc.

Tratamientos fitosanitarios

Los tratamientos fitosanitarios son las “medicinas” de las plantas. Son productos empleados para prevenir y erradicar plagas y/o enfermedades. Antes de aplicar cualquier tratamiento es fundamental localizar posibles enfermedades o plagas, para después aplicar los productos en la dosis y los plazos adecuados. Es importante elegir productos inocuos para el resto del medioambiente, incluyendo flora y fauna.

Por otra parte, la empresa contratada para el mantenimiento del jardín deberá emplear a profesionales con carnet de manipulador fitosanitario profesional, según ordena el Real Decreto 1311/2012.

Las enfermedades más habituales de las plantas y sus correspondientes tratamientos son:

  • Hongos, negrilla o fumagina. Son hongos que afectan a las plantas, normalmente tras el ataque de una plaga de cochinilla, pulgón... Se distinguen porque aparecen manchas negras en las hojas y los tallos. La planta adquiere mal aspecto y termina por morir. Se pueden combatir con fungicidas polivalentes, que se aplican mediante vaporizado (9,58 €/750 ml).
  • Clorosis férrica. Es una enfermedad producida por la carencia de hierro. La causa suele ser que el sustrato no tiene el pH adecuado. El tratamiento consiste en aportar al terreno sustratos ácidos (5,40 €/20 l) o quelato de hierro (12,99 €/kg).

En cuanto a las plagas, las más frecuentes son:

PlagaCaracterísticasTratamiento/Precio

Pulgón

Chupan la savia de las plantas

Las debilitan y pueden llegar a matarlas

Atraen a las hormigas

Insecticidas acaricidas con piretrinas

9,90 €/275 ml

Cochinillas


Insectos chupadores

La cochinilla algodonosa deja hebras blancas en las ramas

Anticochinillas

11,99 €/l

Mosca blanca

Insectos chupadores

Atacan a los tallos tiernos y las hojas

Depositan huevos en el envés de las hojas que amarillean y terminan por caer

Insecticidas acaricidas con piretrinas

9,90 €/275 ml

Insecticidas con aceite de Neem

7,25 €/15 ml

Caracol y babosa

Muy comunes en climas húmedos

Se comen las hojas y los tallos tiernos

Se distinguen porque dejan un rastro brillante

Molusquicidas

9,99 €/300 g

Araña roja

No es una araña, sino un tipo de ácaro

Ataca a cultivos y plantas ornamentales

Ataca sobre todo en verano y en zonas secas

Crea una tela protectora visible

Humus de lombriz

2 €/5l

Insecticida-Acaricida

9.90 €/250 ml


Precio

El precio del mantenimiento de un jardín lo llevan a cabo los jardineros y se suele establecer por horas, aunque muchas empresas prefieren realizar presupuestos personalizados a medida de cada caso. Normalmente, el precio suele ser de unos 20 € por hora. Para un jardín de 100 m2, un mantenimiento básico de 2 horas a la semana con limpieza, riego y eliminación de malas hierbas rondaría los 160 € al mes. Si se desea incluir tratamientos fitosanitarios y cuidados del césped, serían necesarias 3 horas semanales y el precio subiría a 240 € al mes.

Por último, si a estas tareas le añadimos el desbroce, poda y aclareo, cuidados de huertos y/o invernaderos y mantenimiento de sistemas de riego, el mantenimiento sería de 4 horas semanales y el precio sería de 320 € al mes, en adelante.

Extras

Mobiliario

Si la empresa ofrece estos servicios, se puede contratar también la reparación y restauración del mobiliario del jardín. El precio por cada mueble parte de unos 50 € por unidad (sillas y mesas pequeñas), pero el coste final dependerá del material y el estado de conservación en el que se encuentren.

Limpieza con agua a presión

Si se desea realizar una limpieza a fondo de las fachadas, muros y suelos pertenecientes al jardín, hay que contratar una limpieza con agua a presión. Se puede contratar desde unos 100 € por la limpieza de 100 m2.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Comunidades de vecinos. En comunidades de vecinos, es necesario acordar entre todos la contratación del mantenimiento del jardín comunitario.
  • Poda en altura y tala. No es habitual que en los jardines domésticos haya árboles de envergadura, pero sí es un servicio que ofrecen algunas empresas. El precio aproximado de hacer una poda en altura es de entre 150 € y 180 € por árbol. En cuanto a la tala de un árbol, el precio depende de la altura y la envergadura. Los costes van desde 80 € hasta 200 €, o incluso más.
  • Jardines de bajo mantenimiento. Una buena forma de minimizar el mantenimiento del jardín y reducir costes es escoger especies autóctonas, plantas perennes que no sueltan apenas hojas y no hay que podarlas, plantas con necesidades bajas de riego y suelos de gravilla, grama, baldosas o madera para sustituir el césped. Los sistemas de riego por goteo también reducen el coste del mantenimiento y el gasto de agua.
  • Plantación. Si algunas plantas del jardín se han secado y hay que sustituirlas, al precio del trabajo habrá que sumar el coste de las especies. También las pueden comprar los propietarios y solicitar a los profesionales que las cambien o añadan.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos