Precio de pintar una fachada

El precio medio de pintar una fachada es de 15€/m2.

En esta guía

Tipos de pinturas para fachadas
Cómo debe ser una buena pintura para fachadas
Ventajas e inconvenientes
Aplicación
Precio
Normativa

¿Cuánto cuesta pintar una fachada?

Uno de los revestimientos más habituales para las fachadas de las casas son las pinturas. Pueden aplicarse sobre mortero monocapa, revocos de cal, ladrillo, hormigón, etc. Hay una pintura para cada necesidad y las aplican los pintores profesionales.

El coste medio de pintar una fachada cuesta alrededor de 12-15 €/m2, pintura y mano de obra incluidos.

Tipos de pinturas para fachadas

Estas pinturas son específicas para exterior y las hay de dos tipos:

  • Resinas de tipo acrílico o vinílico: pinturas que se limpian y disuelven con agua, lo que las convierte en productos fáciles de emplear. También existen pinturas a base de resina de silicona.
  • Revestimientos elásticos y las pinturas de clorocaucho: los primeros son productos incoloros que sirven para impermeabilizar pinturas acrílicas en zonas muy lluviosas. Las segundas son pinturas muy impermeables, para edificios en las que haya mucha humedad (se suelen aplicar en zonas no visibles: traseras, azoteas...). Las hay en muchos tonos y acabados (brillo, satinado y mate), e incluso algunas presentan texturas rugosas que imitan acabados antiguos o clásicos. Algunas presentan propiedades antigraffiti, evitando que las pintadas se fijen a la superficie y se puedan limpiar con facilidad.

Cómo debe ser una buena pintura para fachadas

En el mercado existe una gran variedad de pinturas; sin embargo, las cualidades que debe tener una buena pintura son:

  • Resistente a la acción del sol (que no se decolore).
  • Impermeable.
  • Transpirable al vapor de agua.
  • Hidrofugante (que permita salir a la humedad).
  • Que tenga una buena adherencia al soporte.
  • Duradera.
  • Resistente al desgaste.
  • A ser posible autolimpiable, que elimine la suciedad mediante el arrastre del agua de lluvia.
  • Elástica, que evite la formación de grietas.
  • Antimoho.

Ventajas e inconvenientes

VentajasInconvenientes

Más baratas y fáciles de aplicar que otros acabados

Variedad de colores, tonos y acabados

Se pueden aplicar sobre cualquier superficie

Previenen la aparición de mohos

Menos aislantes que el mortero monocapa

Con el tiempo se suelen desprender

Precisan renovación y mantenimiento

A veces no agarran bien sobre la fachada

Los colores pueden ser engañosos

Aplicación

En ocasiones, las pinturas para fachadas las puede aplicar uno mismo. Se dan con rodillo o brocha, y es importante tener en cuenta el tipo de fachada antes de escoger el producto. A la hora de pintar, es mejor no hacerlo cuando haga mucho calor o a pleno sol, ya que el secado demasiado rápido de la pintura puede provocar fisuras, grietas y desprendimientos en la capa.

Fachadas nuevas

Han de estar limpias y secas. Suele ser recomendable aplicar antes un producto fijador para favorecer el agarre de la pintura. Habrá que dar varias manos de pintura antes de cubrir el material, por lo general, dos para paredes normales y tres para paramentos muy porosos; dejando secar un mínimo de cuatro horas entre mano y mano.

Fachadas antiguas

Es importante rellenar las grietas, desconchados o fisuras que pueda haber. También se eliminará la suciedad, mohos, eflorescencias y humedades. Si hay restos de pinturas antiguas, es mejor quitarlos. Una buena forma de limpiar una fachada es hacerlo con agua a presión y esperar después a que esté totalmente seca. Las zonas con moho y/o humedades se tratarán con productos específicos. También se recomienda aplicar un producto fijador.

Precio

Pintar una fachada con pintura blanca, previo saneado con agua a presión, sale por unos 25 €/m2 con material. Sólo pintar cuesta alrededor de 12-15 €/m2, pintura y mano de obra.

Normativa

  • En viviendas independientes no existen impedimentos para pintar las fachadas según se quiera, a menos que se trate de edificaciones protegidas o que deban respetar una determinada estética.
  • En viviendas que formen parte de urbanizaciones, siempre hay que solicitar permiso a la comunidad de vecinos para pintar la fachada de la casa.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos