Precio de pintar las paredes

El precio medio de pintar las paredes de un piso es de 1.150 €.

En esta guía

Cuándo pintar las paredes
Técnicas
Precios
Alternativas
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta pintar las paredes de una casa?

La pintura es tradicionalmente el acabado más habitual en todas las viviendas. La pintura es la protagonista de la decoración de todas las viviendas, exceptuando las cocinas y los baños, que se suelen alicatar, aunque actualmente hay pinturas muy resistentes a la humedad y revestimientos de microcemento que sustituyen a los azulejos.

Los pintores profesionales son los encargados de pintar las viviendas. Para pintar las paredes, estas deben llevar un enlucido previo y estar perfectamente lisas y secas. Los pintores se encargan habitualmente de rellenar grietas, arreglar desperfectos, eliminar gotelé y otras intervenciones necesarias para preparar las superficies que van a recibir la pintura.

Pintar con plástico liso una superficie de 250 m2 correspondiente a las paredes de un piso de aproximadamente 50 m2 sale por unos 1.150 €.

Cuándo pintar las paredes

Las paredes se deben pintar cuando estén lisas y bien enrasadas, no presenten problemas de humedad y nos interese aportar a la vivienda una decoración más bien clásica, aunque hay muchos acabados que aportan efectos novedosos.

Sin embargo, si las paredes presentan humedades, antes de pintarlas es necesario eliminar la causa de estas; después quizás sea preferible forrarlas con plaquetas de imitación a piedra, alicatados, zócalos, etc., para acondicionarlas. También hay pinturas especiales para atajar las humedades. Además, en cocinas y baños muchas veces es mejor alicatar las paredes por la humedad, aunque hoy día se tiende también a pintarlas a media altura y a conservar un zócalo alicatado en la parte inferior.

Por otro lado, si las paredes son de piedra o ladrillo rústico, es una pena pintarlas y ocultar la belleza natural de los materiales.

Técnicas

Existen diferentes técnicas para pintar las paredes de una casa y cada una de ellas es más adecuada para un tipo de estancia:

TécnicaEn qué consisteAplicaciones

Temple

Técnica de pintura al agua

Acabado liso

Distintos colores

Paredes de toda la vivienda

Excepto cocinas y baños

No es lavable

Difícil de manejar

Solo para profesionales

Gotelé o gota

Pintura al temple

Se salpica sobre la pared

Técnica muy económica

Oculta fácilmente defectos

Para estancias susceptibles a deterioros

Pintura plástica

Pinturas con base de PVC

Se diluyen con agua

Para todo tipo de paredes

Fáciles de aplicar

Son lavables

Pinturas decorativas

Aplicación de una base

Más un color semitransparente

Muy llamativos

Diferentes tipos

Difuminado, el marmoleado y el trampantojo

Pinturas antihumedad

Pinturas sintéticas con base de aceite

Se diluyen con disolvente

En habitaciones donde haya habido humedades

En cocinas y baños


Precios

  • El temple suele tener un precio de 5,5 €/m2 en adelante a partir de 10 m2, y los metros adicionales suelen salir por 3,5 €/m2 en adelante. Pintar con temple una superficie de 250 m2 correspondiente a las paredes de un piso de aproximadamente 50 m2 puede costar alrededor de 850 €.
  • El gotelé puede costar, para unas dimensiones de hasta 10 m2 desde 9,5 €/m2. Los metros adicionales saldrán desde 6,5 €/m2. Eliminar el gotelé puede costar entre 9-12 €/m2. Pintar con gotelé más plástico una superficie de 250 m2, correspondiente a las paredes de un piso de aproximadamente 50 m2, desde 1.600 €.
  • El plástico liso hasta 10 m2 sale por 6,5 €/m2 en adelante. Los metros adicionales cuestan unos 4,6 €/m2. Pintar con plástico liso una superficie de 250 m2 correspondiente a las paredes de un piso de aproximadamente 50 m2 sale por unos 1.150 €.
  • La pintura decorativa sale por unos 10 € los 750 ml y por unos 15 €/m2, dependiendo de la técnica. Pintar con pintura decorativa una pared de 4 x 20 m cuesta unos 135 €.
  • Pintar con pinturas antihumedad una superficie de 250 m2 correspondiente a las paredes de un piso de aproximadamente 50 m2 puede costar a partir de 895 €.

Alternativas

Hay algunas alternativas al uso de pintura para paredes. Existe, por ejemplo, el papel pintado, que es una interesante opción, sobre todo ahora que ha experimentado un intenso renacer, después de pasar años en el olvido. Se pueden pintar las paredes y empapelar solo alguna de ellas con un papel llamativo en los mismos tonos. Por otro lado, en cocinas y baños, los alicatados y la cerámica en general son una alternativa habitual porque resisten mejor la humedad.

Para acabados más vanguardistas, tipo loft, el enlucido de cemento y los revestimientos de microcemento son otra opción interesante. Las plaquetas de imitación de piedra, ladrillo, etc., son fáciles de colocar y también ofrecen resultados interesantes, aunque salen caras.

Otras de las opciones son los revestimientos de corcho, que aportan aislamiento acústico y térmico, aunque no resultan muy atractivos, y los frisos de madera y PVC, que pueden ser una buena idea para realizar zócalos aislantes.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Licencias. Si van a hacerlo profesionales, y el trabajo implica uso del ascensor y traslado de materiales, puede ser necesaria una Licencia por Actuación Comunicada, que se solicita al Ayuntamiento. Hay que llevar la documentación del inmueble, fotos de interior y exterior, y el presupuesto estimado. Tras esperar quince días, si el Ayuntamiento no deniega la obra ni pide más información, se puede comenzar.
  • Permisos. Para pintar uno mismo las paredes de una vivienda no suele ser necesario ningún permiso. Sin embargo, también puede bastar con informar a la comunidad de propietarios y obtener su permiso.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos