cost guide icon
 

Precio de una piscina de gresite

Precio de una piscina de gresite

Media nacional
20.000 €
(piscina rectangular de gresite de 5,26 x 2,26 m x 1,30 con cubierta baja, hidromasaje y ducha exterior)
Desde: 11.000 €

(in cubierta, hidromasaje, ni ducha exterior)

Hasta: 24.000 €

(6 x 3 m x 1,5 m y escalera de obra)

El precio de instalar una piscina de gresite puede variar en función de la ciudad.
Recibe presupuestos gratis de profesionales de tu zona.

Instalar una piscina de gresite cuesta unos 20.000 €.

En esta guía

¿Por qué instalar una piscina de gresite?
Tipos de gresite
Textura
Diseño y colores
Montaje
Instalación
Precio
Mantenimiento
Extras
Piscinas de gresite vs. lámina armada
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar una piscina de gresite?

Una piscina de gresite es una piscina cuyas paredes se han revestido de mosaico de vidrio. Son piscinas convencionales con una estética atractiva y una superficie resistente y duradera. Estas piscinas resultan más decorativas que las de pintura o liner y ofrecen muchas posibilidades.

El precio medio de instalar una piscina rectangular de gresite con vaso de poliéster, de 5,26 x 2,26 m y 1,20-1,40 m de profundidad, con accesorios, cubierta y ducha exterior es de 20.000 €.

¿Por qué instalar una piscina de gresite?

Instalar una piscina de gresite es una excelente idea para aprovecharla durante la temporada de baños y aportar un toque especial al jardín o el exterior de la casa. Hay muchas razones que invitan a plantearse esta mejora:

  • Resistencia y durabilidad. Las piscinas de gresite están revestidas de mosaico vítreo, un material con un nivel de absorción de agua de un 0%. Esto hace que sean muy resistentes a la humedad, las heladas y los cambios de temperatura. Por otra parte, el gresite es un material con un alto nivel de resistencia al rayado de 6-7 en la escala de Mohs (sobre un total de 10), lo que lo convierte en una excelente opción para piscinas. Es asimismo resistente a los ácidos, por lo que se puede limpiar con detergentes fuertes.
  • Adaptabilidad. Las planchas de gresite son flexibles, lo que permite colocarlas en esquinas curvas o crear formas complejas. Además, es un material suave al tacto que también puede llevar superficie antideslizante para el fondo.
  • Estética. Las piscinas de gresite crean una sensación transparente y brillante que muchas veces recuerda a los fondos marinos. Existen muchos colores y texturas distintas. Además, con el gresite se pueden crear motivos en mosaico que añaden interés a las piscinas.
  • Uniformidad. Cuando se elige gresite para revestir las paredes y el fondo del vaso de la piscina, es posible prolongar el revestimiento hasta la zona exterior. Por ejemplo, es una opción muy interesante para piscinas infinity. Si vamos a colocar gresite en la zona que rodea a la piscina, es importante elegirlo en formato antideslizante.

Tipos de gresite

¿Qué es exactamente el gresite? Aunque muchas veces se considera un revestimiento cerámico, no lo es. Es un material vítreo (de vidrio) formado por pequeñas piezas llamadas teselas que se distribuyen en una plancha de soporte. Las teselas pueden ser cuadradas (lo más habitual), hexagonales, rectangulares o redondas. Los tamaños de teselas más usuales son 2,5 x 2,5; 3,7 x 3,7 y 5 x 5 cm, mientras que las planchas suelen venir en tamaños de 31,6 x 31,6 o 30 x 30 cm.

Siempre dentro de estos formatos, el gresite puede ser de dos tipos: nacional o italiano. La verdad es que ambos materiales son muy similares, aunque hay ciertas características que los diferencian. En esta tabla podemos ver sus características y precios (del material sin colocación):

Tipo de gresiteCaracterísticas

Gresite nacional

(10 €/m2)

Fabricado en España

Las esquinas de las teselas son redondeadas

Más fácil y rápido de colocar

Al tener esquinas suaves, es más seguro para piscinas

Más económico

Gresite italiano

(20 €/m2)

Se llama italiano por el gresite de la marca Bisazza

Puede ser italiano o fabricado en otros lugares

Las esquinas de las teselas son rectas y puntiagudas

Más difícil de colocar

Menos indicado para piscinas

Menos económico


Textura

Como muchos otros revestimientos para piscinas de obra o piscinas de poliéster, el gresite se puede adquirir con dos tipos de textura o superficie: lisa o antideslizante. Lógicamente, para las paredes del vaso es suficiente con elegir un gresite liso, mientras que para las zonas de exterior es preferible que sea antideslizante. En cuanto al fondo de la piscina, conviene colocar un revestimiento antideslizante cuando la profundidad es poca y hay riesgo de caída. También es aconsejable para duchas de exterior.

En cuanto a precios, el gresite liso se puede adquirir desde unos 10 €/m2, mientras que el antideslizante se comercializa desde unos 22 €/m2.

Diseño y colores

Una de las mayores ventajas que ofrecen las piscinas de gresite es su capacidad para adoptar distintos colores y acabados. Este material es muy versátil en cuanto a diseño y se puede encontrar en multitud de tonos. Los más habituales e interesantes son:

  • En colores lisos. Aunque para piscinas lo más habitual es elegir la gama de los azules, hay muchos otros tonos que pueden crear efectos muy interesantes. Por ejemplo, los revestimientos en tonos verdes crean fondos de color esmeralda, mientras que los amarillos generan un efecto tipo alberca, muy mediterráneo. Se puede adquirir desde unos 10 €/m2.
  • Imitación de otros materiales. Existen revestimientos muy innovadores para piscinas de gresite que imitan materiales como la madera, el metal oxidado, el mármol o el cemento. En realidad, en este caso no se trata de mosaico de vidrio sino de gres porcelánico en formato de teselas. Su alto precio (a partir de 40 € /m2) invita a utilizarlos solo en zonas de exterior, ya que gran parte de su encanto se pierde al estar debajo del agua.
  • Degradados. En las planchas de gresite se pueden combinar distintos tonos de un solo color para crear efectos degradados. Estos efectos son interesantes para jugar con el diseño de la piscina y crear efectos de profundidad. Tiene un precio desde unos 36 €/m2.
  • Combinación de colores. Hay planchas de gresite que mezclan teselas de distintos colores para crear efectos sorprendentes. Sin embargo, es aconsejable incluir colores de la misma gama o parecida para evitar que el contraste sea demasiado intenso. No hay que olvidar que una piscina de gresite debe ser un lugar de disfrute y de relax. Este gresite tiene un precio similar al del gresite en colores lisos.

Montaje

El gresite se coloca fijando las planchas en las paredes y el fondo de la piscina con un adhesivo cementoso (mortero-cola) específico para piscinas. Las planchas de gresite se colocan de una forma u otra dependiendo de su configuración. En este sentido nos encontramos tres posibilidades distintas:

  • Gresite con papel. En estas planchas de gresite, las piezas están unidas entre sí por una capa de papel que se fija sobre la cara vista del revestimiento. Una vez pegadas al vaso de la piscina, transcurrido un tiempo (24 horas para el secado del mortero-cola) se retira el papel mojándolo previamente. Este sistema está cada vez más en desuso y actualmente se emplean en su lugar la malla o el cordón de PVC. El papel es menos resistente y más complicado de instalar. Podemos encontrar este gresite en el mercado con precios desde unos 12 €/m2.
  • Gresite sobre malla. Las teselas aparecen fijadas sobre una malla de silicona, flexible y resistente. Muchos profesionales prefieren esta opción a la hora de revestir piscinas de gresite, ya que ofrece más fuerza de unión a las piezas y previene su desprendimiento en el futuro. Además, con este sistema no hay que retirar el papel una vez colocado el gresite, como en el anterior. El precio de este revestimiento puede variar mucho, encontrando modelos desde unos 10 €/m2.
  • Gresite con puntos de PVC. Menos conocido que los dos anteriores por ser más novedoso, es el sistema más fácil de instalar y más económico. A algunos profesionales les gusta menos que el sistema de malla, ya que lo consideran menos estable y duradero. En estas planchas, las teselas están unidas entre sí mediante puntos de PVC que van por el dorso del revestimiento. Su precio parte de unos 9 €/m2.

Instalación

Para la instalación de una piscina de gresite, en primer lugar habrá que construir la piscina de obra o colocar el vaso de la piscina prefabricada en su emplazamiento. El gresite se coloca después fijándolo a las paredes y el fondo de la piscina y rellenando las juntas.

En primer lugar hay que comprobar que el vaso de la piscina es totalmente estanco, y verificar que el gresite es apto para piscinas. Es aconsejable aplicar una mano de imprimación en todo el vaso que favorezca el agarre del revestimiento. La imprimación debe secarse durante 24 horas.

El gresite se pega aplicando una capa de mortero-cola con llana dentada de 4 mm (máximo) sobre la superficie. Se recomienda no cubrir paños de más de 6 planchas a la vez. Las planchas de gresite se fijan sobre el mortero-coloca pegándolas a nivel y a plomo, verificando que las juntas están rectas. Las juntas entre planchas deben ser del mismo ancho que las que hay entre las teselas. Una vez cubierta toda la superficie, si se ha empleado gresite con papel esperaremos 24 horas antes de retirarlo.

El mortero-cola se debe dejar secar durante 24 horas. Después hay que rejuntar el revestimiento, rellenando las juntas con un producto específico. Es recomendable emplear una resina plástica especial de buena calidad, que evitará la aparición de moho y algas, así como el desprendimiento de las piezas (unos 16 € el saco de 20 kg). Los restos se eliminan con agua y producto quitacementos (unos 10 €/l), pasando luego una esponja húmeda y un paño seco.Se aconseja no llenar la piscina de agua hasta transcurridos 20 días de la colocación del gresite.

La instalación de una piscina de gresite de principio a fin puede llevar entre 8 y 20 días, dependiendo de si se trata de una piscina prefabricada o construida.

Precio

El precio de la instalación de una piscina de gresite incluye la construcción o instalación del vaso, el acondicionamiento de la zona de alrededor, los materiales, la mano de obra, el transporte y los permisos. El coste puede variar mucho dependiendo del tipo de piscina, su forma, su equipamiento, etc.

  • Instalar una piscina rectangular de gresite con vaso de poliéster, de 5,26 x 2,26 m y entre 1,20 y 1,40 m de profundidad, con todos los accesorios y conexiones (incluyendo un foco con su cuadro eléctrico) ronda los 11.000 €.
  • Si la piscina tiene forma de riñón y añadimos unas escaleras de obra, el precio sube a unos 15.000 €.
  • Si al modelo rectangular le incluimos una cubierta baja, un kit de hidromasaje y una ducha de exterior de obra, el coste subirá a unos 20.000 €.
  • Construir una piscina de gresite rectangular de obra (hormigón gunitado), de 6 x 3 m y 1-1,5 m de profundidad, con todos sus accesorios y una escalera de obra parte de un precio que ronda los 23.000 €.

Los profesionales que instalan piscinas de gresite son los técnicos de construcción de obra civil. En su construcción también pueden intervenir albañiles, alicatadores, fontaneros, electricistas, etc.

Mantenimiento

Las piscinas de gresite se caracterizan por su excelente resistencia al paso del tiempo y su fácil limpieza. Sin embargo, las juntas pueden generar moho y acumular suciedad. Esto se puede solucionar limpiando los fondos con limpiadores ácidos y cepillos y aclarando después con agua abundante. Es recomendable no utilizar limpiadoras de agua a presión para evitar que las teselas se desprendan. También se aconseja dejar la piscina llena de agua, vaciándola solo una vez al año para limpiar el revestimiento.

Las juntas tienden a generar moho y algas con el tiempo si no se limpian periódicamente. A veces las teselas (piezas que forman las planchas) se desprenden; volverlas a colocar no es complicado, y de hecho, existen adhesivos especiales que permiten pegarlas debajo del agua (unos 9 €)

Hay empresas de mantenimiento de piscinas que realizan mensualmente las tareas necesarias para su buena conservación, con precios desde unos 120 € mensuales por dos visitas al mes.

Extras

Accesorios

Entre los accesorios básicos de una piscina de gresite, los más importantes son, sin duda, las escaleras, los focos y las cubiertas. Las escaleras son imprescindibles y pueden ser exentas de acero inoxidable desde unos 300 € o de obra desde cerca de 700 €). Para iluminar una piscina de gresite de un tamaño medio, unos 6 x 3 m y 1,5 m de profundidad máxima, puede bastar con un foco LED subacuático, con un precio de cerca de 350 € más 450 € si lleva cuadro eléctrico con programador incluido. En cuanto a las cubiertas, podemos elegir entre modelos planos desde 7 €/m2, bajos desde 1.200 € o altos desde unos 20.000 €.

Ducha exterior

Instalar una ducha de exterior es una mejora muy interesante para el entorno de una piscina de gresite. Estos elementos no solo son prácticos, ya que permiten ducharse antes y después del baño, sino que aportan un plus de elegancia. Hay duchas de exterior de muchos tipos y es posible encontrar modelos instalados desde unos 180 €.

Piscinas de gresite vs. lámina armada

El revestimiento de gresite y el de liner armado son los más habituales en las piscinas. Cada uno tiene sus características, pros y contras. Serían los siguientes:

MaterialProsContras
Gresite

Muy decorativo

Muchos tonos a elegir

Resistente al paso del tiempo, los cambios de temperatura y la humedad

El revestimiento más duradero

Permite la limpieza con detergentes químicos y ácidos

Las teselas caídas se pueden volver a pegar

Necesita obra

Las teselas se despegan

Las juntas pueden generar algas, moho y suciedad

Menos estanqueidad

Liner armado

Máxima estanqueidad

Adaptable a cualquier superficie

Fácil y rápido de instalar

Se puede reparar

No se debe limpiar con productos químicos

Se desgarra con facilidad

Se termina decolorando

Menos variedad de colores


¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. La instalación de cualquier tipo de piscina requiere solicitar previamente una licencia de obra que puede ser mayor o menor. Además, en comunidades de propietarios es necesario contar con la aprobación de la junta vecinal.
  • Normativa. La normativa técnico-sanitaria que aplica a las piscinas en España está estipulada en el Real Decreto 742/2013 del 23 de septiembre.
  • Soportes para el gresite. El gresite se puede colocar como revestimiento en cualquier tipo de piscinas, tanto de poliéster como de obra. Si la piscina ya está revestida con gresite, será necesario retirar el antiguo revestimiento para colocar el nuevo. Lo mismo rige para otros materiales cerámicos, para el liner armado y para la pintura: la colocación de gresite requiere soportes lisos, uniformes, estancos, limpios, regulares y en perfectas condiciones.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de instalar una piscina de gresite varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: