cost guide icon
 

Precio de plantar césped

El precio medio de plantar un césped es de unos 1.900 €.

En esta guía

¿Cuándo plantar césped?
Preparación del terreno
Tipos de césped
Sistema de riego
Proceso
Precio
Mantenimiento
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta plantar césped?

Plantar césped es una solución excelente para acondicionar espacios de exterior como patios o jardines. Además de ser un elemento muy estético y natural, el césped ayuda a mantener el terreno estable, previene la erosión del suelo, reduce el ruido ambiental y mejora la calidad del aire. Durante los días más calurosos del año el césped recoge y difunde el agua del riego, funcionando como aire acondicionado natural para exterior.

El precio medio de plantar césped mediante colocación de tepes, incluyendo laboreo del terreno, aporte de tierra vegetal por sacos con medios manuales, abonado de fondo e instalación de riego automático mediante aspersores o difusores es de 1.900 €.

¿Cuándo plantar césped?

A la hora plantar césped en nuestro jardín, hay que tener en cuenta que no se puede hacer en cualquier momento del año. Dependiendo del formato (semillas o tepes) hay unas épocas mejores que otras para plantar césped.

De forma general, las mejores épocas para plantar césped con semillas son la primavera y los primeros días del otoño, ya que son épocas de crecimiento para las especies vegetales. Por otra parte, si el césped se planta a principios de otoño crecerá más rápido y cubrirá mejor el terreno.

Dicho esto, el momento adecuado para plantar semillas de césped depende también de la zona climática en la que nos encontremos.

  • Climas continentales. En primavera conviene plantar el césped entre mediados de marzo y finales de mayo. En otoño, lo mejor es sembrarlo entre los últimos días de agosto y mediados de octubre.
  • Climas oceánicos. Se puede sembrar durante toda la primavera y todo el otoño, al ser las temperaturas más moderadas y haber más humedad en el terreno y el ambiente.
  • Climas templados. Se recomienda plantar el césped preferentemente durante el otoño.
  • Climas cálidos (mediterráneos y meridionales). En primavera se puede empezar a sembrar el césped durante los últimos días de febrero; la época se prolonga hasta el 15 de mayo, aproximadamente. En otoño se puede plantar césped en semillas desde principios de septiembre hasta los últimos días de noviembre.

El césped también se puede plantar colocando tepes sobre el terreno. Esta acción se puede llevar a cabo durante todo el año, aunque la época más recomendable es siempre la primavera. Hay una excepción: si los días son fríos o hay previsión de bajas temperaturas, es mejor esperar a que el tiempo sea algo más templado.

Preparación del terreno

La fase más importante a la hora de plantar césped en el jardín es la preparación del terreno. Los pasos a seguir son:

  • Elección del emplazamiento. Conviene escoger una zona del jardín con suficiente incidencia de la luz solar y evitando también el exceso, sin árboles cercanos que puedan quitarle agua al césped o llenarlo de hojas y con acceso a una toma de agua para el riego. Si el terreno está desnivelado, habrá que excavar y nivelar la superficie.
  • Acondicionar el terreno. El césped requiere mucho riego, por lo que es fundamental que el suelo drene bien el exceso de humedad. Los suelos arcillosos no son buenos para plantar césped, es mejor que el terreno sea más bien arenoso. Para acondicionarlo, habrá que trabajarlo con azada o motoazada y añadirle arena lavada de río. Este material evita la compactación del suelo y favorece la oxigenación de las raíces.
  • Eliminación de plantas no procedentes (malas hierbas). Para prevenir su aparición, se recomienda regar el terreno durante dos semanas antes de sembrar o colocar los tepes de césped. Cuando germinen las posibles plantas no procedentes, se pueden eliminar aplicando un herbicida.
  • Sustrato. Sobre la tierra mezclada con arena, para favorecer el crecimiento del césped (sobre todo en suelos pobres en nutrientes) es aconsejable depositar una capa de tierra vegetal de unos 10 cm de espesor. Aprovecharemos también para abonar la tierra con materia orgánica (estiércol, mantillo o turba).
  • Riego. Es interesante colocar el sistema de riego enterrado antes de plantar o poner los tepes.
  • Renovación de césped. Si queremos renovar el césped de una zona con riego enterrado, no podremos labrar el terreno. En estos casos solo se puede retirar la capa superior, de unos 6 cm de espesor.
  • Hormigas. Las hormigas pueden impedir la siembra del césped, ya que normalmente se llevan las semillas. Si hay algún hormiguero en la zona donde vamos a plantar césped, conviene eliminarlos antes con un producto antihormigas (unos 10 €/250 g).

Tipos de césped

El césped se puede clasificar de acuerdo a dos factores: el método de plantación empleado (semillas o tepes), y las variedades de semillas de las que se compone.

Según el método de plantación

El césped se puede plantar de acuerdo a dos métodos, ambos bastante habituales: el sembrado de semillas o la colocación de tepes, unas planchas de césped ya cultivado. Las ventajas e inconvenientes de cada método son los siguientes:

MétodoVentajasInconvenientes
Siembra

Más económico

Requiere menos trabajo

Recomendable para praderas muy grandes (más de 8.000 m2)

Tarda entre 2 y 6 semanas en brotar

Solo se puede plantar en determinadas épocas del año

Puede quedar irregular

No es adecuado para terrenos en pendiente

Tepes

Impacto visual inmediato

Se puede colocar en cualquier época del año

Efecto regular

Más estable para zonas en pendiente

Menos económico

No es aconsejable para terrenos muy grandes


Según las variedades de semillas

El césped está formado por varios tipos de plantas de especies similares, que se mezclan combinando semillas para obtener las mejores ventajas de cada una. Las variedades de semillas empleadas en las mezclas cambian dependiendo de la zona donde se vaya a plantar el césped. No es fácil determinar qué mezcla elegir en cada caso, lo más aconsejable es leer las indicaciones del envase o el fabricante. El rendimiento de las semillas suele rondar los 175 m2 por cada 5 kg. En general, podemos establecer la siguiente clasificación:

  • Variedades mediterráneas. También conocidas como césped macroterme, incluyen las variedades zoysias (50 €/500 g), paspalum (210 €/kg), bermuda híbrida (25 €/500), cynodon dactilum (14 €/ kg) y lolium o ray grass perenne (11 €/ kg). Durante el invierno suelen entrar en época de latencia, que puede secar la pradera por completo para reverdecer en primavera. Son las más adecuadas para la zona mediterránea, aunque pueden servir para zonas continentales o húmedas. En estos casos la latencia invernal será más prolongada y se recomienda emplear la variedad zoysia tenuifolia. En general, las mezclas de semillas para climas mediterráneos y/o secos tienen un precio medio de unos 10 €/kg.
  • Variedades para zonas húmedas. Soportan la pudrición y son más resistentes a los hongos. También son eficaces para zonas de sombra. Las mezclas incluyen siempre variedades como la poa (pratensis o annua) y tienen un precio de unos 11 €/ kg.
  • Variedades para todo tipo de climas. Las mezclas de festuca rubra, ray grass y poa funcionan bien en la mayoría de las zonas (40 €/5 kg).

Sistema de riego

Si queremos que el césped se mantenga en buen estado durante todas las temporadas, es importante instalar un sistema de riego eficaz. Además de proporcionar agua al terreno, los sistemas automáticos ayudan a controlar las cantidades, evitando encharcamientos o zonas secas. Son una solución cómoda, práctica y funcional para mantener el césped en buen estado. Los tipos más habituales son:

  • Aspersores y difusores. Son el método más habitual para los jardines. Los aspersores difunden agua hacia delante, vaporizándola en un radio de 6 m. Pueden ser emergentes o móviles. Los emergentes surgen del suelo cuando se activan y se esconden después, mientras que los móviles se conectan a la boca de una manguera y permanecen siempre a la vista. En cuanto a los difusores, su radio de reparto es de entre 2 y 5 m y siempre son emergentes.Son los sistemas más habituales para las praderas de césped. Con sistema automático, estos sistemas tienen un precio de unos 5 €/m2, más 15 €/hora en mano de obra.
  • Por tuberías enterradas con goteo. El riego subterráneo está formado por redes de tuberías enterradas entre 5 y 50 cm por debajo de la superficie. Son sistemas invisibles que ayudan a ahorrar agua y resultan muy duraderos, aunque pueden encharcar el terreno y llegar a pudrir las raíces del césped. Estos sistemas no son muy habituales para césped, pero si se instalan bien y se hace un diseño adecuado pueden resultar muy eficientes. Un sistema de este tipo para una zona de césped tiene un precio que ronda los 30 €/m2, con programador incluido.
  • Riego automático. En ambos tipos de sistemas, la instalación de un programador automático en la toma o tomas de agua controlará las necesidades de riego de forma autónoma para facilitar la tarea y mejorar el aprovechamiento del agua.

Proceso

Con el terreno ya preparado, el paso siguiente es plantar el césped mediante el sembrado de las semillas o la colocación de los tepes. Los pasos siguientes son:

  • Abonado de fondo. El abonado de fondo consiste en nutrir el suelo para aportar los nutrientes necesarios para favorecer el crecimiento del césped. Normalmente se emplean abonos completos de liberación lenta.
  • Riegos. Conviene regar siempre antes de la salida del sol y no al atardecer. No hay que regar nunca al mediodía durante el verano, para evitar el efecto lupa de los rayos del sol sobre las hojas y la evaporación. En cuanto a la frecuencia, depende del tipo de suelo. Si está bien preparado y filtra adecuadamente, lo mejor es regar el césped con riegos frecuentes y de corta duración. Durante el periodo de implantación, conviene regar todos los días, y cuando las plantas ya hayan brotado reduciremos los riegos a una vez cada dos días. En general, en primavera y otoño conviene aportar 2-3 l de agua por metro cuadrado; en verano, entre 5 y 7 l por metro cuadrado. En invierno, en condiciones normales se puede llegar a suprimir el riego casi por completo.
  • Abonado de mantenimiento. Es importante aportar los nutrientes necesarios de forma constante, a medida que el césped consume los propios del suelo y los añadidos en el abonado de fondo. Lo más adecuado es añadir abonos de liberación lenta: mantendrán el césped en buenas condiciones durante un periodo entre 2 y 3 meses. El abono se aporta en la época de mayor crecimiento (marzo-abril), evitando el invierno (periodo de latencia) y los meses de calor.
  • Resembrado. Cuando pasa el invierno y llega la época de disfrutar del exterior, es posible que el césped esté algo deteriorado. En estos casos se pueden resembrar las zonas estropeadas y añadir un aporte de abono extra para mejorar su aspecto.

Precio

El precio del plantar césped en el jardín incluye la preparación del terreno, la siembra o colocación de los tepes y el abonado de fondo. A continuación se dan precios estimados para el plantado de césped en una zona de 20 m2.

  • El precio de plantar césped mediante siembra de semillas, incluyendo laboreo del terreno, aporte de tierra vegetal a granel con retroexcavadora y abonado de fondo es de 900 €. Si lo hacemos mediante colocación de tepes, el precio sube a unos 1.000 €.
  • Cuando no es posible utilizar retroexcavadora y hay que aportar la tierra a sacos con medios manuales (pala, azada y rastrillo), el precio de sembrar césped ronda los 1.550 €; el de colocar tepes está cerca de 1.660 €.
  • Añadir un sistema de riego automático por aspersores o difusores a la zona de césped incrementará el precio en unos 250 €. Si instalamos un sistema de riego enterrado por goteo con programador automático, el precio subirá a unos 600 €.

Los profesionales encargados de plantar césped son los jardineros.

Mantenimiento

El césped requiere un mantenimiento básico para lucir un aspecto impecable. Puede ser buena idea contratar los servicios de una empresa dedicada al mantenimiento de jardines, que realizará las siguientes tareas de forma eficaz y rápida:

  • Abonado. Es imprescindible nutrir el césped de forma regular durante las épocas de mayor crecimiento, sobre todo durante la primavera.
  • Corte o siega. El primer corte del césped debe dejar las plantas a una altura de entre 6 y 8 cm. En las siguientes siegas podremos ajustar la altura poco a poco a nuestro gusto. La siega es básica para que el césped tenga un aspecto estético, y para evitar enfermedades o la proliferación de hongos. Nunca se debe segar después del riego, siendo conveniente realizar esta tarea tras la puesta de sol.
  • Escarificado. Es un método de corte que se realiza cuando el césped está en malas condiciones, normalmente después del invierno. Consiste en eliminar todas las partes secas o enfermas mediante un corte de unos 4 cm, para que las plantas broten luego con más fuerza.
  • Eliminación de plantas no procedentes, plagas, hongos y enfermedades. Se pueden erradicar usando tratamientos herbicidas, plaguicidas y fitosanitarios. Lo puede hacer el propietario o contratar a una empresa de mantenimiento de jardines. Las empresas de control de plagas no suelen realizar estas tareas, ya que las plagas del césped no se tratan igual que las demás.

Extras

Decoración en zonas de césped

A las zonas o praderas de césped se les puede añadir interés mediante la inclusión de caminos, comedores de exterior, pequeños patios, etc. Para ello, lo más inteligente es usar suelos de baldosas o suelos de madera de exterior.

Sistema de drenaje

Si el terreno tiende a encharcarse, es importante crear un sistema de drenaje previo para evitar problemas posteriores. Para crear un buen drenaje, durante la preparación del terreno, se puede establecer una ligera inclinación en este para que el agua se deslice hacia una zona de evacuación. Esta zona puede ser una zanja provista de una canaleta, con la que evitaremos que genere acumulaciones e incluso se puede aprovechar el agua para el riego. El precio medio de 4 m de canaleta instalada ronda los 350 €.

Césped artificial

Una buena alternativa al césped natural es el césped artificial, que apenas requiere mantenimiento y permanece en buen estado todo el año. Para un jardín de 20 m2, el precio medio de la colocación de césped artificial ronda los 470 €.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Permisos. No es necesario pedir permiso al Ayuntamiento ni a la comunidad de vecinos para plantar césped en el jardín.
  • Compostaje. Reutilizar los residuos orgánicos de la vivienda o el huerto para crear compost es una buena alternativa. Si vamos a utilizar compost en el césped, hay que tener cuidado porque puede provocar la aparición de setas y hongos. No son perjudiciales, pero pueden resultar poco estéticas. En el caso del césped, es más aconsejable elegir abonos y fertilizantes adecuados.
  • Pájaros y hormigas. Durante la siembra del césped, los pájaros y algunos insectos como las hormigas se llevan gran parte de las semillas. Frente a este problema, la solución pasa por utilizar tepes en lugar de semillas o por emplear recursos como las mallas antipájaros (14 €/10 m) o las semillas con repelente para pájaros (unos 9 €/1 kg), así como insecticidas antihormigas.
  • Uso deportivo. Para usos deportivos, el césped debe tener una gran resistencia a la pisada y el tránsito. Lo normal es que incluyan variedades de semillas como el lolium perenne y la poa pratensis, que además son de implantación rápida.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de plantar césped varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: