Precio de una puerta lacada blanca instalada

De media, instalar una puerta lacada blanca cuesta unos 350 €.

En esta guía

¿Por qué instalar una puerta lacada blanca?
¿Qué es un lacado?
Tipos de puertas lacadas
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta instalar una puerta lacada blanca?

Una puerta lacada blanca está formada por una base de MDF, un tablero de partículas de madera aglomeradas con resina, cubierta por varias capas de laca blanca. La laca se aplica con pistola en una cabina especial, ubicada normalmente en un taller o fábrica. Las puertas lacadas son más lisas, uniformes y compactas que las puertas pintadas de blanco, ya que su acabado es de mejor calidad.

El precio medio de una puerta lacada blanca instalada con 4 cuarterones, herrajes, transporte e instalación es de 350 € aproximadamente.

¿Por qué instalar una puerta lacada blanca?

Las puertas lacadas blancas presentan una serie de ventajas que mejoran la decoración de los espacios. Estas son las más interesantes:

  • El color blanco refleja la luz, lo que aumenta la luminosidad de la vivienda.
  • Crean una sensación de amplitud visual muy atractiva.
  • El color blanco combina bien con cualquier otro tono o estilo de decoración.
  • Estéticamente son más modernas y vanguardistas que las de madera.
  • Al estar fabricadas con materiales manufacturados no se contraen o dilatan por los cambios de temperatura, por lo que no se suelen atascar ni rozar el suelo.
  • Los lacados blancos se limpian bien con detergente neutro y agua.
  • Es una forma más sencilla y económica de renovar las puertas que cambiarlas.

En cuanto a los inconvenientes, no son muchos:

  • Las puertas lacadas blancas de buena calidad son caras.
  • La suciedad se ve más sobre las puertas lacadas blancas que sobre la madera.

¿Qué es un lacado?

El lacado es el proceso destinado a proporcionar un acabado uniforme, liso y compacto a una puerta o mueble. El acabado está formado por varias capas de pintura, normalmente esmalte-laca o laca nitrocelulósica.

El primer paso es aplicar una imprimación sobre la hoja de la puerta sin tratar. Una vez seca, la pintura se aplica en capas finas mediante pulverización con pistola. Lo más habitual y recomendable es hacerlo en una cabina de lacado, para evitar que el polvo o la suciedad se depositen sobre la laca fresca. En los lacados de mayor calidad, cada capa de pintura se lija con lija muy fina para lograr un acabado liso y pulido.

Una vez terminado el lacado, conviene que la puerta pase al horno de secado para acelerar el proceso y mejorar el acabado final.

El grosor y calidad del lacado se mide por los gramos de laca por m2. A mayor gramaje, mejor calidad tendrá el acabado. Una puerta lacada de calidad aceptable debe tener un gramaje de 300 gr en adelante.

Tipos de puertas lacadas

Las puertas lacadas blancas se clasifican en distintos grupos de acuerdo a dos factores: el material del que está fabricada la base, el tipo de lacado y el acabado.

Según el material

Dependiendo del material del que esté fabricada la puerta, pueden ser:

  • Puertas macizas. En este caso existen dos opciones: madera maciza y MDF. Las puertas de madera maciza apenas se utilizan para lacar, ya que el MDF da mejores resultados y resulta más económico. Suelen pesar unos 30-35 kg; si son de alta calidad rondan los 55-60 kg. Son más resistentes, compactas y aislantes, pero también más pesadas y más caras; cuestan alrededor de unos 119 €.
  • Puertas huecas. Están realizadas con paneles alveolares formados por dos láminas finas de MDF de 3 mm de espesor con alma de cartón en nido de abeja. Son económicas (desde 80 €) y ligeras: pesan entre 12 kg y 16 kg. Son menos resistentes y aislantes que las macizas.

Según el tipo de lacado

El término “lacado” se utiliza de forma indiscriminada para distintas técnicas, pero no todas se consideran como tal. Aquí desglosamos las diferencias:

  • Puertas prelacadas. Llevan las iniciales PL en el embalaje. Son puertas de DM con dos primeras manos de fondo (imprimación), listas para ser terminadas de lacar una vez instaladas. Sin transporte, instalación ni acabado, una puerta prelacada sale por unos 90 €.
  • Puertas pintadas o semilacadas. Son puertas pintadas tras su instalación, con pistola o rodillo y laca. Las lacas más caras tienen una duración mucho mayor que las económicas, alcanzando los 15 años en perfectas condiciones. El proceso puede durar entre 4 días y una semana, dependiendo de la calidad del acabado. El precio de lacar las puertas ronda los 150-250 € por puerta, incluyendo los marcos.
  • Lacadas en taller o fábrica. Las puertas se lacan en una cabina sellada, con pistola y compresor y lacas de alta calidad. Este tipo de puertas se pueden comprar desde 170 €, sin transporte ni instalación.

Las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de acabados para puertas son:

Tipo de puertaVentajasInconvenientes
PrelacadaMás económicasHay que terminarlas una vez instaladas
Pintada o semilacadaBuena opción para recuperar las puertas de la casa sin tener que cambiarlas

Debe pintarlas un profesional

Se deben utilizar productos de buena calidad

Hay que aplicar varias capas con lijados intermedios

Son caras

Lacada en taller o fábrica

La opción más aconsejable

Llevan un proceso de secado en horno que endurece el acabado

Superficie lisa, compacta y uniforme

Las de calidad son caras

Se pueden estropear durante el transporte y montaje

Según el acabado

Dependiendo de este factor, las puertas lacadas blancas pueden ser mates, es decir, sin ningún brillo, satinadas, que están a medio camino entre el acabado mate y el brillante, y brillantes.

El acabado no influye en el precio final. En las puertas lacadas mates la suciedad resulta más visible, mientras que las brillantes pueden quedar demasiado llamativas. El acabado satinado es el más popular y el que mejores resultados ofrece.

Precio

En el precio de instalación de una puerta lacada blanca se incluyen distintos elementos. Podemos encontrar puertas huecas prelacadas lisas desde 80 €, y lacadas en taller o fábrica desde 170 €.

A estos precios hay que añadir la terminación de la puerta una vez instalada, que solo es necesario para las prelacadas (unos 100 €), y el transporte e instalación, que costará entre 55 y 65 € si el cliente vive en la provincia donde se encuentre la empresa. Si la puerta es maciza, el coste subirá unos 40-50 €.

Los precios suben cuando hablamos de puertas lacadas blancas con vidrieras, molduras o cuarterones, que son paños rectangulares o cuadrados en relieve o hundidos y que a veces están enmarcados con molduras.

Las puertas lacadas las instalan los carpinteros y montadores. Si hay que terminar de lacarlas una vez instaladas o queremos que laquen las puertas de casa, entonces el profesional encargado será el pintor lacador.

Extras

Puertas decoradas

Las puertas lacadas blancas pueden ser lisas o ir decoradas con cuarterones o plafones (desde 150 €) o líneas fresadas (desde 133 €). Una puerta vidriera puede costar desde 130 € en adelante con 3 paneles.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Normativa. Para instalar puertas lacadas, lacar las puertas de casa o cambiarlas por otras lacadas no es necesario solicitar permisos al Ayuntamiento ni a la comunidad de vecinos.
  • Limpieza. Las puertas lacadas blancas se limpian con una bayeta de microfibra y agua. Conviene no utilizar productos con aceites, ceras o estropajos abrasivos que pueden dañar la laca. Si hay manchas de grasa, podemos intentar quitarlas con un producto quitagrasas, agua y paño suave.
  • Materiales. El acabado lacado es adecuado para puertas de madera/MDF. En otros materiales como el cristal o el PVC no da buen resultado: al no ser porosos, estos materiales no agarrarán bien la imprimación y el acabado posterior.
  • Alternativas. Las puertas de interior se pueden pintar con esmalte-laca blanco satinado (unos 50 €/4 l) y rodillo de lacar (2,58 €). Es un trabajo que lleva tiempo, pero se pueden obtener buenos resultados a un precio mucho más económico. Sin embargo, la pintura no crea un acabado tan perfecto y profesional como el lacado.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos