La ventilación de una casa, desde un punto de vista técnico, tiene que ver únicamente con la calidad del aire, aunque en la práctica también se relaciona con el confort térmico. Normalmente, en las casas existe ventilación forzada en los cuartos de baño sin ventanas, donde se coloca un shunt para extraer los malos olores y la humedad, y en las cocinas, en las que es indispensable contar con una campana extractora de humos. También es necesaria la instalación de rejillas de ventilación cuando el tipo de caldera y su ubicación así lo exigen, así como en garajes y trasteros.

Una buena forma de renovar el aire de la casa es a través de la función de ventilación de la que disponen los sistemas de aire acondicionado, especialmente aquellos que funcionan por conductos, dando servicio a varias estancias.

El coste de canalizar los conductos para una instalación de aire acondicionado puede ascender a unos 40 € el metro lineal.

Proyecto Precio
Instalar ventilador de techo 460 €