Los servicios de mudanzas permiten realizar el traslado de muebles personales y enseres entre distintas ubicaciones de una forma cómoda y segura, a cargo de personal especializado en su manipulación y transporte, así como en el montaje y desmontaje de los elementos que lo requieran. Suelen incluir material de embalaje, como cajas de cartón y plástico de burbujas.

Además, las empresas de mudanzas suelen prestar servicios de guardamuebles, es decir, almacenaje en contenedores dispuestos en naves a tal efecto.

Los precios de las mudanzas son muy variables, y se suelen calcular en función de los metros cúbicos necesarios para su transporte y, en su caso, almacenaje. Para tener una idea del precio medio del servicio, calcula que para un piso de 100 m2 con un acceso normal y transporte dentro de la misma ciudad o un radio cercano, una mudanza básica con una empresa profesional cuesta entre 500 y 800 €.