Nada como una mano de pintura para dar un aspecto pulcro a una vivienda o para cambiar su aspecto renovando solo el color. Es tal el resultado de los trabajos de pintura a cargo de profesionales que puede parecer que estás estrenando casa nueva. Y no hay mejor forma de higienizar superficies que pintarlas.

Los tipos de trabajos que hacen los pintores profesionales pueden variar mucho, tanto en lo relativo a los espacios, que pueden ser interiores o fachadas, como a las técnicas empleadas o los tipos de pinturas que emplean: cal, temple, pintura plástica o estuco, entre otras. Además, los pintores realizan tratamiento de humedades e impermeabilizaciones, y algunos se han especializado incluso en el lacado de puertas y muebles.

Calcular la tarifa de un pintor dependerá de todas estas variables y otras. Pintar una vivienda de 50 m2 puede costar de media unos 1.200 €, salvo si es necesario retirar gotelé, que puede duplicar el precio.

Proyecto Precio
Tratar humedades 5.500 €