La del técnico de seguridad es una figura cada vez más valorada, a medida que la legislación avanza en este campo y todos tomamos conciencia de su importancia. Hay empresas dedicadas ya íntegramente a la asesoría en temas de seguridad residencial que, por un lado, implementan medidas relacionadas con la protección antiincendios, y por otro, instalan alarmas de seguridad a la medida de las necesidades de sus clientes y sus viviendas.

Son variados los sistemas que se pueden implantar, desde muy simples a muy sofisticados: detectores de humo y extintores de incendios, sensores de movimiento, cámaras de vídeo con conexión Wi-Fi, alarmas sonoras disuasorias con aviso a centrales de alarmas o a la policía, habitaciones del pánico... En realidad, se pueden implementar tantos dispositivos como presupuesto tenga el cliente.

La instalación de una alarma media conectada a una central y con tres sensores de movimiento en un unifamiliar estándar cuesta unos 250 € - 300 €, más una cuota mensual de otros 45 €.

Proyecto Precio
Instalar alarma 750 €
Instalar detector de humo 800 €