Precio de una fachada de piedra

El precio medio de construir una fachada de pidra es de entre 65 €/m2.

En esta guía

Ventajas e inconvenientes
Lo que hay que saber
Tipo de piedras
Precios
Normativa

¿Cuánto cuesta construir una fachada de piedra?

Las fachadas de piedra son un clásico en la construcción. Lo más habitual hace años era que la edificación de los edificios se realizase directamente en piedra, con lo que la fachada quedaba sin revestir, mostrando su estructura. Hoy día también se construyen las casas con ladrillo o bloques de hormigón, para después revestir el exterior con distintos tipos de piedra, en total o sólo por algunas partes (zócalos, esquineras...).

Las fachadas de piedra las levantan o revisten los albañiles.

El precio medio de instalar una fachada de piedra oscila entre los 55 €/m2 y los 70 €/m2 dependiendo del tipo de piedra y del grosor del muro.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Construir una casa en piedra es una buena idea, ya que es un material natural y un buen aislante térmico. Además, nos ahorraremos el tiempo y el dinero que se tarda en revestir la fachada, ya que se puede dejar tal cual.
  • La piedra ofrece una estabilidad térmica notable en el interior del edificio, siempre que las paredes tengan un grosor de 50 cm o mayor.
  • La piedra es atractiva y estética, y es una excelente forma de impermeabilizar las fachadas.
  • Todas las regiones tienen piedras características, que resultan las más adecuadas para las fachadas y, además, salen más económicas.
  • Existe la opción de emplear piedra sintética para revestir las fachadas, lo que abarata considerablemente los costes.
  • La piedra es un material muy duradero y resistente que no precisa apenas de mantenimiento.
  • Al igual que en cualquier otro tipo de construcción, podemos escoger entre fachadas ventiladas y autoportantes.

Inconvenientes

  • La piedra es más cara que el ladrillo cara vista y que el ladrillo revestido o los bloques de hormigón, aunque si edificamos directamente el edificio en piedra, nos ahorraremos la mano de obra y los materiales necesarios para revestir el exterior.
  • No es posible encontrar todas las variedades de piedras en todas partes; a veces hay que traerlas de lejos, con la consiguiente subida de precio por el transporte.
  • Para colocar piedras, sobre todo en lo que respecta a edificación, suele ser necesario que lo hagan profesionales especializados. Además, se tarda más en colocarlas, lo que aumenta los costes en mano de obra.

Lo que hay que saber

Si la fachada de nuestra casa es de ladrillo o bloques de hormigón y decidimos colocar un revestimiento de piedra para impermeabilizarla, protegerla y decorarla, deberemos tener en cuenta ciertos aspectos.

Las ventajas de estos revestimientos son innegables; aportan resistencia, durabilidad, estanqueidad, aislamiento térmico y acústico y una estética inmejorable. Pero también tienen sus inconvenientes. La falta de adherencia del soporte puede provocar caídas de las lajas de piedra, con el consiguiente riesgo de accidentes. Además, si las piedras no están bien colocadas se pueden generar fisuras y grietas en el revestimiento, así como roturas en el material debidas a los cambios de temperatura.

A la hora de colocar el revestimiento de piedra, hay que comprobar que las piezas son de buena calidad y lo suficientemente resistentes. El acabado pulido es más recomendable que el basto, ya que evita la acumulación de suciedad en la superficie. La suciedad es precisamente la que origina la aparición de mohos y líquenes, que pueden terminar destruyendo el material y causando roturas y grietas.

Las piedras se fijan a las fachadas mediante mortero de cemento especial para exterior y/o resinas especiales. A estos productos se les añade el empleo de anclajes de metal especiales para evitar desprendimientos. También es importante que entre las piedras haya suficiente espacio como para permitir la dilatación y los movimientos del material, debidos a los cambios de temperatura.

Hoy en día hay canteras sobreexplotadas que resultan una agresión al medio ambiente. No está de más informarse del origen de la piedra que vayamos a emplear en la construcción o revestimiento de nuestra casa.

Tipo de piedras

Además de las características de las diferentes regiones, las variedades de piedra más comunes en la construcción y revestimiento de fachadas son:

TipoCaracterísticas

Granito


Muy dura
Gris 
Se utiliza en forma de sillares tallados 

Para edificación y decoración/revestimiento de fachadas

Adquiere pátina antigua con el tiempo

Más resistente a las agresiones de la intemperie

Pizarra


Forma laminada, como lajas oscuras

Flexibles 

Muy impermeables

Fáciles de pulir

Útil para impermeabilizar fachadas

Excelente para cubiertas

Arenisca

Compuestas básicamente de cuarzo

Las hay más blandas y fáciles de tallar, y más duras y resistentes

No resiste bien la humedad

Adquiere pátina antigua con el tiempo

Cuarcita

Color blanquecino o amarillo muy claro

Compuestas principalmente de cuarzo

En forma de lajas 

Utilizada en mampostería, revestimientos y suelos

Caliza

Compuesta en su mayoría por carbonato cálcico

Muy afectadas por la contaminación ambiental 

Atractivos tonos ocres y beiges muy combinables con madera


Precios

Revestir fachadas con piedra arenisca, incluyendo mano de obra, material y andamios, cuesta alrededor de 55 €/m2. Con piedra caliza irregular, unos 65 €/m2 en adelante. Se pueden levantar muros de piedra, desde 70 €/m2 material más mano de obra, dependiendo del tipo de piedra y el grosor del muro.

Normativa

  • En viviendas independientes no existen impedimentos para revestir o edificar las fachadas según se quiera, a menos que se trate de edificaciones protegidas o que deban respetar una determinada estética.
  • Por lo general hay que solicitar una Licencia por Actuación Comunicada, que se solicita al Ayuntamiento. Es necesario llevar la documentación del inmueble, fotos de interior y exterior, y el presupuesto estimado. Tras esperar quince días, si no hay noticias del Ayuntamiento denegando la obra o requiriendo más información, se puede comenzar.
  • En viviendas que formen parte de urbanizaciones, siempre hay que solicitar permiso a la comunidad de vecinos para cambiar el aspecto exterior de la fachada de la casa.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  
Última actualización:   
Metodología y recursos