cost guide icon
 

Precio de una mudanza

Contratar un servicio de mudanzas cuesta, de media, 1.050 €.

En esta guía

¿Por qué contratar un servicio de mudanzas?
Tipo de transporte
Tipo de mercancías
Accesibilidad a la vivienda
Destino
Seguro
Precio
Extras
¿Qué más hay que tener en cuenta?

¿Cuánto cuesta contratar un servicio de mudanzas?

Una mudanza consiste en el transporte de todos o parte de los enseres, objetos y accesorios de un inmueble hacia otro lugar. Normalmente las mercancías se llevan a otro inmueble, aunque a veces se transportan a un guardamuebles, un almacén o algún otro emplazamiento provisional.

El precio medio de una mudanza entre dos pisos de 2 habitaciones, uno de los cuales situado en una segunda planta sin ascensor, ambos dentro de la misma localidad y con seguro de transporte incluido es de 1.050 €.

¿Por qué contratar un servicio de mudanzas?

Hay muchas razones para contratar un servicio de mudanzas en lugar de hacer el transporte nosotros mismos. Estas son las más interesantes:

  • La mudanza es más rápida y eficaz.
  • No hay que gestionar permisos ni licencias: las empresas se hacen cargo de todo.
  • Las empresas de mudanzas cuentan con seguros que asumen costes de roturas, deterioros, pérdidas, etc.
  • Los profesionales se encargan de transportar objetos muy grandes, incómodos y pesados que de otra forma sería imposible.
  • Cuentan con métodos para transporte de objetos delicados o valiosos.
  • Si no hay ascensor o los muebles no entran por las puertas, disponen de sistemas para introducirlos o sacarlos por las ventanas.
  • Aportan todo el material necesario: cajas, embalajes especiales, plásticos, cinta adhesiva, mantas…

Por otra parte, las desventajas de contratar un servicio de mudanzas son:

  • No contratarlo sale más económico, aunque a veces no merece la pena considerando el tiempo invertido, el trabajo duro o los daños que pueden causarse a los muebles.
  • Si no se contrata este servicio, se puede hacer la mudanza en cualquier momento, sin tener que cuadrar horarios y días con la empresa.

Por otra parte, suele merecer la pena invertir en una empresa con garantías y experiencia que nos evite quebraderos de cabeza y cuente con distintos servicios para contratar.

Tipo de transporte

Las empresas de mudanzas utilizan distintos tipos de medios de transporte, dependiendo de la mudanza. Lo normal es que recurran a camiones de diferentes formatos.

Las empresas suelen contar con flotillas propias, aunque en ocasiones se hace necesario alquilar vehículos especiales. Según las características de los inmuebles y el volumen/tipo de los enseres a transportar, los tipos más habituales son:

VehículoCaracterísticasMercancía

Camiones de carga ligera

Pueden ser ligeros, livianos o semi-livianos

Perfectos para zonas urbanas y calles estrechas

Todo tipo de muebles, enseres y cajas que no superen determinada envergadura

Camión capitoné

Con altura especial

Llevan las paredes protegidas y acolchadas

Muebles, enseres y cajas grandes y/o delicados

Camión con plataforma elevadora

Llevan una plataforma trasera que introduce los muebles y las cajas en el camiónTodo tipo de muebles, enseres y cajas

Tráiler

De gran tamaño

Para mudanzas compartidas o de grandes distancias

Todo tipo de muebles, enseres y cajas

Camión con grúa o elevador

Llevan un brazo articulado mecánico con una plataforma o grúa

Suben e introducen los muebles por ventanas o balcones

Muebles muy grandes y pesados

Camión portacontenedores

De gran tamaño

Adaptados para la carga de contenedores para barcos o trenes

Para cargas marítimas y contenedores de guardamuebles


Tipo de mercancías

El factor que más influye en el precio de una mudanza son las mercancías, sobre todo la cantidad de enseres que se vayan a transportar. Las empresas de mudanzas calculan el volumen de mercancías a transportar en metros cúbicos, y lo multiplican por un coste que oscila entre 40 € y 70 € por metro cúbico.

La mayoría de las empresas ofrecen también el servicio de embalaje y desembalaje de las mercancías; si el volumen es mucho, merece la pena contratarlo. Este servicio tiene un coste extra que suele corresponder aproximadamente al 30% del presupuesto de la mudanza.

Las cajas de cartón son otro coste añadido, su precio ronda los 3 € por caja. Las empresas que usan cajas reutilizables contribuyen al cuidado del medioambiente; además no hay que guardarlas o tirarlas después, ya que los operarios pasarán a recogerlas cuando están vacías. Emplear este tipo de cajas puede suponer una reducción de entre 30 € y 40 € en el precio final.

Accesibilidad a la vivienda

Otro de los factores que influyen en el precio de una mudanza es el tipo de inmuebles de origen y destino. Si se trata de casas, pisos o locales accesibles, a pie de calle o con un ascensor amplio en el que se puedan bajar y subir las mercancías (y los enseres son tamaño medio o desmontables, que no necesiten operaciones especiales para su traslado), el coste siempre será menor.

En caso contrario, será necesario contar con camiones especiales con grúa o elevador. Si la empresa no cuenta con estos vehículos, deberá alquilar uno. El precio medio del alquiler ronda los 150 € por jornada.

Destino

El siguiente factor que tener en cuenta a la hora de calcular el precio de una mudanza es la distancia que hay entre los dos puntos de origen y destino de las mercancías. En este sentido, las mudanzas pueden ser locales, que son las más habituales, dentro de la provincia o de la comunidad autónoma, nacionales o internacionales.

En general, el presupuesto no varía si los inmuebles se encuentran dentro de la misma localidad y entre ellos no hay más de 50 kilómetros de separación. Cuando se supera esta distancia, hay que sumarle un coste de entre 0,50 € si el destino está dentro de la misma localidad y 0,80 € por kilómetro extra si está en otra localidad.

Las mudanzas internacionales tienen características especiales. Normalmente se realizan por medios terrestres, principalmente con camiones. El transporte en avión es otra opción, pero en este caso el espacio es más reducido. También se realizan por barco mediante contenedores. En este caso las cajas han de ser especiales para evitar el deterioro de las mercancías por la acción de la humedad o el salitre.

En general, el precio de una mudanza internacional se calcula a unos 80-90 € por metro cúbico de mercancías transportadas. A este precio hay que sumarle los gastos de aduanas y otros imprevistos que puedan surgir.

Seguro

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir la empresa de mudanzas adecuada es el tema del seguro.

Es obligatorio que el servicio elegido cuente con su seguro correspondiente, así como informarse perfectamente sobre las condiciones antes de firmar. A este respecto y para evitar problemas, una buena medida es contratar una empresa afiliada a organismos como la Federación española de empresas de mudanzas, la Organización castellana de empresas de mudanzas o entidades similares en las distintas comunidades autónomas. Las empresas afiliadas a estas organizaciones deben cumplir unos requisitos que garantizan su fiabilidad.

Los seguros que ofrecen las empresas son de dos tipos:

  • De responsabilidad civil. Cubren los daños que se puedan causar en los inmuebles durante las tareas de desmontaje y montaje, pero no cubren los daños a las propiedades. Suelen tener una franquicia de 300 € y están incluidos en el precio.
  • De transporte. Cubren los daños y la pérdida de objetos personales y también están sujetos a franquicia (entre 90 y 100 €). No son obligatorios y se contratan como extras. Si la empresa de mudanzas no cuenta con este servicio, conviene contratar a una aseguradora externa que lo cubra. El coste suele oscilar entre los 150 € y 180 €, pero depende de la distancia, las mercancías y otras características de la mudanza.

Si tenemos objetos de valor, merece la pena hacer un seguro específico que cubra roturas, desperfectos o pérdidas. El precio de estos seguros dependerá siempre del valor en el que estén tasados los objetos y la distancia que se vaya a recorrer. Las empresas de mudanzas no ofrecen este tipo de seguros, conviene contratarlos con aseguradoras independientes.

Precio

Tras valorar los aspectos que se han explicado, podemos calcular que el precio para una mudanza dentro de la misma localidad, entre dos viviendas de 1 habitación, situadas a pie de calle o con ascensor amplio y sin servicio de embalaje y desembalaje, es de unos 400 €. Si es de dos habitaciones, el coste se puede negociar a 700 €; y cuando son de tres habitaciones, el precio puede alcanzar los 900 €. Estos precios pueden aumentar o disminuir dependiendo de la cantidad de enseres a transportar.

Si añadimos el alquiler de un camión grúa o elevador durante una jornada, tendremos que sumar unos 150 € al precio total.

El servicio de embalaje y desembalaje para una vivienda de 1 habitación cuesta unos 150 €; para 2 habitaciones alrededor de 200 € y para 3 habitaciones unos 270 €.

El coste del seguro de transporte incrementará estos precios en unos 150 €.

Las mudanzas las realizan los operarios de mudanzas. Las empresas con garantías cuentan con operarios cualificados y proporcionan formación continua a sus trabajadores.

Los plazos para hacer una mudanza varían dependiendo del volumen de objetos que haya que trasladar y la distancia. Para un piso de tamaño medio entre dos inmuebles situados en la misma localidad, lo normal es que la mudanza no dure más de un día.

Extras

Guardamuebles

Muchas empresas de mudanzas ofrecen también servicios de guardamuebles. Son una buena solución cuando hay que dejar vacío un inmueble, pero aún no es posible trasladar los enseres a otro destino por distintas razones.

El precio de un guardamuebles se calcula en base al metro cúbico del espacio y está entre 7 y 10 €/m3 más IVA y seguro. Además, hay empresas que ofrecen el primer mes de guardado gratis si la mudanza se realiza con ellos.

¿Qué más hay que tener en cuenta?

  • Licencias. Si las viviendas de origen y destino tienen el acceso en una vía pública es necesario solicitar una “Licencia municipal de ocupación de la vía pública” con una antelación mínima de 72 horas. Las encargadas de tramitarlos son las empresas contratadas, pero conviene asegurarse de que está todo en orden.
  • Permisos. Algunos ayuntamientos también obligan a solicitar un “Permiso de carga y descarga”. Si las vías son muy estrechas y la mudanza va a cortar la circulación, será necesario solicitar el permiso específico.
  • Embalaje. Conviene apuntar lo que contienen las cajas y pegar una nota en cada una con el contenido. También es aconsejable marcar en cada caja en qué habitación hay que dejarla.
  • Enseres. También es importante hacer fotos previas a los enseres y objetos frágiles y valiosos, para poder demostrar que estaban en buen estado (y que existían) en caso de roturas o desapariciones.
  • Reclamaciones. Según el artículo 47 de la Ley 15/2009 de Transporte Terrestre de Mercancías (LOTT), la empresa es responsable de los daños en los enseres y de los retrasos en su entrega. Ante estos casos cabe interponer reclamaciones, preferiblemente durante las 24 horas siguientes a la mudanza, aunque la ley dispone un plazo de siete días hábiles tras la recepción de las mercancías.
  • Alternativas. Una alternativa económica a contratar una mudanza es hacerla nosotros mismos alquilando un camión o una furgoneta. Es un trabajo duro y cansado, pero si tenemos tiempo, ayuda y no hay mucha distancia, puede ser una alternativa. Entre el alquiler del vehículo y el material del embalaje, esta opción puede salir por unos 150-200 €.
  • Fechas. Si es posible, conviene realizar la mudanza en lo que se conoce como fechas “valle”, es decir, épocas de menos trabajo en las que los precios se abaratan. Suelen corresponder a los meses de otoño-invierno y a días laborables.
¿Te ha parecido útil esta guía?
  

El coste de contratar un servicio de mudanzas varía en función de la ciudad. Para obtener presupuestos gratis más específicos, indícanos tu código postal.

picture related to the guide
Última actualización: